movi-image-eleconomista-claves-ayudas-cambiar-coche-1
Envíanos sugerencias
Sostenibilidad
4 min de tu tiempo

Las claves de las nuevas ayudas para cambiar de coche

29/04/2021

El objetivo del Plan MOVES III es alcanzar los 250.000 vehículos eléctricos y los 100.000 puntos de recarga para 2023

El Consejo de Ministros ha aprobado recientemente el Real Decreto que regula la tercera edición del Programa de Incentivos a la Movilidad Eficiente y Sostenible (MOVES), que cuenta con un presupuesto inicial de 400 millones de euros, ampliable hasta los 800 millones si hay demanda.

El objetivo es aumentar la penetración del vehículo eléctrico en España para alcanzar los 250.000 vehículos eléctricos y los 100.000 puntos de recarga para 2023, lo que permitirá evitar más de 450.000 toneladas de dióxido de carbono (CO2) y generar actividad y empleo en toda la cadena de valor de la movilidad eléctrica. Concretamente, se espera que aporte una inyección de 2.900 millones de euros al producto interior bruto (PIB) y que produzca cerca de 40.000 empleos.

Puede interesarte: Quiero comprarme un coche eléctrico, ¿por dónde empiezo?

El programa, financiado con el Fondo de Recuperación Europeo, también conocido como Next Generation EU, volverá a estar coordinado por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) y gestionado por las comunidades y las ciudades autónomas, que deberán realizar las convocatorias correspondientes en sus territorios. El criterio de reparto del presupuesto inicial será por población. De este modo, Cataluña volverá a ser en esta tercera edición la comunidad autónoma que más presupuesto tenga, con una previsión de 65,5 millones de euros, seguida de la Comunidad de Madrid, con 57,1 millones de euros. En el lado contrario están las regiones de Ceuta y Melilla, con 709.805 euros y 734.032 euros, respectivamente.

¿A qué ayudas se puede optar como particular?

La cuantía de las ayudas para particulares y autónomos será mayor en caso de que el comprador achatarre un vehículo de más de siete años de antigüedad. El plan subvenciona con hasta 9.000 euros la compra de furgonetas eléctricas, con hasta 7.000 euros la adquisición de vehículos eléctricos, y con hasta 1.300 euros la compra de motocicletas eléctricas. El objetivo es acelerar la renovación de la flota y la sustitución de vehículos antiguos y más contaminantes. En caso de que no se achatarre un vehículo, las ayudas podrán alcanzar los 4.500 euros para los coches eléctricos y los 1.100 euros para las motocicletas eléctricas.

Por su parte, los híbridos enchufables o los híbridos de autonomía extendida con al menos 30 kilómetros de autonomía 'cero emisiones', contarán con una ayuda de 2.500 euros, que asciende a 5.000 euros si se achatarra otro coche. Tanto en el caso de los vehículos eléctricos de batería como de los híbridos enchufables, el precio de compra no puede superar los 45.000 euros, a no ser que el automóvil sea 100% eléctrico y cuente con ocho o nueve plazas, ya que aquí el límite se extiende hasta los 53.000 euros. En el caso de las motos eléctricas, su precio no podrá sobrepasar los 10.000 euros.

Puede interesarte: Eléctrico, híbrido o enchufable: ¿qué coche liderará la próxima década?

Para vehículos comerciales, las ayudas a particulares y autónomos ascienden a los 9.000 euros si mandan al desguace un modelo de más de siete años de antigüedad y de 7.000 euros en caso de no hacerlo.

 

movi-image-eleconomista-claves-ayudas-cambiar-coche-grafico-1


 

Ayudas para particulares y autónomos. Fuente: Programa MOVES III

En el caso de las empresas, las ayudas dependerán del tamaño de las mismas. Así, las pymes que achatarren un modelo de más de siete años de antigüedad y adquieran un turismo de batería de hidrógeno o eléctrico contarán con 4.000 euros de incentivo. En el caso de las grandes empresas, estas ayudas son de 3.000 euros. Por el contrario, en caso de no achatarrar ningún modelo, las ayudas a las pymes pueden ser de hasta 2.900 euros, mientras que para las grandes organizaciones es de 2.200 euros.

Para motocicletas, las pymes podrán beneficiarse de 950 euros en caso de achatarramiento y de 750 euros sin él. Las grandes empresas podrán optar a incentivos de 900 euros si achatarran y de 700 euros si no lo hacen. Mientras, si se trata de vehículos comerciales y se entrega otro vehículo, las pymes contarán con ayudas de 5.000 euros, mientras que las grandes organizaciones podrán acceder a 4.000 euros de incentivo. En caso de no querer achatarrar, las pymes contarán con 3.600 euros de ayudas y las grandes empresas, con 2.900 euros.

