hipoteca puente
Envíanos sugerencias
Vivienda
4 min de tu tiempo

¿Qué es una hipoteca puente?

20/01/2022

La hipoteca puente se solicita para comprar con tranquilidad una vivienda mientras se vende la antigua sin haber terminado de pagar la hipoteca.

Poder comprar una nueva casa mientras se consigue vender la vivienda en la que se reside, y cuyo préstamo hipotecario aún no se ha terminado de pagar. Esta es una situación habitual para muchas personas que se encuentran en el proceso de cambio de domicilio y para las que la hipoteca puente supone una buena oportunidad.

Una hipoteca puente es un préstamo en el que se parte de la hipoteca inicial que ya tenía suscrita un propietario, y que se amplía con el importe necesario para poder adquirir la vivienda nueva, gracias a que se añade una segunda garantía como es dicho inmueble. Este tipo de hipoteca permite al propietario tener tranquilidad a la hora de adquirir su casa nueva mientras vende la antigua.

¿Cómo funciona una hipoteca puente?

Una hipoteca puente tiene tres etapas principales:

  • Comprar una casa nueva. Se da por finalizado el préstamo hipotecario con el importe que estaba pendiente en la primera hipoteca y se formaliza uno nuevo que unifica ambas hipotecas. Es decir, que se suma al préstamo correspondiente a la vivienda nueva el saldo vivo pendiente de la hipoteca del inmueble que se va a vender. Lo más habitual es que el titular se comprometa a realizar la venta en un plazo determinado, que suele ser de hasta un máximo de cinco años.
  • Vender la vivienda antigua. En esta etapa, es frecuente que se pueda escoger entre distintos tipos de cuotas durante el tiempo que una persona tarda en vender su casa: cuota con un periodo de carencia de capital (solo se amortizan intereses y no capital prestado), cuota especial reducida (es algo inferior a la que se abonará cuando se venda casa, aunque la mayor parte corresponde a la amortización de intereses) o cuota normal (se amortiza el préstamo con normalidad).
  • Después de concretarse la venta del inmueble antiguo. En este momento, el propietario se ocupa de amortizar cualquier deuda existente sobre la vivienda que ha vendido, lo que sirve para que se formalice una única hipoteca.

¿Cuáles son los requisitos para solicitar una hipoteca puente?

El principal requisito que tiene que cumplir una persona a la hora de pedir cualquier hipoteca es disponer de una solvencia económica suficiente para poder afrontar las cuotas del préstamo hipotecario en el plazo acordado. Por ello, el banco lleva a cabo un análisis de la capacidad de endeudamiento del propietario, en la que influyen sus ingresos, pero también sus gastos.

Destacado: En una hipoteca puente, el banco no financia más del 80% del valor de tasación de las dos viviendas

Por regla general, la entidad bancaria no financia más allá del 80% del valor de tasación de la vivienda. En el caso de una hipoteca puente, el banco no concede una financiación superior al 80% del valor de tasación de las dos viviendas, si bien es probable que si el importe que queda pendiente por abonar del antiguo inmueble es reducido, este porcentaje pueda incrementarse, según cada caso. También es frecuente que el banco amplíe el plazo máximo de la amortización, pudiendo llegar a los 35 años en vez de a los 30 años habituales.

En cuanto al resto de requisitos para solicitar una hipoteca puente, son los mismos que en cualquier préstamo hipotecario.

Puede interesarte: ¿Cuáles son los requisitos para pedir una hipoteca?

Es fundamental el papel que puede brindar un asesor hipotecario del banco para determinar las claves de la hipoteca puente con el fin de que se ajuste a las necesidades del propietario.

¿Quieres que un experto te aconseje sin ningún tipo de compromiso? Déjate asesorar por un especialista.

Fotografía de Tierra Mallorca en Unsplash
-Temas relacionados-
up