Lo han visto 556 personas 2 minutos de tu tiempo

¿Cómo aislar térmicamente tu hogar?

Ya es invierno y las olas de frío han llegado para quedarse las próximas semanas con medias de apenas 7,6 grados, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). De una manera inversamente proporcional a las temperaturas, la factura de la luz no hace sino crecer. De hecho, según datos de la consultora ASE, esta subirá en 2019 un 8% respecto a 2018, que fue el año más caro desde 1998. Así que no está de más hallar soluciones que contribuyan a mantener la factura a raya especialmente gracias al aislamiento térmico del hogar. Las ventanas, puertas y suelos pueden ayudarnos en este difícil cometido de conseguir una temperatura estable y confortable que, de media, debe rondar los 20 grados, según aconseja Cruz Roja.

Una temperatura agradable en casa constituye una de las claves del confort en la vivienda. Asimismo, a nivel económico, un buen aislamiento térmico aprovecha al máximo el consumo energético al reducir las pérdidas de frío y calor, reportando un ahorro de hasta el 30% en calefacción, y de aire acondicionado en verano.

Con ello logramos, además, rebajar las emisiones de CO2 a la atmósfera, lo que reduce el impacto medioambiental del sobreconsumo eléctrico, pues los hogares son los responsables de consumir el 18,7% de la energía en España, según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE), un dato que evoluciona por encima del crecimiento de la población. Desde 2006, cuando se aprobó el Código Técnico de la Edificación, es obligatorio construir con un mínimo nivel de aislamiento de la mano de materiales térmicos que reduzcan la transmisión de calor e impiden la transferencia de calor de dentro a fuera y de fuera a dentro. Los aislantes pueden instalarse en cubiertas, fachadas, suelos, techos, tabiques interiores... Por ello, el citado instituto IDAE aconseja aprovechar cualquier reforma en casa para poner aislamiento y, de este modo, reducir la factura energética. 

Paredes y ventanas

Las paredes son clave a la hora de aislar térmicamente el hogar y, precisamente, cualquier intervención en ellas puede mejorar notablemente el aislamiento térmico. Unas paredes en malas condiciones o con materiales poco adecuados pueden representar una fuga permanente de energía, así que es importante invertir en reforzar su aislamiento para asegurarnos a largo plazo una vivienda valiosa energéticamente

En paredes, se recomienda usar (en su interior o entre dos muros) lana mineral de roca o fibra de vidrio, además de aislantes térmicos ecológicos como el corcho o el geotextil, a base de tela, de venta en centros especializados. Como soluciones adicionales, es importante también sellar con materiales como siliconas y masillas las grietas que pueda haber, así como revisar y sellar los marcos de puertas y ventanas que no aíslen totalmente. También pueden usarse frisos de madera en las paredes, que, sin duda, ayudarán a su aislamiento.

Los ventanales son zonas críticas para el aislamiento térmico pues, según Leroy Merlin, sufren una pérdida de energía de hasta el 15%, igual que los cristales simples. Estas superficies siempre son mejores energéticamente cuando hay ventanas eficientes con doble acristalamiento y una cámara de aire interior hermética. Como truco extra, contribuye a reducir la pérdida el hecho de bajar las persianas, así como el uso de cortinas gruesas. Incluso, según Fotocasa, se pueden recubrir los cristales con papel de burbujas para contener dicha pérdida. En general, el recubrimiento textil del hogar contribuye a su abrigo, especialmente las alfombras en el suelo.

 

 

Suelo y techo

También el suelo es un punto de fuga para la energía con hasta un 10% de pérdida, especialmente cuando hay sótanos inferiores. En general, son más aislantes los suelos de madera como los parqués, siempre que sean de cierto grosor, en torno a un centímetro, y bajo ellos se haya colocado un material aislante. Aparte, en suelos genéricos, es importante colocar sobre el forjado del hormigón una lámina de polietileno.

Batiendo récords en pérdida energética en el hogar, las cubiertas y techos pueden echar a perder hasta un 30% de la energía, de modo que son zonas a tener muy en cuenta para el aislamiento. Aunque no son lo mismo las cubiertas planas que las inclinadas, para su aislamiento hay que utilizar materiales con gran capacidad impermeable como poliestireno o poliuretano. En los techos interiores es mejor usar lanas minerales y geotextil.

Eficiencia energética en el interior

Más allá del aislamiento térmico del hogar, hay soluciones que pueden adoptarse en el interior para reducir el consumo energético y, en general, generar una situación de confort y eficiencia. De hecho, el consumo de energía dentro de las viviendas representa un 61% de la factura, muy por encima del 7,4% que representa la calefacción, por ejemplo. 

Los dispositivos son la gran fuente de consumo. El IDAE, por ejemplo, avisa de que el salvapantallas del ordenador que menos energía consume es el de color negro y recomienda monitores planos para consumir menos. En televisores (los grandes consumidores de energía después del frigorífico), elijamos pantallas LED, LCD (cristal líquido) y, por último, de plasma.

Otra recomendación básica es apagar el televisor y no dejarlo en modo espera o stand by. Conectar todos los equipos (televisores, dvd, TDT, consolas de videojuegos…) a un 'ladrón' o base de conexión múltiple, proporciona ahorros superiores a 40 euros anuales, según IDAE.

En cuanto al pequeño electrodoméstico , es necesario diferenciar entre los que realizan acciones mecánicas (como trocear o batir) y los que calientan (tostadoras y planchas), ya que los segundos tienen potencias mayores y, por ende, más consumo. Un uso racional ayudará a reducir el gasto, con trucos como aprovechar el calentamiento de la plancha para planchar grandes cantidades de ropa, o usar las dos ranuras de la tostadora para dos rebanadas a la vez. En el imaginario de la eficiencia energética siempre hay soluciones creativas e innovadoras.

Fotografías de Ben Neale y Nabila Fauzia en Unsplash
Temas relacionados



c