movi-image-eleconomista-sectores-oportunidad-crisis-1
Envíanos sugerencias
Competencia y Mercados
4 min de tu tiempo

Estos son los sectores que han visto una oportunidad en la crisis

18/11/2020

La inversión temática pone el foco en tendencias globales a largo plazo: De la salud a la ciberseguridad pasando por los 'eSports'

"Hay un nuevo orden económico y social que ha generado grandes oportunidades en sectores como la salud, la biotecnología, la educación, la ciberseguridad, las soluciones tecnológicas que ayudan a las empresas a digitalizarse rápidamente, o la movilidad". Son palabras de Miguel Vicente, fundador de Antai Venture Builder, de Wallapop, de Justbell y presidente de Barcelona Tech City.

La participación de este experto en el Podcast de Banco Sabadell, Megatendencias: las inversiones con más potencial en la nueva normalidad, permite dibujar cuáles están siendo las industrias que están creciendo y obteniendo beneficios en un periodo de crisis sanitaria y económica como la provocada por la pandemia de la COVID-19. Estas oportunidades, como el propio Vicente señala, "están aquí para quedarse, ya que lo que ha hecho la pandemia es acelerarlas. Es un gran momento para emprender y para invertir en estos sectores. Lo que he aprendido de otras crisis es que se cambia la cadena de valor y se pueden inventar modelos de negocio que antes no existían".

Escucha el Podcast de Banco Sabadell y descubre cuáles son las megatendencias con más potencial de inversión:

 

A este respecto, aunque la crisis sanitaria está centrando prácticamente toda la atención, hay cambios estructurales que se venían dando que no se han paralizado, al contrario. Es el caso del crecimiento de la población, el cambio climático, la escasez de recursos, la digitalización del entorno laboral… De hecho, la pandemia ha provocado que se impulse la búsqueda de soluciones para hacer frente a algunos de estos grandes desafíos, generando a su vez ventanas atractivas para el inversor.

Puede interesarte: Cuáles son las inversiones con más potencial en la 'nueva normalidad


La inversión temática: una oportunidad

"La inversión temática es una estrategia de inversión con el foco puesto en tendencias globales a largo plazo. Se trata de sectores o actividades que se aprovechan de la notable capacidad del ingenio humano para innovar y abordar los desequilibrios en nuestro mundo, creando evidentes oportunidades de inversión de cara a los próximos años", apunta Javier Rúa, experto del área de Dirección de Estrategia de Clientes de Banco Sabadell.

Precisamente como gran preocupación en estos momentos, la salud es uno de los sectores que más beneficiado se está viendo, una tendencia que se espera que continúe. Más allá de la carrera por encontrar una vacuna para hacer frente al coronavirus, esta industria se ve impactada por grandes cambios demográficos como el aumento de la clase media en los países emergentes, los cambios de hábitos o el progresivo envejecimiento de la población y el incremento de la longevidad. Uno de los factores más positivos que presenta este sector es que su demanda es inelástica, es decir, no cae pese a la situación macroeconómica.

Dentro del sector salud ha destacado enormemente la telemedicina, cuyo uso se ha revelado especialmente útil no solo por la agilización de los procesos, sino porque los pacientes, independientemente de su ubicación, tienen la oportunidad de acceder a los mejores profesionales, algo especialmente sensible en las zonas rurales o en las que adolecen de despoblación.

Puede interesarte: Telemedicina: ¿cómo ha evolucionado con la COVID-19?


Un mundo más conectado

Otra de las industrias que sin duda se ha visto acelerada a raíz de la pandemia es la digitalización. Como recuerda Miguel Vicente, "la COVID-19 lo que nos ha traído es una digitalización en tres meses equivalente a la que hubiésemos tenido en cuatro o cinco años dentro de la revolución tecnológica que estamos viviendo. La consultora McKinsey señala que la penetración online y tecnológica en los hogares americanos se ha doblado en seis meses".

El uso de la tecnología ha permitido impulsar modelos de negocio optimizando costes y generando nuevas fuentes de ingresos. En este sentido, el 48% de las empresas encuestadas por Sage en su último estudio afirman que invertirán en digitalización como parte de su estrategia empresarial para adaptarse a la 'nueva normalidad'. Del mismo modo, la tecnología se considera la prioridad número uno cuando se trata de impulsar el crecimiento a largo plazo. "El ecosistema tecnológico permite generar empleo con más valor añadido, captar talento internacional y que el conocimiento se transforme en negocios", expone Miguel Vicente.

