movi-image-consumidores-aprueban-seguridad-distribucion-1
Envíanos sugerencias
Competencia y Mercados
3 min de tu tiempo

Los consumidores aprueban con notable alto la seguridad de la distribución durante la COVID-19

17/06/2020

La crisis sanitaria deja nuevas preferencias en los usuarios: se fijarán más en los precios, preferirán comercios de proximidad y productos frescos

No solo hemos asumido con normalidad el uso de la mascarilla, sino que exigimos que se guarden esas medidas de seguridad en los establecimientos que frecuentamos como tiendas, supermercados y ahora, en fase 3, bares o restaurantes. Y es que la seguridad y la higiene son factores determinantes para los consumidores en la nueva normalidad. Así lo reflejan los resultados de la segunda oleada del barómetro de AECOC Shopperview y la consultora 40dB, Consumo y compra dentro y fuera del hogar durante y después del COVID-19, que indica que el 83% de los españoles cree que debe mantenerse al máximo las medidas de este tipo para combatir el coronavirus una vez pasado el confinamiento, y aplauden las iniciativas desplegadas por la distribución durante la crisis sanitaria. Los compradores puntúan con un 8,72 sobre 10 las estrategias de higiene y seguridad para empleados y clientes implementadas por los establecimientos y con un 8,43 la calidad del servicio ofrecido durante el confinamiento.

Te puede interesar: Consumo y Covid-19: así ha cambiado la demanda de bienes y servicios

El barómetro también refleja cómo la incertidumbre económica gana relevancia en el comportamiento de los consumidores españoles. Según la encuesta, el porcentaje de compradores que ahora da más importancia a los precios a la hora de llenar su cesta de la compra ha pasado del 33% (resultados entre el 3 y el 7 de abril) al 46% (del 12 al 17 de mayo). Este crecimiento va en línea con el porcentaje de consumidores que ahora busca ofertas y promociones, que ha pasado del 32% al 44%, con una especial incidencia entre la población joven: un 60% da ahora mayor peso a este factor a la hora de hacer sus compras.

La creciente relevancia de los precios va asociado a la preocupación de los ciudadanos por el impacto de esta crisis. Casi la mitad de los españoles prevé que su situación económica empeorará, y el 68% afirma que controlará más sus gastos en la nueva normalidad (versus el 64% en la primera encuesta). Este contexto de incertidumbre económica explica uno de los cambios de hábitos en la compra más acentuados durante esta crisis, como es el crecimiento de la cesta básica. El 71% de los encuestados reconoce que compra, sobre todo, productos esenciales, y hasta el 37% se preocupa menos por probar nuevos productos. Antes de la crisis de la COVID-19, el 60% de los compradores había adquirido al menos un producto nuevo en su última compra. En esta línea, ganan peso las marcas de la distribución. Si en la primera oleada del barómetro de AECOC Shopperview el 23% había comprado productos de marca blanca, el porcentaje en las últimas semanas ha crecido hasta el 34%.

Te puede interesar: ¿Qué valoramos ahora de las marcas como consumidores?

En las últimas semanas también han crecido muchas de las tendencias que ya se intuían desde el inicio del confinamiento y que podrían consolidarse en la nueva normalidad. Además de la preocupación por la seguridad y la higiene, la proximidad es otro de los factores que promete ganar relevancia en el futuro próximo. Hoy, el 75% de los consumidores acude a los establecimientos que le quedan más cerca del hogar, y el 67% asegura que seguirá acudiendo a estas tiendas cercanas tras el confinamiento (versus el 56% en la primera oleada).

Por su parte, el online sigue creciendo como opción de compra. El porcentaje de personas que han adquirido productos de gran consumo por Internet ha pasado del 40% al inicio del confinamiento al 53% en las últimas semanas, con un 26% de la población que se ha estrenado en este tipo de compras durante el confinamiento. Entre los que han optado por primera vez por la compra online, el 70% asegura que seguirá comprando parte de los productos de su cesta de la compra a través de este canal y el 8% cree que lo utilizará como sistema habitual de compra.

Te puede interesar: Digitalización de la sociedad: cómo será el consumidor poscovid-19

Por último, las restricciones en movilidad y la incertidumbre en torno al sector de la hostelería y la restauración han impulsado la alimentación en el hogar: el 67% ya dedica tiempo a cocinar y el 68% asegura que, una vez pasado el confinamiento, buscará productos para seguir cocinando en casa. Sin embargo, este crecimiento parece tener un efecto nocivo en el desperdicio alimentario: el 7,5% de los encuestados reconoce tirar más comida a la basura.

El paso de las semanas también ha devuelto la importancia de algunos factores que habían perdido relevancia durante las primeras semanas de confinamiento. El caso más claro es el de la sostenibilidad. Si en la primera oleada del barómetro tan solo el 38% de los consumidores aseguraban que se fijaban en las marcas y productos comprometidos con el medioambiente, el porcentaje en las últimas semanas ha crecido hasta el 52%.

De cara al futuro, el 76% cree que será importante reducir los envases y el 63% asegura que comprará más productos de proximidad. Del mismo modo, en las últimas semanas se ha relajado la tendencia de los consumidores a reducir el número de compras semanales. Al principio del confinamiento, el 45% de los españoles decía acudir con menos frecuencia a sus establecimientos. El porcentaje ha caído hasta el 21% en las últimas semanas. De hecho, casi un tercio de los encuestados reconoce hacer incluso más actos de compra que antes del estado de alarma.

El paso de las semanas también ha llevado a una cierta bajada de las compras de acaparamiento. El 36,5% de los consumidores reconoce que aún acumula en sus compras, por un 40% que lo hacía en el primer barómetro. Esta tendencia a la baja coincide con la recuperación de la compra de productos frescos, que ha pasado de ser importante para tan solo el 21% de la población a serlo para el 45%.

-Temas relacionados-
up