movi-image-cualquier-persona-seguro-vida-1
Envíanos sugerencias
Vivienda
4 min de tu tiempo

Por qué cualquier persona debería hacerse un seguro de vida

24/11/2020

Si dentro de la unidad familiar uno o varios miembros cubren económicamente al resto, cosa que ocurre en la mayoría de los hogares españoles, es recomendable tener un seguro de vida. Es necesario poner en valor este seguro porque se ha demostrado que, en los momentos difíciles, ha supuesto la ayuda principal de muchas familias. Además, el seguro de vida aporta un gran número de beneficios a los asegurados y a sus familiares que hay que tener en cuenta, de cara a prever cualquier contingencia inesperada que pueda poner en riesgo la situación económica de la familia en el futuro.

¿Compensa realmente contratar un seguro de vida o se trata de otro gasto más que añadir a los que ya se tienen? Esta es una pregunta que, con frecuencia, muchas personas se hacen en uno u otro momento a la hora de decantarse o no por este producto. Sin embargo, es un tipo de seguro del que uno se acuerda en los momentos más trascendentales, y que, principalmente, ‘blinda’ a la familia si el asegurado fallece. Pero los seguros de vida también son una excelente herramienta para aumentar la calidad de vida de los asegurados y les protege frente a imprevistos tan desafortunados como, por ejemplo, la invalidez permanente absoluta, para resarcirse de las consecuencias económicas negativas de un determinado suceso. Aunque la parte emocional evidentemente no se puede compensar.

“Hay que tener en cuenta que, de media, se necesitan unos cinco años para que una familia se recupere económicamente tras la pérdida de uno de sus miembros, y en este tipo de cosas todos debemos pensar, para proteger a los nuestros”, señala José Manuel Veiga, Director de Seguros de Protección de BanSabadell Seguros. 

“La principal cobertura de cualquier seguro de vida es la de fallecimiento. Pero igual de importante es disponer de la cobertura de invalidez, ya que esta imposibilita al afectado a seguir desarrollando con normalidad su actividad profesional e incluso puede requerir gastos adicionales para su tratamiento”. También hay coberturas que permiten solicitar un anticipo del capital en el caso de padecer enfermedades graves como, por ejemplo, un cáncer. Es en momentos como éste cuando un seguro de vida demuestra su importancia, ayudando al asegurado a costear tratamientos médicos que de otra forma no se podría permitir.

Además, a medida que los hijos crecen, es probable que se generen gastos para que puedan ir a la universidad, mientras que hay que seguir pagando la hipoteca y el resto de gastos corrientes que hay en cualquier hogar. Si, por cualquier causa, una de las personas que trabaja y aporta un salario estable fallece o sufre un accidente severo, el resto de la familia puede verse abocado en el futuro a problemas económicos.

Puede interesarte: Cómo el sector de los seguros está liderando la innovación global


Las cifras lo avalan

Con 18 millones de asegurados y más de 100 años de comercialización, este seguro está ampliamente implantado en España. Sin embargo, mientras en Europa se invierten de media 1.264 euros per cápita en este seguro con Dinamarca y Reino Unido a la cabeza, en España no se alcanzan los 600 euros.

Estas cifras deberían crecer si se tiene en cuenta que, en 2018 por ejemplo, los seguros de vida ayudaron económicamente a 67.000 familias a superar la pérdida de un ser querido y a recomponer su economía con prestaciones medias de 45.000 euros. Además, cada año este seguro liquida una media de 4.700 hipotecas tras un fallecimiento y el importe abonado alcanza los 166 millones de euros. Esta es una de las conclusiones que arroja el informe de Estamos Seguros titulado 'La fatalidad, en el peor momento. Prestaciones del seguro de vida relacionadas con hipotecas'.

Voluntario pero recomendable

La cobertura básica de un seguro de vida es la muerte del tomador, sobre todo, en aquellas familias que tienen una dependencia económica importante (o total) de esta persona. De este modo, si algún día llega a faltar dinero, recibirán una indemnización o una renta, previamente fijada, para amortiguar el impacto monetario por la ausencia de la persona que contrató la póliza. “Los seguros de vida están pensados para aportar tranquilidad a las familias, por eso, durante la reciente pandemia, hemos incluido la cobertura por COVID-19 en todos estos productos para proteger a todos los afectados”, afirma Veiga.

Puede interesarte: Seguros privados de salud y COVID-19: ¿hasta dónde llega la cobertura?

Tradicionalmente, existen dos factores que influyen negativamente a la hora de plantearse contratar este seguro. Por un lado, algunos creen que se trata de un producto complejo, que suele asociarse a muchas cláusulas y a letra pequeña, lo que suele llevar a tener cierta desconfianza hacia este. Por otro lado, todavía existen personas que se ven invadidas por una cierta cultura de la negación, pensando que a ellas nunca les va a ocurrir nada malo.  Se debe intentar dejar atrás esos miedos que puedan surgir y pensar que el beneficio principal es la protección.

Otras ventajas relevantes

Además de proteger económicamente a la familia tras el fallecimiento, de poder hacer frente al pago de una hipoteca o de un préstamo, de garantizar el futuro de los hijos, de cubrir el potencial riesgo de sufrir una invalidez, o de estar protegido ante enfermedades graves o un accidente inesperado, como uno de tráfico, los seguros de vida ofrecen otros importantes beneficios para los clientes. Por ejemplo, cuando alguien fallece, además de los pagos pendientes, hay que tener en cuenta que tanto el entierro como la incineración suelen suponer un gasto elevado que, gracias a estos productos, se podrán cubrir, incluso sin haber contratado un seguro de decesos. En esta línea, y según la comunidad autónoma en la que se resida, tras el fallecimiento hay que liquidar el Impuesto de Sucesiones para poder disfrutar de la herencia, y el dinero de la póliza de vida puede ayudar a solucionar este trámite, que puede llegar a ser ciertamente gravoso en algunas regiones.

Puede interesarte: Herencias y donaciones: todas las claves sobre tributación e ingresos

 
Fotografía de Heike Mintel en Unsplash
-Categorías y etiquetas-
up