movi-image-marruecos-oportunidad-negocio-1
Envíanos sugerencias
Competencia y Mercados
4 min de tu tiempo

Marruecos, una oportunidad de negocio al otro lado del Estrecho

26/03/2021

Su situación geoestratégica, su economía abierta o su apuesta por el desarrollo industrial y las energías renovables convierten al país vecino en un destino con oportunidades para el desarrollo empresarial de las firmas españolas

“Marruecos es un mercado próximo geográficamente y desde hace años existe un incremento de flujos comerciales entre el país y España”, señala Carlos Dalmau, director de Soluciones Internacionales de Banco Sabadell, en el webinar ‘Marruecos: visión macroeconómica e información práctica para operar en el país’, organizado por HUB Empresa de Banco Sabadell. Marruecos es el décimo socio de origen de las importaciones españolas y ocupa el noveno lugar como destino de sus exportaciones, lo que hace que a día de hoy exista el mayor nivel de cooperación comercial entre ambos a nivel histórico.

 

El país vecino es el 58º a nivel mundial por volumen del producto interior bruto (PIB) y es el exportador número 53 a nivel global. Abdelghani Elbahy, director de Banco Sabadell Marruecos, destaca su “economía liberal, abierta y sus infraestructuras modernas” como modelo emergente con mucho potencial para la inversión y para el desarrollo de proyectos comerciales. Para Elbahy, la apuesta de Marruecos por impulsar sectores como el automovilístico, el de la electrónica o el de las energías renovables supone “una oportunidad global para las empresas establecidas en el país”.

El país no ha sido una excepción al azote que la pandemia del coronavirus ha dejado en el mundo. La crisis sanitaria ha provocado su primera recesión en 25 años, aunque se espera un rebote de su economía del 4,9% a lo largo de 2021. Además, Marruecos avanza en su campaña de vacunación con cuatro millones de personas inoculadas con la primera inyección y 700.000 con la segunda. 

¿Cuáles son las oportunidades de negocio?

La economía marroquí se caracteriza por una fuerte dependencia del sector agrícola, que absorbe al 32,5% de la población ocupada. Pero su distribución sectorial y económica lo hace un destino popular para emprender proyectos. Durante los últimos años, el sector industrial ha ido perdiendo peso y el objetivo es promover su desarrollo de cara al futuro con la consolidación de la industria manufacturera, la de químicos, la agroalimentaria y la textil. Así como impulsar sectores al alza como el automovilístico y el de la aeronáutica.

El país persigue la consolidación de la industria manufacturera, la de químicos, la agroalimentaria y la textil

“El objetivo es que la economía marroquí sea competitiva a nivel global y que se consolide su capacidad industrial a través de sectores nuevos, innovadores y que garanticen la protección de los recursos”, resume Asmae Laroussi, directora de empresas Banco Sabadell Marruecos. 

Laroussi destaca que su situación geoestratégica lo hace un lugar propicio para el desarrollo comercial con Estados Unidos, la Unión Europea, Emiratos Árabes Unidos o para la cooperación con sus socios regionales en África. Además, el país ha hecho una apuesta por el desarrollo de infraestructuras como el puerto de Tánger o la creación de ocho nuevas autopistas. Con una dependencia de la energía primaria del 91,7%, también busca fomentar la transición ecológica del país durante la próxima década para convertirse “en la plataforma industrial para la energía limpia en África”.

Puede interesarte: Impulso para una política comercial europea más ‘sostenible y firme’


¿Cómo pueden las empresas aterrizar en el país?

El cambio de divisas o las garantías y avales son algunos de los obstáculos que las empresas enfrentan a la hora de emprender la andadura internacional. Aunque, tal y como explica Adolfo López Macías, director comercial de Banco Sabadell Marruecos, antes de empezar a operar el primer paso es constituir una sociedad. Y aquí “la más popular es la sociedad limitada”, afirma.

Este experto detalla que los modelos de pago más populares son los cheques o los pagarés, aunque avala la seguridad de los primeros. “El impago de los cheques puede tener consecuencias penales, está muy perseguido. Solo el 1% quedan impagados”, asegura. Advierte, también, de la necesidad de presentar una nueva certificación en origen para importar productos industriales, una medida que se impulsó el año pasado.

El director comercial de Banco Sabadell Marruecos explica que el país cuenta con zonas de aceleración industrial que disfrutan de ventajas fiscales como la exención del IVA para empresas situadas en estas zonas o la exención del Impuesto de Sociedades durante los primeros cinco años de actividad. Estos lugares son Tanger-Tetouan-Al Hoceima; Casablanca-Settat; Oriental; Rabat-Salé-Kenitra; Fès-Meknès; y Sous Massa en Agadir. Por último, recuerda que las empresas españolas con filial en Marruecos pueden acogerse a las subvenciones del país para desarrollar el tejido empresarial interno con ayudas de hasta el 30% de la inversión total del proyecto. 

Fotografía de Chronis Yan en Unsplash
-Categorías y etiquetas-
up