movi-image-volatilidad-reducir-impacto-inversiones-1
Envíanos sugerencias
Inversiones Personales
3 min de tu tiempo

Volatilidad: Qué es y cómo reducir su impacto en nuestras inversiones

23/06/2020

La crisis originada por la COVID-19 ha tenido un fuerte impacto en la economía global y los mercados financieros: los principales índices mundiales han experimentado caídas históricas, aunque en el último mes se ha producido cierta recuperación. En este contexto marcado por una gran incertidumbre, uno de los conceptos más relevantes para los inversores -sino el que más- es la volatilidad. Ante una crisis que afecta a todos los países, la evolución incierta del coronavirus y la falta de una vacuna, y otros elementos que acrecientan la sensación de que cada día surgen nuevos retos, la volatilidad de los mercados de renta fija, de renta variable, de divisas o incluso de materias primas se convierte en un elemento clave a la hora de tomar decisiones de inversión.

La volatilidad, del latín volatilis (que puede volar, líquido que se transforma en vapor), mide lo que varía el precio o la rentabilidad de un activo respecto a su media en un periodo de tiempo. En un lenguaje más técnico, la volatilidad trata de cuantificar la variabilidad o dispersión de un activo respecto a su tendencia central. Es decir, nos ayuda a diferenciar un activo financiero estable (siempre con valores cercanos a la media) de uno que no lo es.

MEDIR EL RIESGO Y REDUCIR SUS EFECTOS

Un posible rebrote del coronavirus, el anuncio de una posible vacuna o el retraso de una medicación, y la publicación de indicadores económicos afectados por la pandemia son solo algunos de los muchos factores que pueden aumentar la volatilidad de los mercados en estos momentos, afectando de manera positiva o negativa a los precios de los activos (renta fija y variable, materias primas o divisas). Ante este tipo de situaciones, hay activos que no solo presentan mayor riesgo por su propia naturaleza, sino porque además son más volátiles, ya que sus precios pueden sufrir cambios más explosivos, tanto al alza como a la baja.

Por ello, en momentos de elevada volatilidad e incertidumbre como el actual, es importante mantener la calma, ya que en el largo plazo la alta volatilidad desaparece. Ya lo advirtió Benjamin Graham, al señalar que “el mercado es esquizofrénico en el corto plazo pero recupera su cordura en el largo plazo”. Por ello, extender la inversión en el tiempo es una forma de minimizar el impacto de la volatilidad, ya que en el corto plazo la dispersión es mayor y disminuye con el tiempo. 

Puede interesarte: ¿Qué hago con mis inversiones cuando la Bolsa cae?

¿Pero cuánto suelen durar estos picos de elevada volatilidad? Si observamos el índice VIX, el código oficial del Índice de Volatilidad del Mercado de Opciones de Chicago, vemos que después de repunte de volatilidad en promedio se tarda 175 días en volver a los valores anteriores. Cuando este indicador muestra niveles superiores a 30, nos señala que hay miedo en el mercado. Sin embargo, existen pocos períodos en los que el VIX alcanza estos valores de elevada volatilidad y si se dan son solo durante un corto período de tiempo. 

¿CÓMO INVERTIR EL AHORRO?

Realizar una inversión siempre requiere llevar a cabo un análisis previo de nuestras necesidades -y más en un momentos de elevada incertidumbre-, tanto en el medio como en largo plazo. Para ello, es importante tener en cuenta la siguientes premisas: 

  • Diversificar ayuda a disminuir el riesgo. Invertir en carteras con múltiples tipos de activos para minimizar los movimientos del mercado.
  • Ser constante. Realizar aportaciones periódicas permite tomar posición en cada momento del ciclo económico
  • Ser paciente y mantener las posiciones es clave. Evitar entrar y salir de las inversiones, dado que se pueden perder los mejores días que suelen ocurrir en períodos de alta volatilidad

No es sencillo mantener la cabeza fría en esos momentos de gran volatilidad, pero, si contamos con un buen asesoramiento y respetamos los plazos de inversión, los mercados terminan recompensando al inversor constante. Eso sí: hace falta paciencia y, sobre todo, la ausencia de una urgente necesidad de disponer de los recursos invertidos.

Puede interesarte: La digitalización, la robótica y la sostenibilidad, opciones de inversión temática reforzadas por la COVID-19

 

movi-infografia-volatilidad-reducir-impacto-inversiones


 

 

-Temas relacionados-
up