seguro de vida con la hipoteca
Envíanos sugerencias
Vivienda
4 min de tu tiempo

Seguro de vida con la hipoteca, ¿qué cubre?

16/05/2022

Un seguro de vida vinculado a la hipoteca aporta seguridad, ya que la aseguradora se hará cargo de los pagos pendientes en caso de que el titular fallezca.

El seguro de vida vinculado a la hipoteca garantiza el pago de las cuotas pendientes en caso de que el titular fallezca. La vigencia de este seguro está vinculada a la duración del préstamo hipotecario y al finalizar este se puede cancelar o seguir con el seguro si se desea. Además, al contratar este tipo de productos, el titular accede a una hipoteca bonificada, con tipos de interés más bajos.

La Ley de Crédito Inmobiliario, en vigor desde junio de 2019, permite a las entidades bancarias ofrecer seguros de vida como un servicio vinculado al contratar una hipoteca. El titular puede escoger con qué asegurador firma el contrato eligiendo entre la oferta aseguradora de la entidad financiera que le concede el crédito o la de cualquier otra compañía. Sin embargo, al suscribir un seguro de vida con el banco, el titular está contratando una hipoteca bonificada, a través de la cual puede conseguir mejores condiciones en el préstamo hipotecario, como por ejemplo, tipos de interés más bajos.

 

La diferencia entre firmar una hipoteca bonificada y una sin bonificar puede ser de hasta un punto porcentual en el TIN

Por lo general, la diferencia entre firmar una hipoteca bonificada y una sin bonificar puede ser de hasta un punto porcentual en el tipo de interés nominal (TIN). A través de este simulador de hipotecas, el comprador de la vivienda tiene la posibilidad de calcular cuánto podría pagar en función del préstamo que elija.

Simulador de hipoteca bonificada: caso práctico

Pablo y Sofía quieren comprar una casa de segunda mano en A Coruña por 150.000 euros. Ambos cuentan con unos ingresos de 3.100 euros al mes. El banco les ofrece una hipoteca a tipo fijo bonificada con una cuota mensual de 442 euros, con un TIN del 1,99%. Si optan por una hipoteca variable bonificada, la cuota mensual durante el primer año sería de 385 euros (TIN 0,99%). En caso de no querer contratar productos asociados, pueden optar a una hipoteca a tipo fijo sin bonificar con una cuota mensual de 505 euros, con un TIN al 2,99%; mientras que si eligen una hipoteca variable sin bonificar la cuota sería de 442 euros al mes (TIN 1,99%).

 

 

Seguro de vida con la hipoteca

 


 

*El resultado de esta simulación tiene un carácter orientativo, no comercial. Para disponer de más información, deberás ponerte en contacto con nosotros y podrás recibir una oferta personalizada. Codiciones vigentes hasta el 30/06/2022. Fuente: Simulador de hipotecas de Banco Sabadell.

 

Las ventajas de contratar el seguro de vida con la hipoteca

La contratación de un seguro de vida con la hipoteca garantiza contar con el respaldo económico suficiente para asumir el pago del capital pendiente del préstamo hipotecario, lo que ofrece seguridad y tranquilidad. De esta forma, en caso de fallecimiento, la familia del titular podrá hacer frente a los gastos más urgentes tras la defunción, así como abonar el impuesto sobre sucesiones.

Incorporar a este tipo de seguro la garantía de invalidez absoluta y permanente es también aconsejable para que, en caso de que el asegurado sufra una circunstancia de este tipo, entren en juego estas coberturas para abonar el capital pendiente.

Seguros flexibles que se adaptan a la evolución del préstamo

El precio de contratar un seguro de vida ligado a la hipoteca varía en función del perfil del titular y de las tarifas de la compañía aseguradora con la que trabaja el banco prestatario. De media, una póliza de este tipo oscila entre los 200 y los 400 euros al año. Además, se puede elegir entre:

  • Seguro de vida en el que el dinero asegurado es siempre el mismo.
  • Seguro de vida de capital decreciente, en el que el dinero asegurado se va ajustando al capital pendiente de acuerdo con el tipo de interés acordado.

Además de un seguro de vida, es frecuente que la entidad bancaria ofrezca al cliente otros seguros relacionados con la hipoteca, como el de hogar o el de protección de pagos. Este último cubre el importe de las mensualidades en caso de desempleo del titular o por causas derivadas de una incapacidad temporal para trabajar.

En cualquier caso, a la hora de contratar una hipoteca bonificada es recomendable contar con el asesoramiento de un experto como el de la entidad bancaria, que guía al futuro propietario durante todo el proceso y resuelve cualquier duda que pueda surgir.

¿Quieres que un experto te aconseje sin ningún tipo de compromiso? Déjate asesorar por un especialista.

Calcula tu hipoteca
Descubre la cuota, los gastos y cuánto te financiamos.
CALCULAR
-Temas relacionados-
up