movi-image-confianza-empresarios-espana-1
Envíanos sugerencias
Socios y Empleados
4 min de tu tiempo

La confianza de los empresarios crece en España

Mon May 10 09:16:45 CEST 2021

Un grado elevado de optimismo empresarial no solo es positivo para potenciar el éxito de cada sector, sino que es clave en la recuperación económica

La aceleración en el proceso de vacunación, la relajación de las restricciones a la movilidad de cara al fin del estado de alarma y la esperada llegada del Fondo de Recuperación Europeo, también conocido como Next Generation EU, son factores que están devolviendo poco a poco el optimismo a los empresarios españoles tras un devastador año de pandemia. Así lo revela el Índice de Confianza Empresarial Armonizado (ICEA), que sube un 5% en el segundo trimestre de 2021 respecto al trimestre precedente. El indicador acumula tres trimestres consecutivos en positivo después del avance del 10,5% que se registró en los últimos meses de 2020, hasta ahora el mayor de la serie, y de la subida del 3,6% del primer trimestre de este año. No obstante, el porcentaje sigue muy alejado de los niveles pre-COVID-19.

Hay una mejor percepción en el entorno empresarial en este trimestre

El objetivo de esta encuesta, cuya publicación trimestral corresponde al Instituto Nacional de Estadística (INE), es conocer en un momento determinado la visión que tienen los responsables de los establecimientos sobre la marcha de sus negocios y sobre sus expectativas futuras. Este indicador muestra que el 13,8% de los propietarios o directivos de una empresa considera que la actividad de su proyecto será favorable en este segundo trimestre, mientras que todavía un 35,4% considera que será desfavorable. El 50,8% restante sostiene que será normal.

El sondeo recoge un ligero ascenso con respecto al primer trimestre, en el que el 11,2% de los empresarios tenía una opinión favorable sobre la evolución de su negocio y un 41,4% opinaba de forma desfavorable. Pero, ¿demuestran realmente estos datos optimismo en el conjunto del sector empresarial? La encuesta evidencia la diferencia entre los porcentajes de respuestas favorables y desfavorables referidas al trimestre finalizado. Este dato, denominado Balance de Situación, se sitúa en -30,2 puntos, demostrando una ligera subida en las expectativas manifestadas previamente, que fueron de -36,5 puntos.

Los empresarios encadenan tres trimestres consecutivos siendo más optimistas con respecto a la evolución de sus negocios

El análisis revela también que la confianza empresarial ha aumentado en este segundo trimestre respecto al trimestre anterior en todas las comunidades autónomas. Los mayores incrementos se han producido en Castilla-La Mancha (con una tasa trimestral de 8,3%), Cataluña (7,8%) e Islas Baleares (7,1%). Los menores repuntes se han dado en la Comunidad Valenciana (1,8%), Galicia (2,4%) y la Región de Murcia (3,2%).

Otra de las conclusiones del estudio es que el 8,4% de los gestores de establecimientos empresariales considera que el empleo futuro contratado en su negocio aumentará este segundo trimestre de 2021, mientras que el 14,7% cree que disminuirá. El 76,9% restante opina que se mantendrá estable. En este caso, la diferencia entre el porcentaje de respuestas favorables y desfavorables se sitúa en -6,3 puntos, por encima de los -17,5 del trimestre anterior. El ICEA por tamaño de los establecimientos indica que los cinco niveles analizados mejoran la confianza respecto al trimestre anterior. El intervalo de menos de 10 asalariados registra un mayor aumento (6,4%) y el de 1.000 o más empleados, el menor (2%).

El transporte y la hostelería empiezan a ver la luz al final del túnel

Por sectores, el del transporte y el de la hostelería presentan el mayor incremento de confianza (con una tasa trimestral de 6,1%), seguido del de los servicios (5,8%) y el de la construcción (5,6%). En cambio, las menores subidas se producen en el de la industria (4,8%) y en el del comercio (3%), siendo este el sector donde menos se incrementa. Analizando todos los datos del ICEA, cabe destacar que la confianza empresarial aumenta en todos los sectores, en todos los tamaños de empresa y en todas las comunidades autónomas.

Muy en concordancia con estas conclusiones, los resultados de otros indicadores como los que recoge Pulso, la herramienta de Banco Sabadell que permite analizar la evolución de la recuperación, animan a pensar que la vuelta a la ‘normalidad’ económica está cada vez más cerca.

Según Pulso, la actividad comercial analizando el pago con tarjetas en todos los sectores en España de la última semana de abril representa el 162,29% del mismo periodo del año anterior (es decir, un aumento de más del 62%). Esta herramienta también revela que el crecimiento de la actividad comercial en todos los sectores en España ha sido del 2,48% respecto a la semana anterior y de un 2,26% durante todo el mes de abril, lo que confirma que la actividad va en aumento semana a semana.

Por sectores, en marzo, los grandes establecimientos de alimentación son los que han tenido un mayor peso en nuestro país, con un 28,05% del total. A mucha distancia se sitúan los comercios de alimentación pequeños, con un 9%. Le sigue el sector de la salud, el del bricolaje, el del menaje del hogar y el de los restaurantes, con un 7%. Otros datos de Pulso que dibujan un horizonte esperanzador sobre la recuperación son los referentes a un sector muy afectado por la crisis como es el de las cafeterías.

Puede interesarte: Los sectores más reforzados por la crisis después de un año de pandemia

Otra cifra reveladora es la que ofrece la evolución del ocio en nuestro país, que ha pasado de un 36,6% en octubre a un 91,77% en marzo. El gasto con tarjetas de países extranjeros en nuestro país durante la última semana de abril representa el 262,43% del mismo periodo del año anterior, cuando estábamos en plena etapa de confinamiento estricto.

Cabe mencionar que los negocios españoles dejaron de ingresar nada menos que 287.000 millones de euros en 2020, según datos de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), lo que representa un cuarto del producto interior bruto (PIB) del año pasado. Las mayores pérdidas las sufrió el sector de los servicios que pasó de ser el más activo en 2019 a perder el 22,2% de su facturación en 2020.

Pero, dejando atrás esta caída económica sin precedentes, lo cierto es que hoy se siguen encontrando cada vez más indicadores que reafirman que las expectativas sobre la recuperación son optimistas. Es el caso del informe ‘Perspectivas España 2021’, realizado por KPMG en colaboración con la CEOE, que recientemente informaba de que el 61% de las empresas prevén comenzar a recuperar su facturación en 2021, aunque el 66% no espera volver a los niveles previos a la COVID-19 hasta, al menos, 2022. Respecto a la situación económica, el 70% la califican como mala o muy mala, aunque a 12 meses, el 39% de las empresas confían en que esta mejore, frente al 34% que lo esperaban en julio de 2020.

Según este informe, en 2020, el 50% de las compañías se vieron obligadas a ajustar sus plantillas, el 47%, sus inversiones y el 45%, sus costes de producción. Para este 2021 las perspectivas mejoran y el 29% de los empresarios anticipa que incrementará su número de empleados, frente al 33% que prevé reducirlo y al 38% que apunta que se mantendrá igual. En julio del año pasado, fecha del anterior sondeo, solo el 13% de las empresas preveía un aumento de la contratación. Por sectores, el de la tecnología es el que presenta un mayor porcentaje de empresas que aumentarán su plantilla, un 66%, mientras que el 59% de las empresas turísticas reducirá su fuerza laboral.

Fotografía de Amina Filkins en Pexels
-Temas relacionados-
up