movi-image-mercados-financieros-impacto-covid-1
Envíanos sugerencias
Inversiones
3 min de tu tiempo

Los mercados financieros resisten el impacto de la COVID-19

Pese a la extrema volatilidad y las caídas de los índices y los precios de muchos activos, los sistemas de contratación responden al shock de la pandemia

La COVID-19 llegó a España hace apenas dos meses provocando un impacto nunca antes visto y poniendo a prueba la resistencia del sistema financiero. ¿En qué medida se verán afectadas las economías? ¿Serán suficientes las medidas monetarias y fiscales? La incertidumbre ha sido una de las protagonistas durante las últimas semanas. Y esta incertidumbre sobre el impacto real en la economía y en los mercados ha hecho que durante estos dos meses los principales índices mundiales experimentasen caídas históricas. 

Con todo, lo cierto es que, a pesar de la crisis sin precedentes que vive Europa, los mercados de capitales han continuado funcionando correctamente, con una buena liquidez por lo general, aunque desigual en determinados sectores, e incluso con volúmenes récord de emisiones en algunos sectores. Así se desprende del Informe “Initial Impact of COVID-19 on European Capital Markets” publicado por la Asociación para los Mercados Financieros de Europa (AFME).

La emisión de bonos corporativos con grado de inversión superó los 50.000 millones de euros en la primera semana de abril. Esta cifra marcó un récord histórico en los mercados europeos, incluso teniendo en cuenta que la mayoría de los participantes del mercado financiero está trabajando a distancia.

No obstante, los mercados son hoy más volátiles que hace unos meses, lo que ha supuesto dificultades para que muchas empresas puedan operar en Bolsa. Solo un dato: entre finales de marzo y principios de abril, solo se produjeron siete operaciones iniciales de salida a Bolsa -las conocidas IPOs- con unos ingresos de 26 millones de euros, un 83% menos que el mismo periodo de 2019, descenso que se explica dada la elevada incertidumbre que ha generado el coronavirus, que a su vez hace casi imposible vender acciones en el mercado primario. 

Por su parte, los mercados secundarios de titulización han sufrido reducciones desproporcionadas de liquidez. Si bien es cierto que el BCE ha aprobado un programa de compras para casos de emergencia que ha tenido efectos positivos, por ejemplo, en bonos del Estado y otros sectores de renta fija, este efecto aún no se ha trasladado a los mercados de titulización. Según el informe de AFME, el apoyo a la titulización continúa siendo limitado, de acceso más lento y sujeto a criterios más estrictos.   

El papel de la banca

La crisis de la COVID-19 también pone a prueba la capacidad de resistencia del sector bancario. Tal y como señala el mencionado informe de AFME, los bancos que interactúan en el mercado europeo están bien posicionados desde el punto de vista de la solvencia y la liquidez para apoyar a empresas y hogares durante este período de crisis económica, aunque con preocupaciones permanentes sobre la continuidad de algunos agentes, algo que ya ocurría antes de la irrupción del virus, señala el informe. 

El sector bancario ha continuado inyectando liquidez en el mercado, movilizando recursos entre los agentes económicos y facilitando la gestión del riesgo a empresas e inversores. Y la maquinaría debe seguir en marcha, ya que, según los datos del Banco de España, las entidades financieras prevén un fuerte incremento de los préstamos por parte de las empresas entre abril y junio.

Los bancos que operan en el mercado europeo han hecho sus deberes durante los últimos años y han acumulado sistemáticamente sus reservas de capital y liquidez mediante una combinación de reestructuración interna, generación de beneficios y recaudación de capital externo. 

En 2019, los bancos de la Unión Europea informaron de un total de 1,7 billones de euros en capital CET1 (capital de máxima calidad). Según el informe de la asociación europea, para la Autoridad Bancaria Europea esta cifra supone un aumento sustancial con respecto a los 496.000 millones de euros de 2005. 

Los mercados de capitales son cíclicos e irán respondiendo a las medidas políticas, nacionales e internacionales, movimientos financieros y empresariales… A instancias de esa volatilidad, lo importante es que existen organismos y mecanismos para garantizar que los mercados continúan funcionando como hasta ahora y que el sistema financiero y bancario es capaz de ayudar a empresas y hogares inyectando liquidez en la economía real.

 

-Temas relacionados-
up