movi-image-lainformacion-movilidad-futuro-1
Envíanos sugerencias
Vivienda
4 min de tu tiempo

La movilidad del futuro, ¿ya está aquí?

12/02/2021

La reducción de los desplazamientos a causa de la crisis sanitaria ha cambiado la movilidad de los ciudadanos, dando paso a alternativas más sostenibles.

Confinamientos, restricciones a la movilidad, toques de queda… la pandemia de coronavirus ha provocado que los ciudadanos pasen un mayor tiempo en el hogar, influyendo directamente en la forma de trabajar, de relacionarnos y de movernos. Tanto el uso del transporte público como el del vehículo privado han descendido, dejando paso a ciudades más amables con los peatones, un reflejo de las urbes sostenibles del futuro cuyo desarrollo se ha acelerado con la crisis sanitaria.

En 2020 se produjeron 321 millones de desplazamientos de largo recorrido, un 25% menos con respecto al año anterior; es decir, 106 millones de movimientos por carretera menos, de acuerdo con las cifras ofrecidas por la Dirección General de Tráfico (DGT). Según Pulso, la herramienta de Banco Sabadell, la actividad comercial en el sector del transporte en España en enero representa el 24,44% del mismo periodo de 2020, lo que supone una caída de más del 75%.

Puede interesarte: Más vehículo propio y menos transporte público: así se mueven los ciudadanos en las grandes ciudades

Todo apunta a que este cambio en la movilidad se mantendrá una vez se haya superado la pandemia, cambiando el panorama tal y como lo conocemos y dando un mayor protagonismo al coche compartido y a los vehículos eléctricos, potenciando el transporte público local y otras alternativas más sostenibles como la bicicleta.

Alternativas sostenibles para el ciudadano

La preocupación por el planeta y la lucha contra el cambio climático han transformado en los últimos años las modalidades de transporte, favoreciendo las alternativas más sostenibles, como las bicicletas.

"La pandemia es una oportunidad fantástica para transformar las ciudades, la movilidad y crecer de la mano de la sostenibilidad"

Durante el mes de mayo, las tiendas que vendían estos vehículos vieron un incremento en los pedidos online. “En aquella primera semana del mes vimos un incremento del 400%, tanto en las ventas como en las reparaciones”, según cuenta la Asociación de Marcas y Bicicletas de España (AMBE). Además, la AMBE comparte que las ventas se mantuvieron hasta que los stocks de los modelos más económicos se agotaron y, a partir de septiembre, era misión imposible adquirir una bicicleta.

Para Pep Gómez, CEO y fundador de Reby, plataforma de alquiler de patinetes eléctricos, “la pandemia, dentro de todas sus consecuencias negativas, es una oportunidad fantástica para transformar las ciudades, la movilidad y crecer como compañía y start-up de la mano de la sostenibilidad y las nuevas necesidades del usuario”, explica en el webinar El mundo que viene: la movilidad del futuro, organizado a través de HUB Empresa por BStartup de Banco Sabadell y Startup Valencia.

Juan Bueno, CEO y fundador de MYRENTGO MOBILITY y asesor estratégico de movilidad de Cities Forum, subraya que “hay que darle protagonismo al peatón y a otros transportes como la bicicleta, pero no eliminar el coche. Hay que ordenar la ciudad, apostar por la multimodalidad, poner al usuario en el centro de la movilidad, no al vehículo”.

La transformación de las ciudades también pasa por reducir el número de desplazamientos con opciones como el coche compartido a raíz de un cambio de mentalidad en los consumidores, que ya no se centran en la propiedad, sino en la experiencia. Esto también refuerza opciones como el leasing o el renting.

Mar Alarcón, CEO y fundadora de la plataforma de alquiler de coches SocialCar, lo explica de esta manera en el webinar de HUB Empresa de Banco Sabadell: “Por un lado, nosotros vemos cómo existe el usuario que no necesita coche y lo que quiere es una opción multimodal, es decir, diferentes opciones de movilidad; y, por otro lado, propietarios de vehículos que tienen de cinco a 10 coches y siguen comprando”. Es decir, “la gente cada vez más está valorando los coches como una experiencia”, tal y como remarca Gómez.

"Hay un usuario que no necesita coche y quiere una opción multimodal"

El coche será el medio de transporte que más cambios experimente en un futuro a corto plazo. De hecho, los conductores españoles prefieren cada vez más opciones alternativas, según el Estudio sobre la movilidad del futuro de la plataforma Mobility Institute: renting (en un 18%), alquilar (en un 12,6%), modelo de suscripción (en un 10,7%) y compartir (en un 9,9%). El dato más relevante es que casi el 80% de los conductores preferiría que su vehículo fuera eléctrico o híbrido.

