Seguros de salud y de vida, las ventajas de contar con la mayor protección
Envíanos sugerencias
Vivienda
4 min de tu tiempo

Seguros de salud y de vida, las ventajas de contar con la mayor protección

20/10/2022

Ambos tipos de pólizas protegen el bienestar personal y el de los seres queridos del asegurado, ofreciendo coberturas y beneficios que es importante conocer.

Entre todos los seguros que se comercializan, dos de los que tienen mayor popularidad son los seguros de salud y de vida, gracias a las coberturas que ofrecen a sus asegurados y a sus familias. Contar con esta doble protección supone un plus de tranquilidad: con el seguro de salud podrán cuidar su bienestar físico y mental y con el seguro de vida podrán hacer frente a cualquier imprevisto.

“Los seguros de salud y los de vida son dos caras de la misma moneda puesto que protegen lo más importante en nuestras vidas: nuestro bienestar y el de nuestras familias. ¿Hay alguna cosa más importante que eso?”, destaca José Manuel Veiga, director de Seguros de Protección de BanSabadell Seguros. Además, entidades como Banco Sabadell premian a los clientes que cuenten con esta doble protección, ya que se podrán beneficiar de un bono de 100 euros al año mientras se mantengan las dos pólizas vigentes.

Beneficios de un seguro de salud

Con el seguro Protección Salud de Banco Sabadell están cubiertos parte o la totalidad de los gastos derivados de la asistencia médica, las pruebas clínicas, los tratamientos médicos e, incluso, las intervenciones quirúrgicas y la hospitalización del asegurado. Y con el cuadro médico de Sanitas, una de las redes más amplias del mercado que incluye los principales grupos hospitalarios a nivel nacional. Para Veiga, “los seguros de salud llevan 15 años incrementando su volumen de clientes, lo que demuestra que la sociedad está más concienciada de la necesidad de invertir en su bienestar”.

Puede interesarte: ¿Todavía no tienes un seguro de salud? Infórmate y elige un seguro de salud que se adapta a tus necesidades

Además, “la pandemia ha tenido un claro impacto en el aumento de la preocupación por la salud personal y la de las familias. Esto ha incrementado su interés por complementar la sanidad pública con soluciones privadas que permitan a los ciudadanos acceder a excelentes cuadros médicos sin listas de espera, consultas digitales y servicios de prevención”. Veiga añade que también ha aumentado la necesidad de contar con atención psicológica, algo en lo que “el seguro de salud está poniendo especial foco, mejorando los servicios de prevención y de tratamiento psicológico”.

El seguro Protección Salud de Banco Sabadell ofrece una serie de ventajas entre las que destacan:

  • Asistencia primaria. En consultorio y a domicilio.
  • Asistencia sanitaria en casos de urgencia. Incluyendo la ambulancia.
  • Atención especial en domicilio. Cuidados especiales en el domicilio cuando la patología no precisa de ingreso hospitalario ni equipamiento especializado.
  • Asistencia hospitalaria. En clínica u hospital, incluyendo la ambulancia.
  • Especialidades médicas, intervenciones quirúrgicas, pruebas diagnósticas y métodos terapéuticos.
  • Accidente laboral y accidente de tráfico. Asistencia sanitaria en caso de accidente laboral, de tráfico o enfermedad profesional.
  • Atención de urgencias en viajes al extranjero. Por enfermedad o accidente.
  • Medicina preventiva. Programas para el diagnóstico precoz de enfermedades.
  • Servicios digitales y a domicilio. Video consulta (médico 24 horas y programas personalizados), envío de medicamentos desde la farmacia y fisioterapia a domicilio.
  • Sanitas 24 horas. Equipo médico disponible mediante teléfono las 24 horas los 365 días del año para dudas de carácter médico, tratamientos, medicación, etc.
  • Segunda opinión médica. Segunda opinión sobre el diagnóstico o el tratamiento médico en el caso de enfermedades graves, de carácter crónico.
  • ‘Cuida tu mente’. Nuevo servicio de psicología de salud mental y emocional, con la tecnología más innovadora.

¿Por qué contratar un seguro de vida?

Un seguro de vida cubre los riesgos de fallecimiento por cualquier causa, aunque existen algunos que extienden sus coberturas a otros supuestos. Es el caso del seguro de vida Life Care de BanSabadell Vida, que además cubre la invalidez permanente absoluta, ya sea por accidente o por enfermedad. Como explica Veiga “el principal beneficio del seguro de vida es la tranquilidad que ofrece saber que en una situación difícil y dolorosa para los seres queridos del asegurado estos dispondrán de los recursos necesarios para seguir adelante y reorganizar sus vidas”.

Este experto destaca como coberturas importantes, además de las ya citadas, la de enfermedades críticas, que permite a las personas con patologías graves acceder a tratamientos de primer nivel o dejar temporalmente de trabajar; o ciertos servicios complementarios centrados en la atención médica, la prevención, así como algunas recomendaciones para llevar una vida saludable o la atención psicológica. “Los seguros de vida se han ido transformando para incorporar a la tradicional protección económica a los beneficiarios la protección del mismo asegurado y la preocupación por su bienestar”, destaca Veiga.

Al cobrar un seguro de vida hay que pagar impuestos, aunque el tratamiento fiscal cambia según quien sea el beneficiario. Si el asegurado y el beneficiario son la misma persona, se tributa por el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF). Si son personas diferentes, hay que tributar por el impuesto sobre sucesiones y donaciones (ISD), con una exención cuando la relación del asegurado con el beneficiario sea de ascendiente, descendiente, adoptante o adoptado. El importe de esta exención es fijado por cada comunidad autónoma, siendo el importe mínimo 9.195,49 euros. Además, para que los beneficiarios puedan disponer rápidamente del capital asegurado, es posible practicar una liquidación parcial del ISD correspondiente al seguro de vida, sin necesidad de esperar a la distribución de la herencia. La cantidad a pagar varía según la cuantía que se cobre y la razón que la motive, ya que difiere si es por causas de incapacidad o por fallecimiento.

En definitiva, según Veiga, cada vez se irá produciendo una mayor convergencia entre ambos tipos de seguros, ya que “mientras el seguro de salud seguirá proporcionando un amplio abanico de soluciones de protección y prevención para mejorar el bienestar físico y psicológico de sus clientes, el seguro de vida les facilitará los recursos económicos necesarios para recibir los mejores tratamientos en el caso de que acontezca un accidente, invalidez permanente absoluta o enfermedad grave”.

Puede interesarte: Por qué cualquier persona debe tener un seguro de vida

Fotografía de Bruno Rodrigues en Unsplash
-Temas relacionados-
up