movi-image-hosteleria-espanola-patrimonio-1
Envíanos sugerencias
Competencia y Mercados
3 min de tu tiempo

La hostelería española quiere ser Patrimonio de la Humanidad

17/07/2020

Sería el quincuagésimo bien material o inmaterial que atesora nuestro país.

Mucho antes de la llegada de Internet, en España ya éramos muy de chatear”. “Lorca, Hemingway y Valle-Inclán escribían sus libros en los bares”. “Tirar una buena caña es un arte”. Estas son algunas de las frases de la campaña #SoyPatrimonio2020, que  busca que los bares y restaurantes de España sean reconocidos como Patrimonio de la Humanidad para este año y así protegerlos, promoverlos y rendirles  homenaje, por ser uno de los sectores más afectados por la crisis de la COVID-19. Hablamos de un sector que alcanza un 6,2% del PIB (123.612 millones de euros), del que la restauración supone el 4,7%, y da trabajo a 1,7 millones de personas. Y en el que el impacto de la crisis sanitaria y económica hará que unas 65.000 empresas cierren, dejando a unas 400.000 personas sin empleo, según las previsiones de Hostelería de España.

La iniciativa parte de la cadena de valor de la hostelería, conformada por Hostelería de España, la Asociación de Fabricantes y Distribuidores (AECOC) y la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB), y se ha puesto en marcha a través de la plataforma Juntos por la Hostelería. En la petición se destaca que bares, restaurantes y locales de ocio nocturno de España forman parte de la sociedad y de la historia del país. Y, como tal, destacan que estos establecimientos tienen un papel muy importante en la cultura española: en la música, en el cine, la literatura, el teatro, los monólogos, la arquitectura y la gastronomía. No es ningún secreto que somos el país con más bares por persona y eso se nota: los restaurantes han sido el cuarto sector con mayor actividad durante el mes de junio, según el ranking de Pulso, la herramienta de Banco Sabadell que, a partir de las interacciones con Terminales de Punto de Venta (TPV) del banco, permite analizar en tiempo real la evolución económica. 

Puede interesarte: La ‘escalada’ del consumo en restaurantes llega a las principales ciudades de España

La petición ya ha recibido el apoyo de más de 8.000 personas, entre las que figuran más de 150 celebridades y 200.000 locales. Antonio Resines, el presentador Boris Izaguirre, el cantante de Hombres G, David Summers, o deportistas como la olímpica Ona Carbonell o el expiloto Fonsi Nieto, entre otros, han aplaudido la iniciativa. 

Patrimonio inmaterial

Según el Ministerio de Cultura y Deporte, el patrimonio cultural inmaterial incluye prácticas y expresiones vivas heredadas de nuestros antepasados y transmitidas a nuestros descendientes, como tradiciones orales, artes escénicas, usos sociales, rituales, actos festivos, conocimientos y prácticas relativos a la naturaleza y el universo, y saberes y técnicas vinculados a la artesanía tradicional.

En caso de lograr este reconocimiento, España afianzaría su tercera posición como el país con mayor Patrimonio de la Humanidad, tras China e Italia, con 49 bienes materiales e inmateriales como la Alhambra, las Fallas, las tamboradas, y el flamenco, entre otros. Verduras al vapor en el restaurante Godly de Shanghai, bolas de arroz glutinoso rellenas de Wufangzhai, jamón Jinhua, pato pekinés y otros alimentos chinos han sido catalogados en la lista del patrimonio cultural inmaterial nacional chino. Y no sólo hay gastronomía: la medicina tradicional, los grabados, 24 términos solares, la artesanía tradicional y técnicas de carpintería y la ópera de Pekín, entre otros, son elementos chinos que figuran en la Lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

En Italia son bienes inmateriales la dieta mediterránea (al igual que en España), el Perdón Celestiniano o el arte de los pizzaioli napolitanos.  

Puede interesarte: La fórmula de la recuperación de los sectores más afectados por la covid-19

Habrá que esperar a diciembre de 2020, cuando el Comité de expertos examine las candidaturas, para conocer el resultado, pero en la organización se sienten tan esperanzados como Jaime Urrutia cantando aquello de No hay como el calor del amor en un bar.  La plataforma destaca que bares y restaurantes han sido el lugar de encuentro favorito donde compartir momentos con amigos o citas románticas. Además, aseguran que el cine y las series españolas estarían incompletas si desaparecieran todos los escenarios de bares y restaurantes, mientras que infinidad de cantantes como Joaquín Sabina, Los Planetas o Lori Meyers comenzaron tocando en pequeños locales. En la petición se recuerda que hasta la Constitución española fue debatida y redactada en la barra de un bar. 

Fotografía de Mike Von en Unsplash
-Categorías y etiquetas-
up