movi-image-espana-potencia-biotecnologia-mundo-1
Envíanos sugerencias
Competencia y Mercados
4 min de tu tiempo

España, octava potencia biotecnológica del mundo

Tue Jul 20 12:41:03 CEST 2021

La situación derivada de la pandemia consolida las ‘biotech’ como el presente y el futuro. Las compañías de este sector han aumentado un 70% el lanzamiento de productos y servicios relacionados con la COVID-19 y representan el 0,8% del PIB nacional

Nueve meses después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) decretase la pandemia de la COVID-19, las personas tenían acceso a la primera vacuna contra el coronavirus. El desarrollo de un suero de este tipo se prolonga de media durante siete u ocho años, pero los recursos financieros y de personal que todo el planeta destinó para su investigación han facilitado que Europa, por ejemplo, esté a punto de alcanzar la inmunidad de rebaño.

En estos momentos existen siete tipos de vacunas contra la COVID-19 aprobados a nivel global y más de 200 en fase de desarrollo. El progreso biotecnológico ha hecho posible este avance y España se cuela en el ‘top 10’ mundial en el desarrollo de esta ciencia, según el ‘Informe Asebio 2020: el año de la biotecnología’. El país es la octava potencia mundial en producción científica en biotecnología y la quinta en terapias avanzadas. El ranking lo lideran China, Estados Unidos e India.

“Nos encontramos ante una oportunidad sin precedentes para fortalecer el acceso a las innovaciones biotecnológicas, claves para enfrentar con éxito emergencias sanitarias como la actual. Es el momento de repensar qué país queremos y poner las inversiones de I+D en el corazón de la estrategia de recuperación”, señala Ana Polanco, presidenta de la Asociación Española de Bioempresas (Asebio).

En 2019, el sector biotecnológico invirtió más de 940 millones de euros en I+D, lo que supone el 6% de la inversión total en I+D. Se convirtió, además, en la especialidad científica con mayor número de investigadores y también de mujeres. Desde 2015, el número de estudiantes matriculados en este ámbito continúa en una tendencia alcista y durante el último curso se registraron 7.200 alumnos en los centros docentes del país.

A pesar de la crisis, esta industria mantuvo el interés de los inversores, aumentando en un 46% el capital privado

Por su parte, el 2020, marcado por la crisis sanitaria, fue un año de gran desarrollo para el sector en España, que ya venía experimentando una tendencia al alza que encadena una mejora consecutiva durante los últimos 10 años. A pesar de la parálisis generalizada en la economía y en el tejido productivo, esta industria mantuvo el interés de los inversores aumentando en un 46% el capital privado. Además, el crowdfunding reportó a estas compañías más de 10 millones de euros anuales.

Puede interesarte: ¿Es un buen momento para invertir en salud?

Junto a la mayor atracción de las inversiones internacionales y de las ayudas públicas para desarrollar fármacos que combatiesen al virus, el auge de la biotecnología también se explica por el mayor apoyo de la sociedad. En poco menos de un año, la confianza sobre este sector ha aumentado un 30%. El reconocimiento social a una industria que ha desarrollado en tiempo récord test de diagnóstico o fármacos contra el coronavirus se ha traducido en una mayor conciencia global e institucional del valor de la ciencia. El 75% de la población española valora en estos momentos la innovación como algo positivo. No obstante, el 78% considera que la inversión pública en I+D+i en España es insuficiente, según el citado informe.

Impacto en la economía del país

Las compañías biotech españolas han aumentado un 70% el lanzamiento de productos y servicios relacionados con la COVID-19. Su calidad también deja huella en las revistas científicas de ámbito internacional. Los artículos del país se citan un 30% más que la media global.

Además, el sector genera más de 10.100 millones de renta, lo que supone el 0,8% del producto interior bruto (PIB) y contribuye a la creación de 117.700 puestos de trabajo, el 0,6% de la fuerza laboral del país. La productividad media de las empresas biotech supera los 400.000 euros por ocupado, frente a los algo más de 121.000 euros de media para el conjunto de la economía española, lo que se traduce en salarios que duplican el promedio nacional. Grosso modo, el de la biotecnología destaca entre los sectores con mayores crecimientos en inversión en I+D en España: las biotech aumentan esta partida un 23,8% y las que se dedican a la biotecnología como actividad secundaria, un 31,4%.

La productividad media de las empresas ‘biotech’ supera los 400.000 euros por ocupado, frente a los algo más de 121.000 euros de media de la economía

En estos momentos, las compañías del sector destinan la mayoría de sus recursos en investigaciones relacionadas con la salud humana y con la alimentación. La mitad de ellas cuenta con menos de 10 empleados (micropymes), aunque cada vez son más las que están consolidando su crecimiento hasta erigirse como pequeñas y medianas empresas (pymes). En el mapa español, Cataluña, la Comunidad de Madrid y Andalucía son las autonomías con un mayor número de empresas biotecnológicas.

Presente y futuro de la biotecnología

La pandemia de la COVID-19 ha consolidado a un sector con gran potencial. Además del presente, se proyecta como un buen catalizador de la innovación de los próximos años. Las estrategias nacionales, europeas y globales ya ponen a las biotech en su punto de mira para el progreso de las próximas décadas. Por ejemplo, la Comisión Europea identifica 100 innovaciones radicales que cambiarán el mundo, de las cuales muchas de ellas pasan por la biotecnología. Es el caso de las terapias génicas, los bioplásticos o las vacunas genómicas.

Además, esta especialidad científica se incluye en 11 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Por su parte, el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) español, con el que el país está llamado a recibir 69.500 millones de euros del Fondo de Recuperación Europeo, también conocido como Next Generation EU, destina 3.380 millones de euros a fortalecer el sistema nacional de ciencia, tecnología e innovación.

Puede interesarte: Banco Sabadell te ayuda a descubrir las claves del Fondo de Recuperación Europeo

 

Fotografía de Kindel Media en Pexels
-Categorías y etiquetas-
up