movi-image-medios-pago-tienda-1
Envíanos sugerencias
Pequeña empresa
3 min de tu tiempo

Pos-COVID-19: Medios de pago imprescindibles en tu tienda

06/07/2020

La clave está en ofrecer un abanico suficiente de alternativas de pago para que los clientes se sientan cómodos y, sobre todo, seguros

La irrupción del coronavirus ha relegado al efectivo a la cola de las formas de pago, algo nunca visto en España, donde hasta ahora el dinero en metálico seguía siendo el rey, según los datos de ‘Los medios de pago, un paisaje en movimiento’, elaborado por el Centro del Sector Financiero de PwC e IE Business School.

El miedo al contagio ha cambiado la percepción sobre el dinero en metálico, pese a que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya ha desmentido que el virus pueda aferrarse a los billetes durante días. En cualquier caso, tampoco es algo nuevo. Como explica Carlos Cuatrecasas, socio de FS-Consulting Strategy en KPMG, el coronavirus ha sido solo un catalizador de un movimiento que venía de lejos con “la caída del 8% en números de operaciones de retirada de efectivo en cajeros entre 2009 y 2019, la evolución positiva del pago a través de terminal de punto de venta (TPV) con un aumento de un 22% en el mismo periodo y la reducción del parque de cajeros automáticos en todo el territorio con un 16%”.

En esta tesitura, los medios de pago electrónicos han dejado de ser una alternativa al efectivo y son, en cambio, una preferencia que demandan los clientes. El punto de partida es el tradicional TPV, aunque con la pandemia se buscan ya dispositivos que incluyan tecnología contactless. Y es que mantener la distancia social y evitar el contacto físico son las principales normas de seguridad ante el coronavirus.

Junto a estas soluciones, Jordi Pascual, CEO de Paycomet y director de e-commerce de Banco Sabadell, habla de nuevos canales de venta que han surgido con el coronavirus y que han llegado para quedarse. La mayoría “implica vender a distancia, pero no necesariamente por internet”. Se trata de nuevas formas de comunicarse con el cliente de toda vida, el que visitaba la tienda física, a través de WhatsApp, SMS, email, teléfono o su propia web.

La solución estrella para estos casos es “algo tan sencillo como un TPV móvil que en lugar de estar conectado con un cable a la línea de teléfono pueda llevarse a cualquier lugar”, señala Pascual. Este sistema no es nuevo y ya lo usan desde hace tiempo los taxis, por ejemplo.

Por su parte, los pagos con el móvil ya eran el tercer medio de pago más habitual antes de la pandemia, especialmente en establecimientos con público joven. Con la ‘nueva normalidad’ su importancia debería ser igual o mayor. La tecnología NFC está cada vez más extendida y, para los que aún no la tienen, ya existen opciones como códigos QR con herramientas como Paysafecard y otras apps que permiten el pago con el móvil.

De hecho, Pascual explica que “ahora se piden soluciones con las que puedes enviar un SMS, un email o un WhatsApp con la orden de pago, que el cliente recibe y que puede pagar cuando quiera para cerrar la operación”. Como recalca el experto, “son soluciones que no son e-commerce puro pero que convierten la venta en algo a distancia”.

 

¿Y si también tienes una tienda online?

Todo lo dicho anteriormente también aplica en estos casos, y con más razón todavía. En los negocios e-commerce, las formas de pago son clave. Los clientes que compran online buscan comodidad y poder utilizar el medio que más les convenga en ese momento. Por eso, a las pasarelas de pago virtual habría que sumar alternativas como PayPal.

Según los últimos datos de E-Commerce Nation, PayPal es, con diferencia, el medio de pago preferido por los españoles para comprar. Tanto es así que un 49% lo utilizó, por encima del 43% de la tarjeta de crédito. Un servicio cada vez más demandado es el pago contra reembolso, que utiliza un 11% y que supone una garantía adicional para muchos clientes.

Por último, hay sistemas tradicionales que empiezan a perder relevancia, como la transferencia a través del banco, que tiene ya un rol muy secundario (1%), algo que también ocurre con Google Pay y Apple Pay, más nuevos pero que no terminan de cuajar en nuestro país.

En la compra online, la clave es ofrecer un amplio abanico de opciones de pago para evitar la fuga del cliente y la pérdida de interés. Además, si se va a invertir en un e-commerce, mejor que sea en la página web que en la app. La mayoría de las compras se cerrará en el primer canal.

-Temas relacionados-
up