movi-image-empresas-agilidad-flexibilidad-avales-1
Envíanos sugerencias
Inversiones
3 min de tu tiempo

Las empresas demandan mayor agilidad y flexibilidad en la concesión de avales por parte de los organismo públicos

18/05/2020

Para solicitar éstas u otras ayudas es fundamental el acompañamiento de expertos

El Consejo de Ministros aprobó a principios de este mes de mayo el acuerdo por el que se activa el tercer tramo de la Línea de Avales para garantizar la liquidez de empresas y autónomos. Se destinarán 20.000 millones para garantizar préstamos de autónomos, pymes y grandes empresas; 4.000 millones para cubrir pagarés del Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF) y 500 millones para reforzar los reavales concedidos por la Compañía Española de Reafianzamiento (CERSA).

Con los últimos datos disponibles, hasta el domingo 3 de mayo las empresas españolas han recibido 36.190 millones de euros en financiación a través de la Línea de Avales. Se han beneficiado de la misma 269.843 empresas, que han recibido avales por importe de 27.510 millones de euros. Del total de operaciones, el 98% corresponde a nuevos préstamos y renovaciones de autónomos y pymes, con 264.862 operaciones avaladas, por importe de 18.998 millones de euros. Estos avales han permitido que fluya financiación por más de 23.773 millones de euros. Asimismo, se han garantizado 4.981 operaciones de grandes empresas, por importe de 8.511 millones de euros, que les han permitido obtener financiación por más 12.400 millones. 

No obstante, las empresas no están contentas con la gestión de los organismos públicos, sobre todo las pymes. En un informe de Cepyme se recogen sus principales quejas: la burocracia y la demora en la tramitación. “La solicitud de dicha financiación lleva aparejada la aportación de un gran volumen de documentación, que resulta complejo de proporcionar en la situación actual, especialmente para la microempresa de menos de 10 trabajadores", explican fuentes de Cepyme en un comunicado. La patronal advierte de que estas sociedades -comercios de barrio en la mayoría de casos- no disponen de departamentos financieros propios y tienen que recurrir a gestorías y asesores externos que en estos momentos están saturados y operando en remoto.

La segunda gran queja que resulta de las encuestas internas realizadas por las organizaciones empresariales se refiere a los criterios de solvencia “demasiado rígidos”. Según sus cálculos, un 27% de las empresas que han demandado estas líneas de avales no las han obtenido y un 39% lamenta la compleja tramitación para lograrla. Por este motivo, las pymes piden al Gobierno que rebaje los criterios de solvencia y especialmente el que impide acceder a un aval si la empresa tenía recibos pendientes al cierre de 2019. Su propuesta es limitar estas deudas a un máximo de 6.000 euros o del 20% de la financiación solicitada.

Por su parte, la Petita i Mitjana Empresa de Catalunya (PIMEC) plantea, a través de un comunicado, que el abono sea inmediato tras la firma para créditos inferiores a los 100.000 euros, para agilizar el proceso. El ICO revisa las operaciones previamente aceptadas por los bancos antes de conceder el aval, lo que dilata el plazo entre la solicitud y el ingreso en cuenta. Según un estudio de Pimec, entre la rúbrica y el abono están pasado 12 días.

Al servicio de las necesidades de las empresas 

Entre las entidades financieras que trabajan con la línea de avales se encuentra Banco Sabadell, que las incluye dentro de su Plan de acompañamiento a las empresas. “Tenemos un objetivo claro: ayudar a nuestros clientes. Estar a su lado, anticiparnos a sus necesidades y ofrecerles soluciones de financiación. Es nuestra responsabilidad. Por ello, en Banco Sabadell les ofrecemos la financiación ligada a las medidas de ayuda anunciadas por el Gobierno (ICO Covid-19)”, explica Sergi Bea, director de la Dirección de Segmento Empresas y Pymes de Banco Sabadell.  Para ello, la entidad cuenta con casi 3.000 gestores especialistas, gran parte de ellos en teletrabajo, que contactan con los clientes para conocer de primera mano sus previsiones y necesidades. Además, realiza una revisión de las políticas y procedimientos para agilizar la formalización de las operaciones y adaptarse a las peculiaridades de la situación. “Se ha creado un circuito exprés para la aprobación de operaciones, se ha habilitado una nueva modalidad de formalización a distancia y se han simplificado los procesos para ganar en agilidad”, añade Sergi Bea.

“Más allá de las preocupaciones propias de una crisis sanitaria de estas características, en un entorno como el actual la mayoría de las empresas ven sus ingresos muy mermados, cuando no eliminados. Es por ello que la principal prioridad para la mayoría de las empresas es poder disponer de la liquidez necesaria para hacer frente a sus compromisos. Son muy conscientes de la importancia que tiene cumplir con estos (nóminas, pagos a proveedores,…) para, una vez superada la crisis sanitaria, volver a su actividad con el menor impacto posible”, apunta Sergi Bea, quien también señala que otra de las preocupaciones más extendidas es poder mantener su capacidad operativa básica. Y, sin duda, las capacidades de teletrabajo y la banca a distancia están jugando en este sentido un papel fundamental. Así, se trata de complementar las soluciones de las que dispone la entidad para dar la mejor respuesta a las necesidades específicas de esta nueva situación: soluciones para el circulante de las empresas así como también para sus financiaciones a largo plazo.

“Lógicamente hay tantas realidades como empresas y por tanto también existen preocupaciones más específicas en determinados sectores. Así, por ejemplo, aquellas empresas con comercio exterior están también preocupadas por los impactos logísticos que esta crisis puede tener a nivel internacional (transporte de mercancías, situación en aduanas, impacto de la crisis en sus proveedores o clientes…)”, añade el director de la Dirección de Segmento Empresas y Pymes.

Puede interesarte: Las ventajas de apoyarte en las Sociedades de Garantía Recíproca para mitigar el impacto financiero de la crisis

Fotografía de Arnaud Jaegers en Unsplash
-Temas relacionados-
up