¿Qué es un plan individual de ahorro sistemático?
Envíanos sugerencias
Jubilación
4 min de tu tiempo

¿Qué es un plan individual de ahorro sistemático?

Mon Jan 23 15:54:32 CET 2023

Se trata de un producto de ahorro a largo plazo totalmente líquido que ofrece importantes beneficios fiscales a su titular.

Un plan individual de ahorro sistemático (PIAS) es un seguro de vida- ahorro diseñado para complementar la jubilación, gracias a la base de ahorro que se consigue en el largo plazo por medio de las aportaciones periódicas. Junto al plan de pensiones individual y al plan de previsión asegurado (PPA) es una de las principales alternativas para planificar económicamente el retiro profesional, momento en el que los ingresos derivados del trabajo se sustituyen por la pensión, habitualmente de una cuantía menor.

Cómo funciona un PIAS

Los PIAS están pensados para dos tipos de personas. Por un lado, para aquellos que desean percibir en el futuro una renta periódica como complemento a sus ingresos mensuales, con un tratamiento fiscal favorable. Por otro, para los que quieren ahorrar a través de una rentabilidad garantizada conocida de antemano, gozando de una gran flexibilidad.

El funcionamiento de un PIAS es muy similar al de un plan de pensiones, ya que el dinero que se va aportando lo invierte un gestor para cumplir con los objetivos de rentabilidad marcados. El titular, que es a la vez tomador y beneficiario del seguro, puede retirar el dinero en cualquier momento o bien dejarlo invertido hasta su jubilación y utilizarlo como complemento a su pensión.

Puede interesarte: La importancia de complementar la pensión de jubilación

Para cumplir con los objetivos de rentabilidad, los PIAS suelen invertir principalmente en renta fija, aunque, como señala Esther Pichardo, directora de Ahorro y Pensiones de BanSabadell Vida y Pensiones, “en el mercado pueden encontrarse todo tipo de PIAS, desde PIAS con capital y rentabilidad garantizados, a PIAS Unit Linked, que invierten en carteras de fondos y que tienen, por tanto, la rentabilidad sujeta a la evolución de los mercados”.

Puedes ahorrar con un PIAS que invierte en renta fija a corto plazo diversificada tanto geográfica como sectorialmente. Este plan permite a su partícipe realizar aportaciones mensuales a partir de 30 euros y ofrece una rentabilidad creciente en función del saldo acumulado, garantizada por semestres naturales y conocida por anticipado.

Características principales de los PIAS

Además de poder retirar el dinero en cualquier momento, los PIAS tienen otra serie de ventajas a tener en cuenta:

  • Es posible realizar traspasos entre PIAS sin que el titular tenga que pagar nada y sin que afecte a los beneficios fiscales.
  • Se puede modificar en cualquier momento el importe de las aportaciones, hacer ingresos extra o, incluso, pausarlas el tiempo que se desee.
  • En caso de fallecimiento del asegurado, el beneficiario que haya designado recibirá el dinero de la póliza.

Puede interesarte: Seguros de ahorro vs depósitos a plazo: por cuál apostar

Fiscalidad de los PIAS

Pichardo subraya que una de las principales ventajas de los PIAS es su tratamiento fiscal, ya que “pueden traspasarse entre entidades, como lo hacen los planes de pensiones o los fondos de inversión, lo que permite a cada persona, si lo desea, adaptar sus inversiones en función de sus expectativas de los mercados financieros y de su perfil de riesgo”.

En la actualidad, en España solo es posible realizar aportaciones en los PIAS hasta un máximo de 8.000 euros al año, no pudiendo superar el acumulado los 240.000 euros. Los rendimientos que se obtienen por las aportaciones están exentos de tributación hasta su cobro. Es decir, que el titular comienza a tributar a medida que va recibiendo la rentabilidad lograda a través del PIAS, de acuerdo tanto al tiempo que ha transcurrido desde la contratación del producto hasta su rescate como a la edad en la que el asegurado comienza a cobrar el dinero.

Este capital tributa como rendimiento del capital mobiliario según estos porcentajes:

  • 40 años o menos: 40%.
  • Entre 40 y 49 años: 35%.
  • Entre 50 y 59 años: 28%.
  • Entre 60 y 65 años: 24%.
  • Entre 66 y 69 años: 20%.
  • 70 años en adelante: 8%.

En el caso de que se pretenda retirar el dinero antes de los cinco años desde que se contrató el producto no existe reducción, lo que significa que se tienen que pagar todos los intereses generales como rendimiento del capital mobiliario. En palabras de Pichardo, “para clientes que deseen cobrar el PIAS en forma de renta vitalicia y cumplan una serie de condiciones, todos los rendimientos generados durante la etapa de acumulación quedan exentos de tributación, y luego, las rentas disfrutan también de un excelente tratamiento fiscal, ya que solo una parte de ellas estará sujeta a tributación”.

¿Quieres saber más sobre los PIAS y otros productos de ahorro? Solicita una cita previa con un gestor e infórmate de manera personalizada.

Fotografía de Konstantin Evdokimov en Unsplash
-Temas relacionados-
up