movi-imag-carta-naranja-1
Envíanos sugerencias
Jubilación
4 min de tu tiempo

¿Qué es la ‘carta naranja’ de las pensiones?

14/12/2020

Es una carta en la que se informa a los trabajadores de la pensión que recibirán en función de lo que han ido cotizando para que sean conscientes de la jubilación que tendrán en el futuro. Se trata de un sistema habitual en muchos países de la Unión Europea.

Las pensiones es uno de esos temas sometidos a un debate permanente. Pero si hay algo en lo que coinciden casi todos los expertos es en la necesidad de informar adecuadamente a los ciudadanos sobre la prestación que recibirán en el futuro. Consideran fundamental ofrecer a los trabajadores toda la información que existe sobre su jubilación para que sean conscientes de la realidad y tomen las decisiones que consideren oportunas para asegurar su nivel de vida tras el retiro.

De hecho, la propia Ley General de la Seguridad Social obliga a dar esta información a los ciudadanos. El artículo 17 sostiene que la administración “informará a cada trabajador sobre su futuro derecho a la jubilación ordinaria (…) a partir de la edad y con la periodicidad y el contenido que reglamentariamente se determinen”. 

Es algo que tiene fácil solución. El Gobierno podría hacerlo a través de la famosa 'carta naranja’ de las pensiones, una carta que se envía a los ciudadanos y en la que se les informa de la pensión que recibirán en función de lo que han ido cotizando. Es un sistema muy habitual en numerosos países de la Unión Europea y que las autoridades se comprometieron a aplicar también en España. Pero no se hizo. En su lugar, se planteó un simulador electrónico en la web ‘Tu Seguridad Social’, en el que se puede calcular, más o menos, cómo será la prestación de los futuros jubilados. 

Puede interesarte: Así puedes calcular cómo será tu pensión de jubilación

La ‘carta naranja’ ha salido a debate en momentos clave de discusión sobre la reforma de las pensiones. Y ahora que el Pacto de Toledo ha sido capaz de renovar sus recomendaciones para la futura reforma del sistema, se ha vuelto a poner sobre la mesa. Esta Comisión Parlamentaria, creada en 1995 para despolitizar las pensiones y en la que están representados todos los partidos, es partidaria de retomar la propuesta.

Curiosamente, hace ahora justo un año la Tesorería General de la Seguridad Social envió de forma masiva cartas en un sobre naranja a más de 22,5 millones de trabajadores, pero sin cálculos sobre las futuras pensiones. Solo informaron de la vida laboral de cada trabajador y las bases de cotización a lo largo de su vida activa.

Al menos 10 países europeos mandan ya la ‘carta naranja’ a sus ciudadanos

Actualmente, al menos 10 países europeos mandan esta 'carta naranja' a sus ciudadanos: Alemania, Suecia, Austria, el Reino Unido, Finlandia, Francia, Italia, Croacia, Irlanda y Portugal. Eso sí, no todos lo hacen de la misma manera, hay variaciones en función de la edad, la cotización y la periodicidad.

Puede interesarte: Cuentas nocionales ¿el futuro del sistema de pensiones?     

Por ejemplo, los ingleses y los alemanes reciben anualmente esta información, siempre que tengan 27 años o más y que hayan cotizado al menos cinco años. Los croatas, en cambio, tienen que pedir ellos esa información a la administración y pueden hacerlo desde la primera cotización, sin importar la edad que tengan. Por su parte, en Finlandia, se informa cada tres años desde la primera cotización y una vez al año cuando se acerca el momento del retiro.

En el caso de Italia, se informa anualmente a los ciudadanos desde la primera cotización, igual que en Suecia, mientras que en Portugal son los residentes los que tienen que pedir esta información sin que haya requisitos previos. Francia informa cada cinco años a los ciudadanos que tienen entre 25 y 55 años.  

La presión de la demografía

¿Por qué es tan importante dar esta información a los ciudadanos? Porque el sistema se va a ver sometido a una fuerte presión en los próximos años por la evolución de la pirámide de población y será necesario hacer nuevas reformas. Según las últimas previsiones demográficas del Instituto Nacional de Estadística (INE), si se mantienen las tendencias actuales, el 26% de la población residente en España tendrá 65 años o más dentro de 15 años. Se trata de una cifra muy preocupante que evidencia el reto demográfico que tiene por delante el país.

Puede interesarte: El coronavirus aumenta nuestra preocupación por las pensiones

El CEO de Pensium, Miquel Perdiguer, explica en el Podcast de Banco Sabadell la importancia de empezar a planificar y ahorrar para la jubilación cuanto antes. A su parecer, dentro de 20 años, las personas se jubilarán algo más tarde y tendrán “menos dinero en el bolsillo”.

 

Actualmente, España cuenta con uno de los sistemas de pensiones más generosos, con una tasa de reemplazo (tasa que relaciona la primera pensión con el último sueldo de la vida activa) que roza el 80%, muy por encima de la media europea. Sin embargo, las reformas que vienen reducirán progresivamente esa tasa, lo que generará pensiones más bajas y hará que muchos ciudadanos no puedan mantener el nivel de vida tras el retiro si no tomaron decisiones de ahorro a tiempo para complementar esa pensión. De ahí la importancia de tener información certera y transparente sobre el futuro.

De hecho, la directora de Ahorro y Planes de Pensiones de BanSabadell Vida y Pensiones, Esther Pichardo, cree que la tasa de reemplazo puede evolucionar incluso a tasas cercanas al 50%, más similares a las de los países del entorno. “Esto afectará directamente a la calidad de vida y a nuestra capacidad de elegir el tipo de vida que deseamos tener tras la jubilación", sostiene.

Los planes de pensiones seguirán siendo el mejor producto para el ahorro individual para la jubilación, ya que son los únicos que están creados para este fin

Hay muchos instrumentos para planificar la jubilación. Quizá los más conocidos y generalizados son los fondos o los planes de pensiones individuales, un producto finalista pensado para ahorrar a largo plazo. Además, estos instrumentos, cuentan con una ventaja fiscal importante: las aportaciones se pueden deducir en el IRPF. 

Puede interesarte: El patrimonio medio en planes de pensiones privados crece en toda España

Aunque el Gobierno está aprobando realizar un importante recorte de la aportación máxima de los planes de pensiones individuales con derecho a deducción en el IRPF, desde los 8.000 euros actuales hasta los 2.000 euros, según figura en los Presupuestos Generales del Estado de 2021, los planes de pensiones seguirán siendo el mejor producto para el ahorro individual para la jubilación, ya que estos productos son los únicos que están creados para este fin.

Planificar el retiro es clave

Tal y como explica Pichardo, las inversiones de estos productos se realizan con el objetivo de ahorrar a muy largo plazo, intentando aprovechar las ventajas que los mercados ofrecen para este largo horizonte temporal. Además, tienen liquidez limitada, puesto que se pueden recuperar los ahorros en caso de necesidad, pero sin dejar total libertad, lo que evita caer en tentaciones y destinar el dinero de la jubilación a otros fines. 

No cabe duda de que planificar y complementar la pensión pública son elementos clave en el contexto actual. Para conseguirlo, es necesario que los ciudadanos sean conscientes de la necesidad de ahorrar y la ‘carta naranja’ es, con toda seguridad, un instrumento muy útil para concienciar a la ciudadanía.

APRENDE MÁS SOBRE EL TEMA: Accede de manera gratuita al contenido formativo y ve un paso más allá con tus conocimientos sobre pensiones de la mano de los mejores expertos.

-Temas relacionados-
up