movi-image-realidad-virtual-salud-mental-1
Envíanos sugerencias
Transformación digital
3 min de tu tiempo

La realidad virtual, gran aliada de la salud mental

Sat Dec 12 23:38:17 CET 2020

El 93% de los países han paralizado los servicios para tratar problemas mentales durante la pandemia, según la OMS, por lo que la telemedicina y los métodos de tratamiento mediante realidad virtual cobran especial importancia

Los problemas de salud mental serán la principal causa de discapacidad en el mundo en 2030. En España, una de cada cuatro personas tiene o tendrá algún problema de este tipo a lo largo de su vida. Y la COVID-19 ha impulsado este tipo de patologías. En concreto, el 65% de la población tiene síntomas de ansiedad o cuadros depresivos debido a la situación marcada por la incertidumbre y al confinamiento y otras restricciones impuestas para evitar los contagios por el coronavirus, según un estudio realizado por investigadores del Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental (CIBERSAM) y del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), entre otros. Y esto se refleja en el incremento de la venta de medicamentos. El consumo de sustancias para el sistema nervioso central creció un 4,1% entre enero y septiembre, según datos de IQVIA. Todo ello lleva a que el 89% de los países considere la salud mental y el apoyo psicológico como parte de los planes de respuesta para la COVID-19, según el informe ‘The impact of COVID-19 on mental, neurological and substance use services’, elaborado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Sin embargo, solo el 17% ha asegurado una financiación adicional para ello.

“El 93% de los países han paralizado los servicios para tratar problemas mentales durante la pandemia”, según la OMS

“Vamos a ver un incremento muy significativo de la demanda de servicios de salud mental, sobre todo con temas relacionados con la ansiedad, el estrés, el Trastorno Obsesivo-Compulsivo (TOC), etc. Hay que estar preparados para cuando esto pase”, explica Xavier Palomer, CEO de Psious, la galardonada como startup del año por ESADE Alumni y BStartup, de Banco Sabadell. Se trata de una plataforma que ofrece a los psicólogos y profesionales de la salud mental entornos animados e hiperrealistas que pueden utilizar en su práctica clínica para el tratamiento de los trastornos de ansiedad, miedos y fobias. Sin embargo, la situación durante estos meses de pandemia ha sido otra, ya que el 93% de los países consultados por la OMS han sufrido la paralización de uno o de más servicios para pacientes con problemas mentales, neurológicos o de abuso de sustancias. Es decir, tan solo un 7% mantuvieron abiertos todos los servicios destinados a la cura de estas patologías completamente. Eso sí, más del 75% de la atención que sí se mantuvo se realizó online durante la primera ola, según una encuesta de la Asociación Europea de Psiquiatría que recoge la Fundación Civio.

La crisis de la COVID-19 ha puesto de manifiesto aún más la necesidad de encontrar fórmulas que ayuden a ofrecer una solución ante este tipo de patologías, ya que es comprensible que “el distanciamiento social, la avalancha constante de malas noticias y la limitación en las salidas genere problemas de este tipo”, señala Palomer, quien añade que las nuevas tecnologías constituyen un gran aliado para conseguirlo, “como complemento a las soluciones que ya tenemos”. 

Puede interesarte: ¿Es un buen momento para invertir en salud?

¿Es posible tratar los trastornos mediante entornos virtuales? La respuesta es que sí y la realidad virtual lo hace posible. Se trata de generar entornos hiperrealistas que se puedan utilizar en la práctica para el tratamiento de trastornos como la ansiedad, los miedos y las fobias. Mediante diferentes módulos terapéuticos de realidad virtual se puede lograr una inmersión total, un control de los parámetros de la exposición y la posibilidad de repetir diferentes escenas para tratar la ansiedad, el estrés, la depresión, los trastornos alimentarios, etc. 

“La realidad virtual puede reducir en un 30% la percepción del dolor”, comenta Xavier Palomer, CEO de Psious

“Hay estudios que validan la efectividad y la eficiencia de la realidad virtual, ya que puede reducir hasta en un 30% la percepción del dolor o en un 20% el nivel de ansiedad”, explica el CEO de Psious. Y es que, lo que permite es una simulación a un nivel muy cercano al real de cualquier entorno y, de esa manera, también permite tener el control sobre el mismo. Además, esto también hace que el paciente “esté más abierto a recibir terapia”.

La salud y la tecnología

La COVID-19 ha supuesto un auténtico impulso a la transformación digital que ya venía experimentado el sector de la salud en los últimos años. En este sentido, el coronavirus ha dado un espaldarazo a la telemedicina debido a las limitaciones de movilidad que se han implantado, ya que paciente y terapeuta han tenido que realizar las sesiones de forma telemática. Además, todo apunta a que esta modalidad ha llegado para quedarse, ya que puede ser una buena combinación con los sistemas tradicionales y adaptarse a múltiples formatos. Desde Psious, por ejemplo, comenta Palomer que tras la crisis han lanzado la versión para smartphone de sus servicios. 

Puede interesarte: Telemedicina: ¿cómo ha evolucionado con la COVID-19?

Para la OMS, el bienestar mental es un componente fundamental de la definición de salud. Sin embargo, todavía queda un largo recorrido para lograrlo, ya que calculan que alrededor de 450 millones de personas en el mundo se ven afectadas por un problema de este tipo. La tecnología y la innovación pueden acelerar ese proceso y traer mejoras en este campo. 

Puede interesarte: ‘Mindfulness’: por qué aplicarlo en tu trabajo puede llevar a tu empresa al éxito

Fotografía de Andrea Piacquadio en Pexels
-Categorías y etiquetas-
up