movi-image-comprar-alquilar-1
Envíanos sugerencias
Vivienda
Solo unos minutos de tu tiempo

¿Qué es mejor, comprar o alquilar?

01/10/2021

El nivel de ahorros, los ingresos y los gastos asociados a la vivienda son algunos de los factores a valorar para decidir si conviene más comprar o alquilar.

Los españoles prefieren comprar una vivienda antes que vivir de alquiler. Aunque la tendencia en los últimos años demuestra un repunte de los hogares en alquiler, España sigue siendo una de las regiones europeas con mayor número de propietarios, según los datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Ante el clásico “¿compra o alquiler?”, no hay verdades absolutas, pero hay una serie de preguntas que pueden ayudar a resolver este dilema.

¿Cuál debe ser mi nivel de ahorros para comprar o alquilar?

En primer lugar, es necesario determinar con cuántos ahorros se cuenta y no solo cuánto se deberá destinar al mes en la vivienda para el pago de la hipoteca o del alquiler. Tanto la compra como el alquiler vienen acompañados de un desembolso en el inicio.

En el caso de comprar una vivienda, hay que tener en cuenta que los bancos conceden, por norma general, un máximo de financiación que cubre el 80% del valor de compra o de tasación de la vivienda, por lo que será necesario tener ahorrado el 20% restante. Además, existen otros gastos asociados a la compra (impuestos, notaría, tasación…), que se sitúan entre el 10% y el 15% del valor total de la vivienda.

Puede interesarte: descubre con este simulador de hipotecas los gastos asociados a la comprar y calcula la cuota mensual

En cuanto al alquiler, si bien en un primer momento los gastos que se deberán afrontar serán menores, el arrendador de la vivienda puede pedir al inquilino una fianza, que puede ir desde una hasta seis mensualidades, lo cual va a depender de la negociación entre el inquilino y el propietario. Si se realiza la operación a través de una agencia inmobiliaria, también se deberán abonar los honorarios de esta, que suelen ser de un 10% de la anualidad más IVA.

¿Qué porcentaje del sueldo debo destinar a pagar la vivienda?

El Banco de España recomienda que el importe mensual de la hipoteca no supere el 30% de los ingresos que se perciben al mes, un porcentaje que puede elevarse hasta el 35% en el caso de que se incluyan otros préstamos además del hipotecario. Asimismo, es aconsejable destinar como máximo un 30% del sueldo al pago de la cuota mensual de alquiler.

La cuota mensual de la hipoteca puede ser fija o variable, dependiendo del tipo de préstamo que se haya contratado. En el caso de una hipoteca a tipo fijo, la cuota será la misma durante todos los meses de vida del contrato hipotecario. Por el contrario, si se trata de una hipoteca a tipo variable, la cuota mensual tendrá una parte fija y otra que cambiará en función de la evolución de un índice de referencia, que en España suele ser el euríbor. Los bancos revisan el euríbor cada seis o 12 meses y en función de si este sube o baja, lo hará también la cuota a pagar.

Pero además de pagar la cuota mensual de la hipoteca o el alquiler, una vivienda conlleva unos gastos recurrentes que varían en función de si se tiene en propiedad o en régimen de alquiler.

  • Gastos que afronta el propietario de una vivienda

Además del gasto de la hipoteca, hay que tener en cuenta otros gastos:

  • El impuesto sobre bienes inmuebles (IBI)
  • El recibo de la comunidad
  • El seguro de hogar
  • El seguro de la comunidad que cubre siniestros estructurales del inmueble
  • La tasa de basuras (dependiendo de cada municipio)
  • Los gastos de suministros: agua, luz, gas, etc.
     
  • Gastos que afronta el inquilino de una vivienda

En este caso, los gastos dependerán del contrato firmado, pero suelen ser:

  • Los gastos derivados del mantenimiento habitual de la vivienda, pequeñas reparaciones (gastos menores a 150 euros por el uso cotidiano del piso como: cambiar una bombilla, la correa de la persiana, etc.)
  • En caso de tener seguro, seguro de contenido y de responsabilidad civil a terceros
  • Los daños a la vivienda alquilada (como un cristal roto)
  • Los gastos de suministros: agua, luz, gas, etc.

¿Cuánto tiempo quiero vivir en el mismo lugar?

Uno de los principales aspectos que determinan la búsqueda de una vivienda, ya sea para comprar o para alquilar, es la ubicación. Es importante saber si la intención es permanecer en la vivienda unos años y si se amortizarán los gastos iniciales tanto de comprar como de alquilar.

En principio, vivir de alquiler ofrece una mayor flexibilidad para cambiar de vivienda, pero también hay que tener en cuenta cuándo y cómo se podrá rescindir el contrato para no tener gastos o penalizaciones inesperados.

La compra está asociada a mayor estabilidad, además es una opción más rentable, ya que cada mensualidad se resta del préstamo hipotecario.

Puede interesarte: Comprar una vivienda no es complicado, si sabes cómo

¿Dónde está ubicada la vivienda?

Además de tomar en consideración cuestiones como la cercanía a la familia o al trabajo, hay que analizar el barrio donde está ubicada la vivienda: los servicios, los transportes, las infraestructuras,… y si se revalorizará la zona o todo lo contrario.

En el caso de la compra este análisis puede ofrecer una idea de cómo se podría revalorizar la vivienda en un futuro y si sería fácil o no venderla. En el caso del alquiler, también puede ser un indicador de que los arrendatarios se planteen subir el precio del alquiler.

¿Es importante para mí "crear mi propio hogar"?

Vivir en régimen de alquiler ofrece la posibilidad de cambiar de casa de una forma más sencilla, pero conlleva otra serie de aspectos más rígidos. A menudo, no es posible decidir cuestiones como la distribución de los espacios o la decoración.

Hay que conocer qué cambios permitirá el propietario cuando alquila una vivienda y cuáles no, así como la posibilidad o no de tener mascotas.

En cambio, habitar la vivienda en propiedad da total libertad para adaptarla a las necesidades propias. Además, la idea de hacer que cada cuota contribuya a convertir la vivienda en propia hace que las mensualidades se lleguen a entender como una inversión.

Con todo y tras realizar este análisis, es importante no dejarse llevar por las tendencias y contar con el asesoramiento experto que pueden ofrecer profesionales como los de tu entidad bancaria.

¿Quieres que un experto del banco te aconseje sin ningún tipo de compromiso? Déjate asesorar por un especialista.

Calcula tu hipoteca
Descubre la cuota, los gastos y cuánto te financiamos.
CALCULAR
Fotografía de Robert Anasch en Unsplash
-Temas relacionados-
up