"En un momento en el que los hábitos y las necesidades han cambiado por completo, es imprescindible contar con las herramientas que hagan posible que todo continúe su curso (teletrabajo, plataformas online para estar conectados, medios de pago electrónicos...). En conjunto, innovaciones tecnológicas que convergen en la Inteligencia Artificial (IA), el data mining y el Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés) impulsarán cambios disruptivos", remarca Javier Rúa.

Según un informe de PwC, la IA y la automatización supondrán en 2030 en torno al 14% del Producto Interior Bruto (PIB) mundial, unos 15 billones de dólares, mientras que el Foro Económico Mundial estima que esta tecnología permitirá a las grandes economías mundiales duplicar sus tasas anuales de crecimiento durante los próximos 15 años.

Puede interesarte: La inteligencia artificial en el proceso de inversión por Javier Rúa, experto del área de Dirección de Estrategia de Clientes de Banco Sabadell

A este respecto, uno de los retos que ha traído de la mano la digitalización ha sido la seguridad. Tanto es así que, según Kaspersky, el 71% de las compañías tienen planeado aumentar sus inversiones en seguridad durante los próximos tres años. Independientemente del tamaño de la empresa, este incremento se debe principalmente a los avances en la infraestructura informática, cada vez más compleja, y a la necesidad de ampliar los conocimientos de los empleados ante la consolidación del teletrabajo como método preferible en el contexto actual de pandemia.

Además, el desarrollo y la implantación de las redes 5G supondrá también un gran desafío en esta materia y una gran oportunidad de inversión. Como explican desde Check Point, estas aplicaciones abarcan los vehículos autónomos, la telemedicina, la agricultura inteligente y, por supuesto, ámbitos como el de las finanzas personales. Esta tecnología permitirá conectar decenas de miles de millones de dispositivos a través del 5G.

Pero el mundo totalmente conectado que promete esta tecnología también brinda a los delincuentes y a los piratas informáticos infinitas oportunidades para lanzar ataques cibernéticos y causar daños. Por tanto, la seguridad es una de las principales preocupaciones de las empresas y los gobiernos, lo que convierte a esta temática en un valor estable en los ciclos económicos.

Tecnología de entretenimiento

Los periodos de confinamiento y de restricciones a la movilidad, que se están volviendo a producir como consecuencia de la conocida como segunda ola, también han impulsado el atractivo de la industria del entretenimiento online.

Es el caso de las plataformas de streaming. Según Digital TV Research, los ingresos globales por series de televisión y películas online podrían duplicarse entre 2019 y 2025, pasando de 83.000 millones a 167.000 millones de dólares. Solo este año, el aumento será cercano a los 16.000 millones de dólares. A este respecto, desde Robeco señalan que "ha aumentado la emancipación de los consumidores o, lo que es lo mismo, es poco probable que estos clientes vuelvan a sus hábitos tradicionales de consumo audiovisual en un futuro próximo. El efecto inercial positivo creado por el aumento de la base de usuarios, que permite a las plataformas continuar incorporando contenido exclusivo gracias a la generación de mayores ingresos mensuales por las suscripciones, también se mantiene intacto".

Puede interesarte: ¿Es un buen momento para invertir en nuevas tecnologías?

Además, los eSports también han protagonizado un gran crecimiento. Según la consultora Newzoo, los eSports acumulan una audiencia global de más de 450 millones de personas. La previsión es que en dos años se facturará cerca de 3.000 millones de dólares gracias a los patrocinios, la compra de derechos y, entre otras cosas, la profesionalización de las ligas. Representativa del auge que está experimentando esta industria es la creación en España de la Federación Española de Jugadores de Videojuegos y Esports (FEJUVES).

"Los cambios culturales y de patrones de consumo se han acelerado y se seguirán llevando a cabo por compañías disruptivas provenientes de sectores tradicionales, que apuestan por la revolución tecnológica y la sostenibilidad. En este sentido, la digitalización, la robótica, el sector biotecnológico o la sostenibilidad pueden ser algunas de las opciones de inversión que saldrán reforzadas de esta crisis", señala Javier Rúa.

Puede interesarte: Así son las empresas por las que apuestan los inversores: verdes, éticas y que requieren poco contacto físico entre personas

Fotografía de Bud Nug en Unsplash
-Categorías y etiquetas-
up