movi-image-nota-simple-como-solicita-1
Envíanos sugerencias
Vivienda
4 min de tu tiempo

¿Qué es la nota simple y cómo se solicita?

08/10/2021

Antes de comprar una vivienda hay que conocer la situación jurídica del inmueble que se va a adquirir para evitar posteriores sobresaltos. Para ello, se debe solicitar la nota simple correspondiente en el Registro de la Propiedad

La nota simple del Registro de la Propiedad es un documento que contiene la información de la situación jurídica de un inmueble determinado. ¿Para qué sirve la nota simple? Mediante ella, una persona interesada en la compra de una vivienda puede conocer las circunstancias en las que se encuentra la propiedad y saber, por ejemplo, si tiene limitaciones de uso o si está libre de cargas. Las entidades financieras suelen pedir este documento para su estudio previo antes de conceder una hipoteca.

¿Cómo solicitar la nota simple de una vivienda?

La nota simple es un documento público e informativo que se puede solicitar en el Registro de la Propiedad. Tan solo hay que demostrar que existe un interés legítimo para su consulta como es la compra de la vivienda.

La nota simple se puede solicitar de forma presencial o bien online a través de la página web del Colegio de Registradores seleccionando la opción ‘Solicitar una nota simple de propiedad’ y rellenando el formulario e indicando el motivo de la solicitud.

Para identificar el bien sobre el que se demanda la nota simple, es necesario contar con alguno de estos datos:

 

  • Datos registrales de la finca: el número del Registro de la Propiedad, el municipio y la ubicación concreta.
  • Identificador único de finca registral (IDUFIR): cada vivienda dispone de un IDUFIR único. Al disponer de este identificador, no será necesario ningún dato más para localizar el inmueble.
  • Datos del titular: el nombre completo del propietario y su número de identificación fiscal (NIF). En este caso, será necesario también aportar el municipio en el que se encuentra la vivienda, así como su localización exacta. Hay que tener en cuenta que una misma persona puede tener en propiedad varios inmuebles.
  • Otros datos: se puede intentar acceder a la nota simple a través de la localización, introduciendo la dirección exacta del inmueble. El riesgo en este caso es que la dirección puede no coincidir con la que está en el Registro de la Propiedad. Otro dato que puede ser útil son las coordenadas del inmueble, a través de las cuales es posible dar con el IDUFIR de la vivienda.

 

¿Cuánto cuesta pedir una nota simple?

Para acceder a una nota simple, tanto si se solicita de forma presencial como online, hay que pagar una tasa de unos nueve euros más los impuestos correspondientes.

¿Qué información hay en una nota simple?

Este documento aporta la siguiente información sobre la propiedad:

 

  • Tipo de inmueble: la referencia correspondiente a la finca registral, si el inmueble es rústico o urbano, su extensión, la orientación, los lindes, en ocasiones, los usos de esa finca y su IDUFIR.
  • Datos del titular de la finca: la titularidad del inmueble y su forma de adquisición, el notario autorizante y la fecha de escritura.
  • Cargas y gravámenes: un inmueble puede tener cargas o gravámenes en forma de hipotecas y/o limitaciones al uso, como servidumbres o usufructos, e incluso pueden figurar inscritos los arrendamientos del inmueble. Las cargas inscritas permiten conocer, por un lado, la responsabilidad económica del inmueble en caso de incumplimiento del gravamen (hipoteca), y, por otro, las obligaciones que tiene el titular del inmueble gravado y que adquiere el nuevo propietario (por ejemplo, servidumbres de paso, de luces o de vistas).
  • Asientos secundarios: las notas marginales accesorias a la información principal con indicaciones o circunstancias que permiten aclarar o concretar la información contenida en la nota simple. Pueden indicar correlaciones con otras fincas registrales (por ejemplo, determinan la existencia de segregaciones y enumeran las fincas segregadas), cambios en los derechos inscritos, cancelaciones de cargas o gravámenes, etc.

 

Puede interesarte: ¿Qué necesito saber antes de comprar una casa?

Además de la nota simple existe otro documento público, el certificado de inmueble, que contiene el dominio o la titularidad y todas las cargas o los gravámenes existentes sobre la finca que estén vigentes. A diferencia de lo que sucede con las notas simples que tienen un carácter meramente informativo, el certificado de inmueble es un documento que da fe, en juicio y fuera de él, del contenido de los asientos del Registro de la Propiedad.

El certificado de inmueble sirve para acreditar el contenido relativo a una finca tanto de las titularidades actuales como de las antiguas, y de los derechos vigentes y los extinguidos para hacer valer y probar tales derechos frente a terceras personas, físicas, jurídicas, tribunales e instituciones y organismos públicos. Además este documento es, legalmente, el único medio para ello.

 

-Categorías y etiquetas-
up