movi-image-seguros-coches-electricos-1
Envíanos sugerencias
Transformación digital
4 min de tu tiempo

Seguros para coches eléctricos: el sector se adapta al impulso de la movilidad sostenible

05/07/2021

El sector asegurador jugará un papel clave en el crecimiento de este mercado y deberá crear soluciones que respondan a las necesidades de unos clientes cada vez más interesados en nuevas formas de movilidad

El 1,8% de los 24,3 millones de turismos que circulan en España son híbridos o eléctricos, según el último informe de la Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (Unespa). Pero la apuesta creciente por una movilidad más sostenible anticipa un cambio de tendencia en aras de una conducción más limpia. “A pesar de que el volumen todavía es poco significativo, las previsiones indican que las ventas de vehículos alternativos experimentarán un auge muy importante gracias a las normativas de reducción de emisiones que la Unión Europea (UE) ha ido aprobando”, explica José Manuel Veiga, director de Seguros de Protección de BanSabadell Seguros.

Europa quiere convertirse en el primer continente climáticamente neutro en 2050. Con el objetivo de atajar la emisión de gases de efecto invernadero, España ha aprobado recientemente su primera Ley de Cambio Climático y Transición Energética. Una de las metas es poner fin a la comercialización de automóviles nuevos que emitan dióxido de carbono (CO2) en 2040 y prescindir de ellos en las carreteras a mitad de siglo. Todo ello irá acompañado de nuevos planes de movilidad financiados, en buena parte, a través del Fondo de Recuperación Europeo, también conocido como Next Generation EU.

Puede interesarte: Movilidad, vivienda y turismo: el impacto sectorial del Fondo de Recuperación Europeo

España ha sido el segundo país de la UE en recibir luz verde de la Comisión Europea a su Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR). El país espera el aterrizaje de los primeros 9.000 millones de euros en las próximas semanas, tras la luz verde de los ministros de Economía y Finanzas de la UE. Según el PRTR, España destinará un 40% de estos fondos a la transición ecológica, una cifra superior al objetivo marcado por la UE en el 37%.

“Las ayudas del Gobierno pueden contribuir a que España se vaya equiparando al mercado europeo en la adquisición de vehículos limpios”, Veiga, BanSabadell Seguros

El monto estipulado para desarrollar una movilidad sostenible, segura y conectada asciende a los 13.203 millones de euros. Como parte de esta agenda verde, el Ejecutivo ya ha puesto en marcha el Plan Moves III, con el que pretende repartir ayudas directas por un total de 4.000 millones de euros a la movilidad sostenible. Con él, se espera subvencionar con hasta 9.000 euros la compra de furgonetas eléctricas y con hasta 7.000 euros la adquisición de vehículos limpios. “Estas ayudas por parte del Gobierno para adquirir vehículos de cero emisiones pueden contribuir a que España se vaya equiparando al mercado europeo en la adquisición de vehículos limpios”, afirma Veiga.

“El Plan español va a permitir desarrollar un conjunto de actuaciones que garanticen que existan las infraestructuras, las instalaciones y los mecanismos necesarios para fabricar de forma autónoma y competitiva un vehículo eléctrico y conectado completo”, asegura este experto.

Puede interesarte: Las claves de las nuevas ayudas para cambiar de coche

Esta transformación se torna más necesaria ante el envejecido parque de vehículos español. Según un informe reciente de la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA, por sus siglas en inglés), la antigüedad media de los turismos en España es de 12,7 años, por encima del 10,8 de promedio europeo y muy alejado de países como Luxemburgo, con 6,4 años.

Las aseguradoras, una arteria imprescindible

Este cambio de paradigma está teniendo un impacto progresivo en el consumo de automóviles no contaminantes. Las matriculaciones de vehículos electrificados, híbridos y de gas triplicaron sus ventas en 2020 con respecto al año anterior, alcanzando una cuota del 24% del mercado, según la Asociación Española Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), y todo ello “en un periodo especialmente malo para las matriculaciones de vehículos en España”, señala Veiga.

“Ante este escenario, es previsible que si bien el mercado automovilístico español sigue liderado por los vehículos de mecánica térmica, en un futuro más sostenible y eficiente se acabarán imponiendo los vehículos limpios”, anticipa Veiga. Factores como la experiencia o la renta son clave en este aspecto. El estudio de Unespa evidencia que los conductores más veteranos o aquellos que viven en las ciudades con mayor producto interior bruto (PIB) son más propensos a adquirir este tipo de vehículos. 

“El mercado asegurador será clave en esta apuesta sostenible adaptando su porfolio para ofrecer coberturas de calidad adecuadas para estos vehículos”, Veiga, BanSabadell Seguros

En esta apuesta por la movilidad sostenible el sector asegurador verá como su cartera de vehículos limpios irá incrementando año tras año. “Es evidente que los vehículos alternativos han llegado para quedarse, y que cada vez será más habitual verlos circular por las carreteras, así que el mercado asegurador será clave en esta apuesta sostenible adaptando su porfolio para ofrecer coberturas de calidad adecuadas para estos vehículos”, afirma Veiga.

Pero, ¿qué diferencias existen a la hora de contratar seguros para un coche eléctrico con respecto a uno de diésel? El seguro de responsabilidad civil es imperativo para ambos, pero los vehículos limpios precisan de coberturas especiales por la particularidad de su engranaje. “La contratación de un seguro de auto para un vehículo alternativo requiere tener en cuenta una serie de aspectos que influyen en los riesgos que pueden correr este tipo de vehículos y que, en consecuencia, tendrán un efecto en la prima”, apunta el director de Seguros de Protección de BanSabadell Seguros.

Para minimizar riesgos, Veiga recomienda poner la atención en dos coberturas clave: el robo de los cables y de los enchufes de carga, “elementos esenciales para el funcionamiento del vehículo y que tienen un coste elevado, y cuya sustracción puede producirse, especialmente, cuando el coche está conectado al punto de recarga, ya sea en el garaje propio o en un espacio público”; y la asistencia en carretera adaptada a las necesidades especiales de estos vehículos como puede ser la descarga de la batería. “Es importante que la prestación del servicio de esta cobertura la hagan vehículos equipados para recargar un coche de estas características in situ o con grúas adaptadas para ser capaces de transportar estos vehículos hasta el punto de recarga que corresponda”, puntualiza este experto. Además, para los vehículos eléctricos “el límite kilométrico no debe tener efecto en el remolque por falta de batería”, concluye.

 

Fotografía de Vlad Tchompalov en Unsplash
-Categorías y etiquetas-
up