 

movi-image-eleconomista-claves-ayudas-cambiar-coche-grafico-2


 

Ayudas para empresas. Fuente: Programa MOVES III

El Plan MOVES III también incluye una cuantía adicional del 10% en las ayudas a la compra de turismos eléctricos destinados al servicio de taxi o de vehículo de transporte con conductor (VTC), lo que favorece la sustitución de vehículos que realizan un elevado número de kilómetros. Asimismo, este programa dota con un 10% adicional la cuantía que reciben las personas con movilidad reducida que necesiten adaptar su vehículo. Cabe destacar que estas ayudas extra del 10% no son acumulables entre sí.

Tanto para los particulares, como para los autónomos y las empresas, los vehículos de segunda mano están excluidos, excepto aquellos automatriculados por los concesionarios siempre y cuando hayan pasado menos de nueve meses entre el registro y su venta.

Además, el Plan MOVES III no cuenta con ayudas a la compra de vehículos industriales ni de autobuses, que pasarán ahora a depender del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, que tendrá que aprobar otro programa de ayudas e incentivos.

Puede interesarte: La otra forma de 'tener' un coche


¿Qué ayudas existen para los puntos de recarga?

El Plan MOVES III también contempla ayudas al despliegue de puntos de carga. En este sentido, los autónomos, los particulares, las comunidades de propietarios y las entidades locales que no desarrollen actividad empresarial podrán recibir una ayuda que cubra el 70% del coste de la instalación de infraestructuras de recarga o de las actuaciones de preinstalación de recarga en las comunidades de propietarios. Además, recibirán un refuerzo del 10% adicional si las actuaciones se ubican en municipios de menos de 5.000 habitantes, pudiendo alcanzar una subvención del 80% del coste.

Puede interesarte: ¿Cuánto cuesta cargar un coche eléctrico en casa?

En lo que respecta a las grandes empresas, las ayudas serán de un 40% siempre que la infraestructura de recarga sea de acceso público y la potencia igual o superior a 50 kilovatios (kW) si las actuaciones están ubicadas en municipios de menos de 5.000 habitantes, reduciéndose al 35% en el resto de zonas. Estas cuantías podrán incrementarse un 10% para medianas empresas, por lo que se puede llegar a subvencionar el 50% del coste, y hasta un 20% para pequeñas empresas, con lo que la ayuda puede cubrir un 60% del coste.

En caso de que se trate de una infraestructura de uso público o privado y cuente con una potencia inferior a 50 kW, las ayudas serán de un 30% y podrán incrementarse un 10% si las inversiones se ubican en municipios de menos de 5.000 habitantes, alcanzando una cobertura del 40%.

De este modo, se busca impulsar la creación de puntos de recarga en España, donde solo existen 8.451 puntos de recarga pública, según los datos del 'Barómetro de la Electromovilidad' de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC) correspondiente al tercer trimestre de 2020. Estos datos alejan al país de otras regiones europeas como Noruega, el Reino Unido, Países Bajos y Alemania, líderes en generación de redes de recarga en el continente. El actual déficit en infraestructuras de recarga dificulta, además, el poder cumplir con las exigentes metas que ha establecido la Unión Europea (UE) de que circulen por sus vías rodadas más de 30 millones de coches eléctricos al final de la década actual.

Puede interesarte: ¿Dónde recargar el coche eléctrico? Las tareas pendientes de la movilidad sostenible


¿Cómo se pueden solicitar las ayudas?

Al igual que en la anterior edición, son las comunidades autónomas las gestoras de los fondos, por lo que es a ellas a las que se deberán dirigir los particulares, los autónomos, las empresas y las administraciones públicas.

En el caso de los particulares y los autónomos, las ayudas se pueden pedir ya (siempre y cuando la factura de compra sea posterior al 9 de abril); aunque no recibirán respuesta hasta que las autonomías abran sus convocatorias. Las empresas, sin embargo, tendrán que esperar a que cada región publique su respectivo plan de ayudas.

Puede interesarte: ¿Ha llegado el momento de comprarme un coche eléctrico?

Tras su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE), el IDAE va a proceder a notificar a todas las comunidades autónomas, así como a Ceuta y a Melilla, la disponibilidad del presupuesto. Asimismo, las autonomías deberán solicitar y aceptar las ayudas del MOVES III en el plazo de tres meses. A partir de ahí, las cantidades serán transferidas por el IDAE a las regiones que, en caso de no ejecutar todo el presupuesto, tendrán que devolverlo a este organismo.

¿Este programa es compatible con el MOVES II?

La respuesta es 'no'. Una misma actuación (adquisición de vehículo eléctrico o de infraestructura de recarga) solo puede acogerse a uno de los planes. Por tanto, una actuación que desee acogerse al MOVES III (en caso de que cumpla los requisitos para ello) deberá renunciar a la solicitud que haya realizado, en su caso, al MOVES II o a otros programas de ayuda.

Puede interesarte: El impulso del vehículo eléctrico en el sector de la automoción español

Fotografía de Erik Mclean en Pexels
-Categorías y etiquetas-
up