movi-image-vendo-casa-propia-proptech-1
Envíanos sugerencias
Vivienda
3 min de tu tiempo

Vendo mi casa: ¿por cuenta propia, inmobiliaria o proptech?

Descubre el perfil de tu potencial comprador y vende tu casa en tiempo récord

Los motivos para querer cambiar de vivienda pueden ser múltiples pero, por regla general, necesitamos vender nuestra casa actual para poder hacer frente a la compra de una nueva (de distinto tamaño o localización, por ejemplo). Lo que nos lleva a las siguientes cuestiones: ¿Cuál es el método más rápido para vender una casa?, ¿cómo conseguir atraer potenciales compradores?

Define tu público objetivo

Antes de describir los diferentes métodos a los que podemos optar para poner en venta una casa, es necesario que reflexionemos y definamos claramente qué tipo de perfil de comprador podría estar interesado en adquirir nuestra vivienda.  

Para averiguarlo puedes empezar respondiendo las siguientes preguntas: 

  • ¿Qué tipo de vivienda vas a vender?
  • ¿Está situada en el centro de una urbe?, ¿se encuentra en un complejo residencial a las afueras? 
  • ¿Cuenta con los servicios más demandados por los compradores? Como ascensor, buena comunicación o parking, sobre todo en las ciudades. 
  • ¿Se trata de una vivienda de pequeñas dimensiones o, por el contrario, es una propiedad con muchos metros cuadrados?

En función de las respuestas, sabrás si tu cliente ideal es una persona soltera, una pareja, una familia con niños o si tiene mascotas.

Una vez identificado tu target, podrás realizar acciones dirigidas exclusivamente a sus intereses para que pongan el foco en tu vivienda.

Tres métodos principales para tres tipos de vendedores

1. Vender la casa por cuenta propia

Es lo que se conoce como venta de particular a particular. Si optas por esta opción, es importante que sepas que tendrás que reservar una buena parte de tu tiempo para esta operación.

La parte beneficiosa es que no tendrás que soportar ninguna comisión, ni cuota por la venta. Tú negociarás directamente con los compradores.

Si decides hacerlo tú mismo tendrás que:

  • Acondicionar la casa para ponerla atractiva a ojos de los compradores. Se conoce como homestaging.
  • Conseguir visibilidad y difusión offline y online. Es aconsejable redactar anuncios, colgar carteles de “se vende”, crear un anuncio en internet con un texto atractivo, realizar fotografías de calidad, publicar anuncios en diferentes portales inmobiliarios, realizar una tasación e informarte de la valoración de tu vivienda en el momento actual, entre otros procesos.
  • Contestar llamadas telefónicas y gestionar la agenda de visitas al inmueble.
  • Realizar toda la gestión burocrática y preparar la documentación en caso de vender el inmueble.

2. Vender a través de una agencia inmobiliaria

Delegar la venta de tu inmueble en una agencia inmobiliaria es una excelente opción si no tienes muchos conocimientos sobre el sector ni quieres dedicar demasiado tiempo a esta gestión. 

En este caso, tendrás que hacer frente al pago de una comisión por la venta de tu casa, que ronda entre el 3% y el 15% del precio de la vivienda en función del tipo de inmobiliaria. Por otra parte, también tendrás que pagar el IVA.

Esta opción es la más cara de las tres pero supone delegar completamente el servicio de venta y suele ser la más rápida. Puedes hacerlo de dos formas:

  • Mediante un contrato de exclusividad con la agencia, a la cual se le otorga el derecho de vender la propiedad en exclusiva durante un tiempo determinado. Si te decides por esta alternativa, debes de tener en cuenta la posibilidad de que si otra agencia te hace una buena oferta tengas que rechazarla.
  • Poner a la venta tu propiedad en varias agencias a la vez. Existe la creencia común de que esta es la mejor opción, ya que así tendrán que competir entre ellas para vender tu casa. Lo cierto es que a la mayoría no le gusta tener casas compartidas, por lo que esta opción no es muy atractiva para ellas.

 

movi-image-vendo-casa-propia-proptech-2

 

3. Vender con una proptech

Una proptech te ofrece el servicio de una agencia inmobiliaria con todos los beneficios de las nuevas tecnologías. Existen varias en nuestro país que están teniendo mucho éxito, ya que el propietario no pierde el control sobre la venta, recibe muchos servicios adicionales y no tiene que hacer frente al pago de altas comisiones.

La mayoría cobran una cuota fija sobre el precio de venta inferior a las comisiones de una agencia e incluye:

  • Herramientas de valoración de tu vivienda en tiempo real con datos catastrales actualizados.
  • Realización de fotografías de calidad para potenciar la venta de la propiedad.
  • Redacción y publicación de anuncios en los principales portales inmobiliarios.
  • Asesoramiento en los trámites legales.
  • Ayuda con la gestión de visitas al inmueble.

Ya conoces las tres vías principales para poner a la venta tu vivienda. Ahora tienes que averiguar cuál es tu perfil y el de tus compradores para agilizar la operación y que sea todo un éxito.

 
Fotografía de Karla Alexander en Unsplash
-Temas relacionados-
up