movi-image-errores-comunes-empresa-1
Envíanos sugerencias
Pequeña empresa
3 min de tu tiempo

Los 10 errores más comunes al crear una empresa

16/09/2019

Un 26% de las empresas cerrará durante su primer año de vida y tan solo un 36% alcanzará tres ejercicios de actividad, según los datos de la OECD. Solo hasta octubre de 2018 se cerraron 19.702 sociedades y el motivo en muchos casos estaba directamente relacionado con la puesta en marcha del negocio.

Errar es humano y hacerlo al crear una empresa todavía más. De hecho, apenas hay emprendedores de éxito que no hayan experimentado el fracaso en sus carnes de una u otra forma. Por fortuna, puedes aprender de ellos y no cometer los siguientes errores al crear una empresa:

1. No acertar con la forma societaria

Lo más habitual es empezar como autónomo y después crear una sociedad. No tiene por qué ser la mejor opción si quieres proteger tu patrimonio como emprendedor. Una Sociedad Limitada (SL) implica más costes, pero también es más segura. En cualquier caso, tendrás que ser autónomo, bien por tu cuenta o autónomo societario.

2. Enfocarse en los inversores y no en los clientes

La financiación es importante, pero quienes dan de comer a la empresa son los clientes. Un error habitual es dedicar mucho tiempo a la búsqueda de un capital adicional que puede no ser necesario en lugar de atender al negocio. Que los números del negocio primen frente a las presentaciones.

3. Olvidarte de cuestiones legales clave

Crear una empresa implica muchos trámites legales y papeleo. Al iniciar el negocio no olvides cuestiones como la patente de marca o la protección de datos.

4. Empezar sin un pacto societario

Un pacto entre socios regula la relación entre los socios y los protege en caso de futuras ventas o ampliaciones de capital. Pocas empresas lo redactan al formarse y es una de la mayores fuentes de conflicto en el futuro. 

5. Confundir facturar con cobrar

Vender está bien, pero no implica necesariamente que el negocio funcione. Para eso tienes que cobrar. La Administración central tarda una media de 70 días en pagar, según los datos de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos ATA y las autonómicas 45 días. Entre empresas, el retraso medio en los pagos respecto a la fecha prevista en la factura es de 12 días, según los datos de Informa D&B.

6. Centrarse solo en la idea / Esperar a que el producto esté perfecto

Muchos emprendedores se enamoran de la idea, cuando la ejecución es tanto o más importante. Querer salir con todo perfecto es un error muy habitual.

7. Ser demasiado optimista

Un 29% de las empresas cierran porque se quedan sin dinero, según un estudio de CB Insights. Uno de los motivos es que los emprendedores tienden a ser demasiado optimistas con sus previsiones de ingresos y también con los costes que deberán asumir. Además, su colchón de seguridad para mantener el negocio a flote también suele ser limitado.

8. Falta de modelo de negocio

Un 17% de los fracasos están motivados por lanzar un producto sin un buen modelo de negocio detrás o sin evolucionar el modelo inicial, según los datos de CB Insights. A esto se añade un 14% que cierra por no saber ejecutar correctamente su plan de marketing y otro 10% que pivotó el negocio de forma errónea. 

9. No acertar con el precio

Esta es la razón del 18% de los cierres en las startups, bien por ser muy caro o por ser demasiado barato y apenas cubrir costes. 

10. Retrasarse en las subvenciones

Hay muchas ayudas para crear empresas, pero debes pedirlas en tiempo y forma. El mejor ejemplo es la posibilidad de capitalizar el paro como autónomo, algo que puedes pedir en cualquier momento, menos cuando quedan menos de tres meses por cobrar. En esta línea, si has recibido una subvención, debes ser capaz de justificarla o tendrás que devolverla, algo habitual con las subvenciones de I+D.

Fotografía de Rawpixel en Unsplash
-Temas relacionados-
up