qué preguntar al banco cuando pides una hipoteca
Envíanos sugerencias
Vivienda
4 min de tu tiempo

¿Qué preguntar al banco cuando pides una hipoteca?

30/05/2022

Solicitar una hipoteca es una decisión económica muy importante, por lo que es clave conocer en detalle todos los elementos que forman parte del proceso

Comprar una vivienda y solicitar una hipoteca puede resultar un proceso complejo si no se dispone de la información necesaria. El asesoramiento del gestor del banco es fundamental, ya que guía al comprador y resuelve las posibles dudas. ¿Cuáles son las preguntas clave que debe hacer el futuro propietario?

¿Cuánto puedo pagar por una vivienda?

El principal factor a tener en cuenta a la hora de adquirir una casa y contratar una hipoteca son los ingresos del futuro propietario. Ante la pregunta: ¿qué vivienda me puedo comprar con mi sueldo? Los expertos recomiendan que el pago mensual de una hipoteca no supere el 30% de los ingresos totales de un hogar. Por ejemplo, si el titular del préstamo hipotecario tiene un sueldo de 1.500 euros, puede destinar hasta 450 euros a la cuota. Este porcentaje puede ascender al 35% si se tienen otros préstamos, como la letra de un coche. Es decir, siguiendo el mismo ejemplo, hasta 525 euros por las dos deudas.

¿Cuánto dinero debo tener ahorrado para pedir una hipoteca?

Los bancos ofrecen financiación por, como máximo, el 80% del valor de compra o de tasación de la vivienda. Por tanto, el comprador debe disponer como mínimo del 20% restante para la entrada de la casa, al que se le debe sumar entre un 10% y un 15% adicional que suponen los gastos asociados a la compra de una vivienda. Es decir, que para comprar un inmueble de 200.000 euros, el futuro propietario necesita unos ahorros de unos 70.000 euros.

Puede interesarte: descubre con este simulador la cuota y el tipo de hipoteca recomendados según tus necesidades

¿Qué tipo de hipoteca me conviene más?

Al pedir una hipoteca para comprar una casa, el futuro propietario debe conocer las diferentes modalidades de préstamos hipotecarios que existen. Estas son:

  • Hipoteca fija. Las cuotas se mantienen estables durante toda la vida del préstamo. Esta modalidad es la recomendada para quienes no quieren arriesgar y prefieren contar con la seguridad y la tranquilidad de saber que siempre pagarán la misma cuota por la hipoteca.
  • Hipoteca variable. Este tipo de hipotecas están referenciadas a dos índices: uno diferencial, que no varía y lo fija el propio banco, y uno referencial, que en España suele ser el euríbor; si el euríbor sube o baja, así lo hará también la cuota mensual. Esta modalidad de préstamo hipotecario es aconsejable para aquellas personas que puedan asumir el riesgo de depender de la evolución del mercado.

Calculadora: descubre qué te interesa más, si la hipoteca a tipo fijo o a tipo variable

¿A cuántos años debo pedir mi hipoteca?

A la hora de elegir la hipoteca, la entidad bancaria estima un plazo de amortización acorde a la situación financiera y personal del titular. Por lo general, los bancos en España conceden préstamos hipotecarios con un plazo de devolución de hasta 30 años. Hay que considerar también que existe una edad máxima para adquirir una hipoteca: no se debe tener más de 75 años en el momento de terminar de pagar el préstamo.

¿Qué gastos tiene contratar una hipoteca?

Para la apertura de la hipoteca, el futuro propietario tiene que pagar la tasación de la vivienda y la comisión de apertura del préstamo hipotecario en el caso de que la hubiera (actualmente, entidades como Banco Sabadell no cobran esta comisión).

Los gastos de notaría y de gestoría y el pago del impuesto sobre actos jurídicos documentados (AJD) asociados a la hipoteca los abona el banco.

¿Es necesario contar con un aval para pedir una hipoteca?

No, no es obligatorio contar con un avalista. Disponer de un aval hipotecario es aconsejable en el caso de que los ingresos mensuales y los ahorros no alcancen para cumplir con los requisitos de la hipoteca. Su función, en dicho caso, es hacer frente a la deuda en caso de impago.

¿Tengo que contratar otros productos financieros?

Contratar una hipoteca bonificada, es decir, aquella en la que además del préstamo hipotecario se contratan una serie de bonificaciones como un seguro de hogar, de vida y de protección de pagos y se domicilia la nómina, conlleva ventajas en las condiciones del préstamo hipotecario. Lo habitual es que estás ventajas supongan una reducción del tipo de interés nominal (TIN).

¿Quieres que un experto te aconseje sin ningún tipo de compromiso? Déjate asesorar por un especialista.

 

Calcula tu hipoteca
Descubre la cuota, los gastos y cuánto te financiamos.
CALCULAR
-Temas relacionados-
up