movi-image-objetivo-digital-competencias-2030-1
Envíanos sugerencias
Transformación digital
4 min de tu tiempo

Objetivo digital: que el 80% de los ciudadanos tenga competencias en 2030

25/03/2021

Europa marca su ‘brújula digital’ para que en nueve años todos los adultos tengan acceso a su historial médico de forma electrónica y todas las zonas rurales cuenten con acceso a la red 5G

Europa quiere ser digitalmente soberana en una década. La pandemia del coronavirus ha cambiado las relaciones de las personas con las tecnologías. La vida social, laboral y el mundo del consumo y del entretenimiento apenas pueden entenderse a día de hoy sin la dimensión digital. Las medidas de confinamiento y las restricciones han acelerado la ‘telenormalidad’, eliminando las barreras físicas entre las personas y dando lugar a nuevas oportunidades. 

Pero la crisis sanitaria también ha puesto de relieve las carencias de la tecnología en  la Unión Europea (UE). El aumento de fraudes en la red, la propagación de campañas de desinformación o la gran dependencia de tecnologías producidas en países terceros ha expuesto las vulnerabilidades del bloque comunitario en este sector. La COVID-19 también ha aumentado la brecha digital entre ciudades y áreas rurales o entre las empresas que estaban más preparadas para hacer frente en tiempo récord a la transición digital en el trabajo y las más rezagadas. 

Bruselas quiere evitar el surgimiento de la “pobreza digital” en un continente en el que el 42% de la población reconoce carecer de competencias digitales básicas. “La pandemia ha puesto de manifiesto hasta qué punto las tecnologías y capacidades digitales son cruciales para trabajar, estudiar y mantenerse en contacto, y qué aspectos deberíamos mejorar”, reconoció Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea. 

La Comisión Europea ha propuesto la creación de una “brújula digital”, con el objetivo de que ciudadanos y empresas tengan acceso a tecnologías punteras

Para preparar el camino hacia la década digital, la Comisión Europea ha presentado recientemente una nueva estrategia que propone la creación de una “brújula digital” para hacer realidad las ambiciones en esta materia. “Como continente, Europa tiene que velar por que sus ciudadanos y empresas tengan acceso a un surtido de tecnologías punteras que mejoren su vida y sean más seguras e incluso más ecológicas”, señaló Thierry Breton, comisario de Mercado Interior.

Su objetivo es agilizar las inversiones para ejecutar políticas digitales “que empoderen a las personas y a las empresas en pro de un futuro digital centrado en el ser humano, sostenible y más próspero”, poner en marcha proyectos plurinacionales y acordar una medida legislativa para regular la gobernanza de los gigantes tecnológicos. 

La transformación digital es una de las grandes prioridades europeas para los próximos años. De hecho, la Comisión Europea obliga a los Estados miembros a que destinen un mínimo del 20% del dinero del Fondo de Recuperación Europeo, también conocido como Next Generation EU, a proyectos que impulsen la transición tecnológica. 

Cuatro objetivos concretos

Europa quiere que para 2030, un mínimo del 80% de los ciudadanos cuente con competencias digitales básicas, un umbral necesario para cerrar la brecha digital en la sociedad y en las empresas. En 2019 había unos 7,8 millones de personas especializadas en el ámbito de las IT, una cifra un 4,2% superior al año anterior. 

Con esta tendencia alcista, la UE espera contar con 20 millones de trabajadores en las áreas de la ciberseguridad, la inteligencia artificial (IA) o el análisis de datos en 2030, pero es escéptica en conseguirlo si no se implementan medidas de aprendizaje y educación en el presente. El 70% de las empresas considera que este déficit digital supone un obstáculo para su prosperidad. El documento presentado en la Comisión Europea revela, además, que existe una brecha de género en el sector: solo uno de cada seis especialistas IT es mujer.

Puede interesarte: El teletrabajo puede impulsar a las mujeres a puestos tecnológicos

La segunda ambición es que todos los hogares europeos tengan conectividad de gigabit y que todas las zonas rurales puedan acceder a redes de 5G en 2030. “Una conectividad buena y segura para todos es una precondición para una sociedad en la que cada empresa y cada ciudadano pueda participar al completo”, recoge el Ejecutivo comunitario en su estrategia. Además, Europa espera tener en 2025 su primer ordenador cuántico. 

El objetivo es que el 75% de las empresas utilicen la nube, los macrodatos y la inteligencia artificial en la próxima década

En el ámbito empresarial, la meta es que el 75% de las firmas utilicen la nube, los macrodatos y la IA en la próxima década. Además, el 90% de las pymes, que representan la mayor parte del tejido empresarial europeo, deberían contar con un nivel básico de intensidad digital. 

La última vértebra de la “brújula digital” es que todos los servicios públicos importantes estén disponibles de forma online. Por ejemplo, en 2030, todos los ciudadanos deberían tener la posibilidad de ejercer su derecho a voto de forma telemática con total respeto a las leyes de privacidad de datos y con garantías plenas y seguras. 

También se espera que todos los europeos puedan tener acceso a su historial médico de forma electrónica. Las consultas médicas virtuales han aumentado más durante la pandemia de lo que lo han hecho en los últimos 10 años y han sido clave para evitar el colapso de hospitales. Consumar el salto digital en el ámbito sanitario ayudará, además, a mejorar la cooperación de los 27 sistemas de salud de la UE. El objetivo final es facilitar la vida de las personas, acelerar el funcionamiento de las administraciones públicas y promover las interacciones entre las instituciones, las personas y las empresas. 

Fotografía de 7shifts en Unsplash
-Categorías y etiquetas-
up