movi-image-hipotecas-iguales-1
Envíanos sugerencias
Vivienda
4 min de tu tiempo

¿Todas las hipotecas son iguales?

23/12/2021

La respuesta es no, no todas las hipotecas son iguales. Influyen el capital, el tipo de interés, el plazo de amortización y las bonificaciones.

A la hora de adquirir una vivienda y buscar la financiación necesaria para realizar esta operación hay que analizar detenidamente las ofertas que hay en el mercado hipotecario. La clave está en encontrar la que mejor se ajuste a la situación personal y económica del comprador.

¿Qué factores influyen a la hora de elegir una hipoteca?

- Capital. Es la cantidad de dinero prestada por el banco. Suele ser de, cómo máximo, hasta el 80% del valor de tasación del inmueble, por lo que es necesario tener ahorrado, como mínimo, el 20% restante. También hay que tener en cuenta los gastos de comprar una casa, como los impuestos o la notaría, que rondan entre el 10% y el 15% del valor total.

- Tipo de interés. Lo que diferencia a las hipotecas es su tipo de interés, al poder escoger entre una hipoteca fija o una hipoteca variable. A la hora de decidirse entre una u otra, hay que conocer las características de cada modalidad: 

●       Hipoteca a interés fijo: el importe destinado al pago de la hipoteca se mantiene estable durante toda la vida del préstamo. Esta opción es adecuada para las personas que no quieren asumir riesgos y que prefieren la tranquilidad de saber que el tipo de interés no cambiará.

●       Hipoteca a interés variable: la cuota mensual depende de dos índices: por un lado, del diferencial, que es fijo según lo ofertado por la entidad bancaria, y, por otro, del referencial, que en España suele ser el euríbor; si el euríbor varía, también lo hará la cuota mensual. Este tipo de hipotecas es recomendado para las personas que tengan la capacidad de asumir el riesgo que supone depender de la evolución del mercado, pudiendo aprovechar momentos de tipos bajos como el actual.

En condiciones estándar, las hipotecas a tipo fijo cuentan con unos intereses más elevados que las hipotecas a tipo variable. Sin embargo, en el contexto actual, hay entidades como Banco Sabadell que cuentan con préstamos a tipo fijo más atractivos que los de a tipo variable.

Calculadora: descubre qué te interesa más, si la hipoteca a tipo fijo o a tipo variable


- Plazo de amortización. Es el plazo en el que se devolverá el importe del préstamo hipotecario. Está condicionado por el nivel de ingresos del cliente y también la edad máxima fijada por las entidades bancarias para pedir hipotecas:

●       Hipoteca a corto plazo. Con unos ingresos elevados, se puede optar por una hipoteca a corto plazo. La deuda se solventa en menos tiempo y, por lo tanto, el titular paga menos intereses por el dinero prestado. Sin embargo, acortar el plazo de amortización en exceso puede implicar una carga financiera mensual elevada, ya que se pagarán cuotas mensuales más altas.

●       Hipoteca a largo plazo. Con un nivel de ingresos inferior, el plazo puede extenderse hasta los 30 años. Con este tipo de préstamo se tarda más tiempo en solventar la deuda, pero la cantidad a pagar en cada mensualidad es más reducida. El inconveniente principal es que se abonan intereses durante más tiempo. Además, para solicitar una hipoteca a largo plazo hay que tener presente la edad del titular, ya que los bancos fijan en los 75 años la edad máxima que se puede tener cuando se pague la última cuota.

Puede interesarte: ¿Qué me conviene más, una hipoteca a corto o a largo plazo?

 

- Cuota mensual. Para simular la cuota mensual de la hipoteca hay que tener en cuenta el importe a devolver del crédito, el tipo de interés, el plazo de amortización, los gastos de la hipoteca y si se trata de una hipoteca bonificada (al contratar un seguro de vida o de hogar). Es decir, hay que dividir el importe total del préstamo entre su duración aplicando el tipo de interés. Antes de fijar este pago periódico hay que analizar la cantidad a pagar que se adapta mejor a la solvencia económica del titular. El Banco de España recomienda no destinar más del 30% del total de los ingresos a pagar la cuota mensual de la hipoteca.

En cualquier caso, a la hora de solicitar una hipoteca es fundamental contar con el asesoramiento profesional de un experto de confianza como el de la entidad bancaria, que resolverá cualquier duda que surja a lo largo del proceso y aconsejará para tomar la mejor decisión.

¿Quieres que un experto te aconseje sin ningún tipo de compromiso? Déjate asesor por un especialista.

Calcula tu hipoteca
Descubre la cuota, los gastos y cuánto te financiamos.
CALCULAR
-Temas relacionados-
up