movi-image-directiva-perfecta-1
Envíanos sugerencias
Socios y Empleados
3 min de tu tiempo

La directiva perfecta: una combinación de liderazgo y de conocimiento

31/08/2020

El 82% de los líderes empresariales opinan que los puestos de liderazgo deberían ser ocupados por perfiles técnicos

Los puestos de liderazgo deberían estar ocupados por personas con experiencia en el ámbito de la tecnología, como el desarrollo de aplicaciones o software, según cuatro de cada cinco líderes empresariales de España. Una afirmación que ha obtenido resultados similares en el resto del mundo.

Así lo manifestaba la división española de VMware en un evento organizado en junio en el que compartieron los resultados de un estudio llevado a cabo a nivel EMEA. En este se recomendaba promover a los miembros del equipo de tecnología hacia roles de liderazgo en la empresa: elevar el departamento de tecnología y de tecnología informática (IT) para incorporarlos en la dirección y en los mandos intermedios.

La importancia de la aportación técnica

La ingeniera Inmaculada Santisteban, fundadora de TramitApp, un software para la gestión del Departamento de Recursos Humanos, basándose en su experiencia con directores de este área, sintetiza que “el perfil está cambiando y los managers o los jefes de equipo están dejando espacio a los líderes”.

Javier Puebla, CEO y fundador de Talentoo, apunta a algo similar, destacando que “el perfil directivo actual debe ser un mentor, un inspirador”. “Con la digitalización, [el directivo] tiene mucha más información y puede estar en permanente contacto con el cliente”.

Así, según Santisteban, los perfiles de los directivos han ido evolucionando “en paralelo a la transformación digital de estas organizaciones”. A medida que la digitalización entraba en el mercado, la empresa demandaba mandos capaces de entenderla e impulsarla. Las empresas que hicieron cambios en su dirección se han adaptado mejor, tal y como mostraba el estudio de VMware.

Esta experta también destaca cómo los perfiles técnicos son “capaces de liderar el proceso de transformación digital y adaptarse a los continuos cambios y la rápida evolución del mercado”. En otras palabras, están mejor adaptados ante los cambios que otro tipo de perfiles más tradicionales, cuya presencia ralentiza la necesaria transformación interna de las empresas.

Elevar el departamento de tecnología a roles de liderazgo

Convertir los departamentos de tecnología y de IT, que a menudo dependen solo de uno de los brazos de las organizaciones, en el centro de un cuadro de mandos integral es todo un reto. No es tan sencillo como intercambiar los directivos y mandos actuales por las personas que se ocupan de las tareas técnicas.

Las empresas necesitan managers tecnológicos, pero si no son líderes, tampoco funcionarán”, comenta Santisteban. Además de conocer la digitalización, la tecnología y los cambios de mercado, estos técnicos necesitan habilidades que sí se encontraban en los mandos previos.

Es decir, la empresa ideal en cuanto a jerarquía surgiría como la interacción entre ese conocimiento que tiene el departamento técnico de la empresa y la experiencia que poseen los mandos actuales.

Se trata de una convergencia de capacidades no excluyente que podría resumirse en una formación técnica esencial para saber aprovechar las oportunidades de la digitalización.

La digitalización empieza en IT

Santisteban apunta a que “la crisis del coronavirus ha supuesto un fuerte impulso a la digitalización de las empresas”, en línea de lo mencionado por José Antonio Cano, director de análisis y consultoría de IDC Research España, para quien “la COVID-19 ha acelerado la digitalización de las empresas”.

Durante este episodio de aceleración, “los perfiles más tecnológicos han sabido adaptarse sin dificultad” según la fundadora de TramitApp, quien dirige la atención hacia “los canales digitales” de las organizaciones, “sin olvidarnos de otro tipo de habilidades más humanas que también son necesarias”.

Esta línea la comparten ensayistas como Bruce Schneier o Bruno Patino, y Javier Puebla, que también destaca el ámbito humanista: “En un líder, en estos tiempos de digitalización, deberían aunarse el plano personal y humanístico, con la visión analítica de construir procesos de mejora del negocio con la tecnología”.

Dicho de otra forma: las empresas necesitan incluir tan rápido como puedan perfiles técnicos y, a ser posible, elevar estos perfiles a puestos de responsabilidad desde los que efectuar una transformación digital e incluso pivotar hacia otros modelos de negocio por el camino.

-Temas relacionados-
up