movi-image-viaje-municipios-exclusivos-espana-1
Envíanos sugerencias
Vivienda
4 min de tu tiempo

Un viaje por los municipios más exclusivos de España

30/11/2020

Las localidades con los precios de vivienda más altos comparten una oferta limitada y un entorno atractivo para residentes nacionales y extranjeros

Los metros cuadrados más exclusivos de España se encuentran en Formentera (Islas Baleares), donde villas y chalés se suceden junto a playas de arena blanca. Se trata de la zona más codiciada por compradores con un alto nivel adquisitivo que ven en su entorno idílico una oportunidad para encontrar viviendas únicas. 

En España, las localidades con los mayores precios de venta de vivienda tienen en común: construcciones lujosas, entornos atractivos y una alta calidad de vida asegurada. Y, además, gozan de un mercado estable que no se ha visto afectado por la crisis de la COVID-19.

Puede interesarte: El mercado de la vivienda, ¿cómo ha cambiado con la COVID-19?


Formentera, una isla exclusiva con playas paradisíacas

En agosto de 2020 y de acuerdo con los datos del portal inmobiliario Idealista, el precio medio de vivienda en venta en España era de 1.735 euros por metro cuadrado. Sin embargo, en las zonas más exclusivas este precio llegó a multiplicarse por cuatro.

Es el caso de Formentera, que encabeza la lista de Idealista de los 25 municipios más caros para comprar una vivienda en España. El precio medio por metro cuadrado en la isla alcanzó en agosto los 7.643 euros, un valor muy por encima de la media nacional y de la media de las Islas Baleares, que se situaba entonces en los 3.060 euros por metro cuadrado.

Esta isla del Mediterráneo, la menos poblada del archipiélago balear, es el mejor ejemplo para ilustrar la exclusividad de los municipios más caros. “Las personas que compran sus viviendas en Formentera son, en su mayoría, extranjeras y con un poder adquisitivo alto o muy alto”, explica Felip Portas, socio de MA Formentera Houses. Entre otras cualidades de la zona, cita “el pequeño tamaño de la isla, una marca turística muy potente detrás y playas que año tras año se posicionan entre las mejores del mundo”.

De acuerdo con Portas, la mayoría de las viviendas se destinan a usos de segunda residencia y vacacionales. Hasta hace algunos años el mercado lo compartían, sobre todo, compradores nacionales e italianos, pero recientemente se ha visto un cambio en la tendencia: “Está entrando con fuerza el mercado francófono, franceses, belgas y suizos, cuyo interés va en aumento”, explica. 

Uno de los motivos detrás de los elevados precios en este enclave es, además de su entorno privilegiado, el hecho de que la oferta es muy limitada. “Es un sitio muy pequeño con muy pocas propiedades”, señala Portas. “El mercado de la oferta no da para más, ya que no hay suelo urbano para hacer nuevas construcciones. La mayoría son casas esparcidas por el territorio, y hay también mucho suelo rústico”. De hecho, la isla forma parte del Parque Natural de Ses Salines, que también incluye a Ibiza, por lo que, además, tiene medidas especiales de protección. Por ejemplo, el único modo para acceder a ella es en barco desde Denia (Alicante) o Ibiza y solo se pueden utilizar coches y motos en su territorio previa autorización del Consell Insular. 

Entornos privilegiados y calidad de vida

Las tres localidades que siguen a Formentera en la lista de municipios más cotizados se encuentran también en las Islas Baleares. Se trata de Deyá (Mallorca), con un precio de venta de 5.909 euros por metro cuadrado; Sant Joan de Labritja (Ibiza), con 5.165 euros por metro cuadrado, y la ciudad de Ibiza, con 4.910 euros por metro cuadrado.

“Los cinco municipios más caros en España a la hora de comprar un inmueble tienen en común una limitada oferta de vivienda, en la que abundan tipologías exclusivas como villas y chalés, unida a limitaciones geográficas que impiden que esta oferta crezca en los próximos años”, sostienen los expertos de Idealista. En cuanto a las Islas Baleares hay que añadir un entorno único y un clima mediterráneo que garantiza la calidad de vida a lo largo de todo el año. 

Otras comunidades autónomas españolas que cuentan con representación en la lista de las regiones más caras son País Vasco, Cataluña y Comunidad de Madrid. La primera acoge la quinta localidad más cara, San Sebastián (Guipúzcoa), donde el metro cuadrado alcanza una media de 4.818 euros. 

La capital donostiarra goza de un entorno dinámico con una buena situación socioeconómica, además de buenos servicios, seguridad y una ubicación próxima a la costa y a la naturaleza. En este caso, un gran porcentaje de las viviendas se destina a primeras residencias. “Entre la demanda nacional destaca la preferencia por la primera residencia, sobre todo en el caso de la ciudad de San Sebastián o de Ibiza”, explican desde Idealista.

El sexto puesto en la lista está ocupado por Baqueira (Lérida), con un precio de 4.793 euros por metro cuadrado. La representación madrileña ocupa el duodécimo puesto con la propia capital, que alcanzó un precio por metro cuadrado de 3.687 euros en el mes de agosto. 

Un mercado poco afectado por la COVID-19

Durante el último año, y de acuerdo con los datos de Idealista, el precio medio de venta se ha mantenido estable en las Islas Baleares. Desde MA Formentera Houses afirman que tampoco han notado un cambio en los precios derivado de la crisis provocada por la COVID-19: “No hemos identificado una bajada de precios, pero tampoco la vimos en 2008”, asegura Portas. “Con estas últimas crisis hemos detectado que, al ser Formentera un sitio pequeño y exclusivo y depender de clientes con un poder adquisitivo muy alto, las crisis le afectan poco”.

Independientemente, Portas prevé dos escenarios para los próximos meses: uno en el que más propietarios empiecen a vender viviendas porque las consecuencias de la crisis les han golpeado de cerca y otro radicalmente distinto en el que crecerán los compradores que buscan una residencia de lujo en un entorno único para evadirse de la situación provocada por el coronavirus.

“En este último grupo hay personas que tienen el poder adquisitivo para permitirse una casa en la isla, en un lugar de baja prospección del virus, donde pueden venir a hacer un hipotético futuro confinamiento o a teletrabajar”, explica. “Ya hemos tenido demanda de este tipo de compradores durante el verano”.

En cuanto al resto de las localidades, será necesario esperar para constatar si cambia la tendencia. “Se trata de localidades que por sus características y encanto siempre están entre los municipios más caros de España. Durante los próximos meses podremos comprobar si las consecuencias de la crisis sanitaria afectan al precio de sus viviendas de forma leve o abrupta”, indican los expertos de Idealista.

En el Podcast de Banco Sabadell, Anna Gener, CEO de Savills Aguirre Barcelona, hace una valoración de la situación y reconoce que actualmente hay cierta parálisis en el sector inmobiliario porque el universo de compradores se ha reducido. En las zonas que tienen una demanda “robusta y consistente”, como Barcelona o Madrid, los precios no han cambiado de forma sustancial. En el futuro, todo dependerá de cómo evolucione la crisis sanitaria. El regreso al ritmo de comercialización que había antes del estallido de la pandemia dependerá de la situación económica, que influye directamente en la seguridad que sienten los ciudadanos respecto a sus ingresos, y de las condiciones de los préstamos hipotecarios.

Fotografía de Roberto H en Unsplash
-Categorías y etiquetas-
up