¿Se puede hacer una segunda hipoteca sobre una vivienda? | EDE
movi-image-segunda-hipoteca-vivienda-1
Envíanos sugerencias
Vivienda
4 min de tu tiempo

¿Se puede hacer una segunda hipoteca sobre una vivienda?

18/11/2021

Solicitar una segunda hipoteca sobre una vivienda puede servir para conseguir financiación con la que poder afrontar algún gasto importante, aunque también existe la posibilidad de ampliar la hipoteca para cubrir esa necesidad de liquidez

Comprar una segunda vivienda, un garaje o realizar una reforma estructural de la casa habitual. Son muchas las situaciones en las que una persona se puede plantear la necesidad de solicitar una segunda hipoteca para obtener mayor financiación. A la hora de valorar esta opción, es importante analizar qué supone tener un segundo préstamo hipotecario y qué gastos conlleva.

¿Qué tener en cuenta al pedir una segunda hipoteca?

Cuando una persona decide pedir una segunda hipoteca debe tener en cuenta que, en el caso de que se la concedan, tendrá que pagar dos cuotas mensuales. Por norma general, los expertos recomiendan no destinar al pago de la hipoteca más del 30% de los ingresos mensuales. Si se tienen que abonar dos pagos al mes, esto quiere decir que la suma de ambos tiene que mantenerse en este mismo porcentaje.

Para aquellos casos en los que no sea posible cumplir con esta condición, existe una alternativa: ampliar la hipoteca actual. La principal diferencia con respecto a pedir una segunda hipoteca es que, en este caso, solo hay que pagar una única cuota mensual aunque con una cuantía sensiblemente mayor a la que se poseía con el anterior préstamo hipotecario.

¿Cuánta financiación es posible obtener con una segunda hipoteca?

Las entidades financieras conceden hipotecas que, como máximo, cubren el 80% del valor de la tasación del inmueble. Para que pueda darse la situación de que existan dos hipotecas, la suma del capital pendiente de pagar de la primera y el dinero que se solicita para la segunda no puede superar este porcentaje. Poniendo un ejemplo práctico, en una vivienda con un valor de tasación de 100.000 euros el banco, por lo general, financia hasta 80.000 euros. Si el capital pendiente de la hipoteca con la que se financió la compra de esta vivienda es de 40.000 euros, el solicitante como máximo podrá aspirar a lograr otros 40.000 euros.

Pasos para pedir una segunda hipoteca

  1. Asesorarse y solicitar la hipoteca. El primer paso es hablar con el especialista de la entidad bancaria y realizar una solicitud formal.
     
  2. Enviar la información. El banco requerirá al solicitante una serie de información de carácter económico (como el informe de vida laboral, el contrato de trabajo y la última declaración de la Renta, entre otros documentos).
     
  3. Estudio de la solicitud. La entidad bancaria analizará la solvencia del titular de la hipoteca, a través del conocido scoring bancario, para determinar el nivel de riesgo del cliente y si procede o no conceder el segundo préstamo hipotecario.
     
  4. El cliente recibe la oferta. La persona que solicita la hipoteca recibe una Ficha de Información Precontractual (FIPRE), un documento no vinculante que incluye las características básicas de la hipoteca como el tipo de interés, las vinculaciones y los gastos preparatorios, así como la moneda a la que se referencia.

Más adelante se le entregarán la Ficha Europea de Información Normalizada (FEIN) y la Ficha de Advertencias Estandarizadas (FiAE). Estas dos fichas sí que tienen carácter vinculante e incorporan todos los detalles formales del préstamo hipotecario, incluyendo una tabla de amortización individualizada con las comisiones aplicadas. Incorporan, además, todas las consecuencias legales derivadas de que el cliente incumpla sus compromisos económicos.

  1. Acta previa. Después de haber recibido y analizado estas fichas, el cliente debe acudir a la notaría para verificar con el notario las condiciones del contrato hipotecario y firmar la denominada acta previa, que se envía al banco.
     
  2. Firmar la hipoteca. Tras la firma del acta previa, se fija la fecha para firmar la hipoteca en la notaría con el banco, que tendrá que volver a explicar al cliente las condiciones y las cargas que tiene el préstamo hipotecario.

¿Qué gastos tiene pedir una segunda hipoteca?

Pedir una segunda hipoteca implica para el solicitante una serie de costes, como los de la tasación, los de la notaría (para hacer la escritura pública), los del Registro de la Propiedad y los de la gestoría. Además, hay que contar con que hay que pagar el impuesto sobre actos jurídicos documentados (AJD).

En el caso de que se pida abrir una hipoteca con el capital pendiente de la primera junto con el nuevo, a estos gastos habría que añadir los posibles derivados de la constitución y el registro de la nueva hipoteca, así como los de la cancelación de la primera.

En cualquiera de las dos alternativas, hay que valorar especialmente el tipo de interés que ofrece cada hipoteca, ya que influirá decisivamente en la cuantía mensual de las cuotas que habrá que pagar.

Calculadora: descubre qué te interesa más, si la hipoteca a tipo fijo o a tipo variable

No obstante, antes de solicitar una segunda hipoteca, es importante contar con el asesoramiento de un experto especializado como el de la entidad bancaria para que explique al cliente las condiciones, además de aconsejar sobre lo que más le conviene y resolver cualquier duda que surja a lo largo del proceso.

¿Quieres que un experto te aconseje sobre qué te interesa más sin ningún tipo de compromiso? Déjate asesorar por un especialista aquí

 

Fotografía de Alexander Suhorucov en Pexels
-Temas relacionados-
up