movi-image-hipoteca-tipo-fijo-tipo-variable-1
Envíanos sugerencias
Vivienda
4 min de tu tiempo

¿Hipoteca a tipo fijo o a tipo variable?

Tue Apr 05 09:55:13 CEST 2022

Para saber qué tipo de hipoteca es mejor hay que saber en qué se diferencia una hipoteca fija de una variable y cómo influye esto en la cuota mensual.

Una de las dudas más comunes a la hora de contratar un préstamo hipotecario es si hacerlo a tipo de interés fijo o variable. Para elegir la modalidad de hipoteca que mejor se adapta a cada persona hay que analizar elementos como los tipos de interés, el plazo de amortización y la cuota. En España, la mayoría de las personas se decanta por las hipotecas fijas, un 62,9% frente a un 37,1% que prefiere las de tipo variable, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Optar por una u otra depende del perfil del comprador de la vivienda y de su situación económica y personal.

¿Qué es mejor una hipoteca a tipo fijo o variable?

El primer paso es saber en qué se diferencian y cuáles son sus ventajas e inconvenientes. La principal diferencia entre estas dos opciones es el tipo de interés, es decir, el precio que cobra la entidad por prestar el dinero al comprador.

En las hipotecas a tipo fijo, tal y como explica Mayra Villarreal, especialista en hipotecas de Banco Sabadell de Manresa, “se pacta un tipo de interés que será el vigente para toda la vida de la operación y que hará que las cuotas no varíen”.

Por el contrario, una hipoteca a tipo variable cuenta con un diferencial fijo más un índice de referencia, que en España suele ser el euríbor. En este caso, la cuota mensual a pagar varía en función de si el euríbor sube o baja.

 

Teniendo en cuenta esta diferencia, a la hora de elegir entre una hipoteca a tipo fijo o una a tipo variable, los compradores que valoren más la estabilidad se decantarán por la primera opción. No obstante, por lo general, los bancos suelen ofrecer las hipotecas fijas a un tipo de interés superior al que ofrecen las hipotecas variables.

Calculadora: Descubre qué te interesa más, si la hipoteca a tipo fijo o a tipo variable

Además del tipo de interés, para tomar la decisión hay que tener en cuenta otros dos factores: el plazo de amortización y la cuota que hay que pagar mensualmente.

¿Son diferentes los plazos en una hipoteca a tipo fijo que en una a tipo variable?

Los plazos de amortización suelen ser más cortos en el caso de las hipotecas a tipo fijo. Además, en este tipo de préstamos hipotecarios, la amortización anticipada suele tener un coste más elevado, ya que la comisión por reembolso anticipado puede ser de hasta el 2% mientras que en las de a tipo variable no puede superar el 0,25%.

Las hipotecas fijas también suelen tener una mayor comisión de apertura que las variables.

La cuota de la hipoteca

En las hipotecas a tipo fijo, los plazos de amortización suelen ser más cortos por lo que las cuotas mensuales son más elevadas. Sin embargo, como se ha citado anteriormente, la cuota es la misma durante todo el contrato hipotecario, ni sube ni baja.

En cambio, las hipotecas a tipo variable, al tener unos mayores plazos de amortización, cuentan con unas cuotas mensuales más reducidas. No obstante, estas pueden variar a lo largo de la vida del préstamo en función de si el índice de referencia sube o baja.

Para un mismo plazo de amortización, la cuota mensual de una hipoteca a tipo fijo será más elevada, ya que los intereses en este caso suelen ser mayores que en una hipoteca a tipo variable.

Simulador de hipoteca: caso práctico

Diego y Patricia, de 36 y 37 años respectivamente, quieren comprar una casa de segunda mano en Barcelona por 300.000 euros. Entre los dos, tienen unos ingresos mensuales de 3.800 euros y pagan por la letra del coche 100 euros al mes.

Al utilizar el simulador de hipotecas de Banco Sabadell, pueden calcular que si optan por una hipoteca fija bonificada (domiciliando la nómina y contratando un seguro de vida, de hogar y de protección de pagos) a 30 años, la cuota mensual es de 838 euros. Si, por el contrario, eligen contratar una hipoteca variable bonificada con el mismo plazo de amortización, la cuota mensual es de 770 euros el primer año.

 

Hipoteca a tipo fijo o a tipo variable


 

*Domiciliando la nómina y contratando un seguro de vida, de hogar y de pagos. El resultado de esta simulación tiene un carácter orientativo, no comercial. Para disponer de más información, ponte en contacto con nosotros y recibe una oferta personalizada. Fuente: Simulador de hipotecas de Banco Sabadell.

Tras valorar todos estos factores, ¿qué tipo de hipoteca me conviene contratar?

  • Hipoteca a tipo fijo: será la mejor opción para los compradores que quieran contar con la seguridad que ofrece tener que pagar siempre la misma cuota con independencia de lo que ocurra en el mercado. No obstante, estos futuros propietarios deben valorar su capacidad para devolver el capital en un plazo inferior.
  • Hipoteca a tipo variable: será la elegida por aquellos compradores que quieran pagar una cuota menor, aunque esta dependa de las variaciones del mercado.

En cualquier caso, antes de decantarse por una hipoteca fija o una variable, es recomendable contar con el asesoramiento que pueden ofrecer los profesionales de la entidad bancaria, ya que ayudarán a escoger la modalidad que mejor se adapte a la situación personal y económica de cada comprador.

¿Quieres que un experto te aconseje sin ningún tipo de compromiso? Déjate asesorar por un especialista.

Calcula tu hipoteca
Descubre la cuota, los gastos y cuánto te financiamos.
CALCULAR
-Temas relacionados-
up