Incoterms: ¿qué son y para qué sirven?
Envíanos sugerencias
Internacionalización y Competencia
4 min de tu tiempo

Incoterms: ¿qué son y para qué sirven?

25/10/2022

Los Incoterms regulan varios aspectos de las operaciones comerciales en el exterior, como los gastos del transporte de mercancía o de las aduanas.

Los International Commercial Terms, más conocidos como Incoterms, son unas cláusulas reconocidas internacionalmente que regulan las operaciones comerciales, permitiendo a las empresas establecer un acuerdo sobre los diferentes aspectos de la operación (como el lugar y el modo de entrega de una mercancía, o el reparto de los gastos) y la responsabilidad de cada una de las partes.

Se basan en unas normas elaboradas por la Cámara de Comercio Internacional (ICC, por sus siglas en inglés) que van actualizándose periódicamente. La última actualización se llevó a cabo en 2020.

¿Qué regulan los Incoterms?

Los Incoterms regulan distintas variables de las operaciones comerciales internacionales entre empresas de manera que, en el caso de que se produzca alguna incidencia, quede claro quién debe asumir los costes.

Estos son algunos de los aspectos del contrato que se regulan mediante los Incoterms:

  • Modo de entrega de la mercancía. Puede ser de forma directa o indirecta, utilizando o no un intermediario o un transportista.
  • Lugar de entrega de la mercancía. Se fija dónde debe depositar la mercancía el vendedor y dónde la recoge el comprador.
  • Reparto de los gastos. Qué gastos de la operación corren a cargo del vendedor y cuáles son responsabilidad del comprador.
  • Transmisión de riesgos. Tanto el comprador como el vendedor establecen qué partes del proceso son responsabilidad de cada uno y, por tanto, qué gastos deben afrontar y qué riesgos asumen en la operación.
  • Trámites en la aduana. Se especifica cuál de las dos partes debe hacerse cargo de los trámites aduaneros.

Además, tal y como explica Carme López, directora de Trade Finance de Banco Sabadell, en el webinar Incoterms 2020’, organizado a través de HUB Empresa de Banco Sabadell, “también determinan cuándo se produce la transmisión del riesgo del vendedor al comprador”. En resumen, “los Incoterms definen el momento y el lugar en que la responsabilidad del vendedor sobre la mercancía acaba y dónde empieza la del comprador. Este dato es de gran importancia para asegurar la mercancía”, añade.

Existen herramientas, como el selector de Incoterms 2020 de Banco Sabadell que permiten comprobar de forma muy sencilla el término Incoterms correspondiente a la exportación o la importación que la empresa va a llevar a cabo.

Aunque los Incoterms cubren una parte importante de los aspectos de una operación comercial internacional, hay otros muchos que se quedan fuera, como por ejemplo:

  • Incumplimientos del contrato. Qué hacer en caso de que una de las partes incumpla el contrato y a qué mecanismos es posible recurrir para resolver el conflicto.
  • Medios de pago. A través de qué vía y en qué plazos el comprador debe abonar el dinero acordado al vendedor correspondiente a la mercancía.
  • Precio de la mercancía.
  • Impuestos aplicables a la transacción.
  • Derechos de propiedad y transferencia del título de posesión.

¿Qué tipos de Incoterm existen?

Los Incoterms están compuestos por una serie de letras que hacen referencia a un código establecido por la ICC. Este código se divide en cuatro categorías:

  • Grupo E, o entrega directa a la salida. Se identifica con las siglas EXW (Ex Works, en inglés), y establece que el vendedor debe entregar la mercancía en las instalaciones de la empresa compradora.
  • Grupo F, o entrega indirecta. El vendedor deposita la mercancía en el lugar acordado, y luego es el comprador quien se hace cargo de contratar y realizar el transporte hasta su país. Hay varias subcategorías con las siglas de FCA (Free Carrier), FOB (Free on board) o FAS (Free alongside ship).
  • Grupo C, también de entrega indirecta. El vendedor debe contratar el transporte de la mercancía (pero sin asumir los riesgos de pérdida o de daño de la misma) y los trámites en la aduana. El comprador se responsabiliza de transportar la mercancía hasta sus instalaciones una vez que esta llegue a su país. También tiene distintas varias: CFR (Cost and Freight), CIF (Cost, Insurance and Freight), CPT (Carriage Paid To), CIP (Carriage and Insurance Paid To).
  • Grupo D, de entrega directa. El vendedor se hace cargo de los gastos y los riesgos del transporte de la mercancía. Según su modalidad, puede ser DAT (Delivered At Terminal), DAP (Delivered At Place) o DDP (Delivery Duty Paid).

¿Qué tener en cuenta al hacer negocios internacionales?

Lo primero que debe tener en cuenta una empresa a la hora de internacionalizarse es que es imprescindible definir una estrategia y planificar la actuación, es decir, contar con un plan de internacionalización, señala López.

“Pero incluso antes de ello, el primer paso para cualquier compañía que se plantee internacionalizarse será realizar un análisis interno: analizar el producto, la estructura de la empresa, así como sus recursos humanos y financieros, para poder valorar de forma objetiva sus fortalezas (y debilidades) para salir al exterior”, añade esta experta.

En cualquier caso, antes de dar el paso de hacer negocios en el extranjero, es clave contar con asesoramiento profesional, como el que ofrece el gestor del banco, que ayuda e informa a cada compañía según sus necesidades.

¿Quieres que un experto te aconseje sin ningún tipo de compromiso sobre qué le conviene más a tu empresa? Déjate asesorar por un especialista.

 
¿Quieres saber cómo seguir creciendo?
Somos el banco que tu empresa necesita
Descubre por qué
Fotografía de Pixabay en Pexels
-Temas relacionados-
up