La transformación del sector automovilístico

La industria del automóvil ha sufrido grandes pérdidas desde el estallido de la crisis sanitaria, enfrentándose a un futuro incierto, pero con esperanzas como una de las alternativas más seguras para viajar. Tan solo durante el mes de abril de 2020, las ventas del sector se redujeron en un 96,5% con respecto al mismo periodo del año anterior, y en mayo disminuyeron en un 73%, de acuerdo con los datos facilitados por el Gobierno.

Puede interesarte: ¿Va a cambiar la crisis sanitaria el futuro de la industria del automóvil?

Sin embargo, los grandes cambios que se esperan para el futuro no cogerán desprevenido a un mercado que lleva años preparándose para lanzar sus ofertas sostenibles y conectadas. De acuerdo con el informe How the pandemic is changing the future of automotive de Deloitte, el sector lleva años apostando por “las fábricas inteligentes y la automatización, los programas de reducción de costes, las políticas de máxima transparencia en la relación con los usuarios y la adaptación a las novedosas modalidades de vehículos compartidos, tanto para empresas como para particulares”.

Además, desde las instituciones públicas también se han realizado esfuerzos para recuperar el mercado. A mediados de junio, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico presentó el Programa MOVES: un paquete de ayudas de 100 millones de euros para impulsar la compra de vehículos eléctricos e híbridos. Además, también se aprobó el Plan RENOVE 2020, con 250 millones de euros, destinado a los vehículos cero emisiones, ECO o de gasolina o diésel con, al menos, un distintivo ambiental C.

Puede interesarte: Así son las ayudas a particulares y empresas para renovar vehículo

El futuro de la industria del automóvil pasa por el respeto al medioambiente y así lo reflejan los datos de la Base de Vehículos Eléctricos del Gobierno, que espera que entre 2018 y 2021 se habrá cuadruplicado la gama de automóviles electrificados disponibles, con 220 modelos en el mercado. Asimismo, se estima que en 2026 la demanda llegue al 50% de los vehículos nuevos que se matriculen en Europa y, para 2030, el objetivo está en el 70%, cuando el parque automovilístico electrificado a nivel mundial podría alcanzar en torno a 116 millones de coches.

‘Renting’, utilidad frente a propiedad

En una sociedad donde cada vez más se valora la comodidad de pagar por el servicio de un producto en detrimento de tenerlo en propiedad, el renting es una opción que no deja de crecer en España. Sus clientes se han incrementado en casi un 60% durante los últimos cuatro años, con un parque de vehículos en esta modalidad de más de 700.000, según los datos que maneja la Asociación Española de Renting de Vehículos (AER).

Los clientes de 'renting' se han incrementado en casi un 60% durante los últimos cuatro años

El renting consiste en un alquiler de larga duración, de entre dos y cinco años, por el que el cliente disfruta de un vehículo nuevo por una cuota mensual. Cuando finaliza el contrato, este puede quedárselo o renovarlo con otro modelo. Esta era la modalidad predilecta para las empresas, pero en los últimos años, la cartera de conductores se ha expandido a autónomos y a particulares. Según la AER, uno de cada 10 contratos de renting en 2019 fue de particulares, siendo de tres de cada 10 en la flota de Renting Auto de Banco Sabadell.

Puede interesarte: La otra forma de ‘tener’ un coche

El motivo por el que este tipo de alternativas ha crecido tanto y se espera que siga haciéndolo es porque se presenta como un servicio a medida para el cliente, dejando que este escoja detalles como el tiempo y los kilómetros que se contratan. ¿Acabarán con la acción de comprarse un coche? Bueno aborda esta cuestión: “Posiblemente lo que veremos es una combinación de modelos, pero fórmulas como el leasingel renting... existen desde hace muchos años y han matizado el mercado, pero no lo han transformado completamente. Son más alternativas para que el usuario tenga otras opciones”.

Para Alarcón, la movilidad del futuro será “compartida”, reduciendo emisiones y costes. Otros expertos, como Juan Bueno, consideran que debe ser “autónoma y conectada” para dar una mayor libertad al conductor. Idea con la que coincide Ignacio Boneu, que cree que el camino pasa por ser también "electrificado" respondiendo a los avances tecnológicos presentes y futuros. Lo que está claro es que la forma de movernos ha cambiado y seguirá haciéndolo, siempre teniendo en mente la protección y el cuidado del medioambiente. 

Fotografía de Jan Antonin Kolar en Unsplash
-Categorías y etiquetas-
up