movi-image-vender-empresa-jubilacion-1
Envíanos sugerencias
Jubilación
3 min de tu tiempo

Vender la empresa para alcanzar una jubilación mejor

10/12/2020

El miedo a delegar se puede afrontar con un asesoramiento que ayude a optimizar la rentabilidad de la transacción

La capacidad de delegar es una de las cualidades más buscadas en los líderes empresariales. Y, en ocasiones, también una de las más complejas de llevar a cabo, ya que es una cuestión de confianza. Un tema más sensible, si cabe, cuando se relaciona con la cercanía de la jubilación y el momento de tomar la decisión de qué hacer con la empresa. 

Sara Werner, CEO de Cocunat, defiende en el Podcast de Banco Sabadell la importancia de “encontrar una persona mejor” para ejercer ese rol que el empresario abandona para retirarse. Esa es probablemente la tesis en la que se basan aquellos que, ante su inminente jubilación, organizan su relevo generacional o delegan la gestión de la compañía en el equipo que ellos mismos contribuyeron a formar. Sin embargo, existe una tercera vía, la venta del negocio, que para muchos se convierte en la alternativa más interesante. 

 

¿Por qué vender?

El propósito de un empresario que opta por vender su compañía, además de la continuidad del negocio, tiene que ver con la rentabilidad que busca para disfrutar de una jubilación más acomodada. 

Luis Baños, director de Abogados de Empresa, destaca que la venta es atrayente, sobre todo, por la capitalización de unos resultados “que nunca hay seguridad al cien por cien de que se vayan a obtener en un futuro” y por el “merecido descanso” tras toda una vida de dedicación en el negocio. 

Además de obtener un retorno que garantice una jubilación con total desahogo, se puede plantear la inversión de parte de ese capital con el objetivo de obtener una rentabilidad similar a la que se generaba dentro de la empresa, “sin la necesidad de dedicación y de trabajo que sí requiere un negocio”, añade Carlos Grande, socio de Abencys Reestructuraciones.

Una decisión meditada

Tomar la decisión de vender la empresa en la que se ha trabajado toda una vida es algo, generalmente, muy meditado. Baños señala que, una vez tomada la decisión, las dudas que surgen son “de tipo técnico”. En una línea similar, Grande afirma que “la mayoría requiere un asesoramiento previo que le ayude a ratificar su idea primigenia de vender. Esto ayuda a tener confianza sobre la decisión que va a tomar”.

En este sentido, ambos expertos señalan que las personas que han vendido sus compañías se declaran totalmente satisfechas. Son pocos los casos en los que se da marcha atrás en la decisión, y esas escasas excepciones se deben a que “la familia acaba continuando con el negocio, evitando de este modo que pase a manos de terceros”, relata Grande.

Cómo estimar el valor de una empresa

Tras años de dedicación intensiva a una compañía, no es fácil mantener la objetividad. De hecho, los vendedores “suelen dar mucho valor a elementos emocionales, que para los compradores son escasamente relevantes”, señala Baños. Grande, por su parte, destaca que “para el comprador, el precio viene determinado en muchas ocasiones por sinergias con otros negocios existentes de su propiedad”.

El potencial de la rentabilidad también está altamente influenciado por recibir un asesoramiento adecuado. Encontrar el punto de unión entre lo que pretenden las partes es fundamental para que ambas salgan satisfechas. El principal problema que suele surgir cuando no se cuenta con el asesoramiento conveniente tiene que ver con cuestiones jurídicas, tanto sobre los contratos y los plazos como posibles contingencias y tareas de optimización fiscal. 

Seguir en el mismo sector

Aunque no existe un perfil estándar de comprador para este tipo de operaciones, los expertos coinciden en encontrar compradores del mismo sector como una de las fórmulas que garantizan una mayor rentabilidad. Suelen estar interesados en ampliar su cartera de clientes o catálogo de productos, escalando su actividad dentro del mismo segmento del mercado, y son capaces de valorar la compañía de forma más positiva.

Tampoco se debe descartar la posibilidad de llegar a un acuerdo con “fondos de capital riesgo, más centrados en la salida al cabo de unos años mediante la maximización de los resultados”, indica Baños. Además, los expertos también señalan algunos casos de emprendedores interesados en crecer de manera exponencial con este tipo de operaciones.

-Categorías y etiquetas-
up