movi-image-espana-inversion-extranjera-directa-1
Envíanos sugerencias
Competencia y Mercados
3 min de tu tiempo

España, cuarto país de Europa con más Inversión Extranjera Directa

25/06/2020

Solo uno de cada diez encuestados espera que la crisis sanitaria no produzca algún cambio, como una disminución o retraso, enSolo uno de cada diez encuestados espera que la crisis sanitaria no produzca algún c los planes de la Inversión Extranjera Directa

España es el cuarto país europeo con mayor número de proyectos de Inversión Extranjera Directa (FDI, por sus siglas en inglés), según los datos de EY. Nuestro país cuenta con un total de 486 proyectos (un 7,6% del conjunto europeo), lo que supone un aumento del 55% respecto al año 2018. Según el estudio ‘Attractiveness Survey Europe’ de la consultora EY, Francia fue el principal destino de la FDI en Europa durante el 2019, atrayendo un total de 1.197 nuevos proyectos, lo que supone un 18,8% del total. En segunda posición y, a pesar de la incertidumbre del Brexit, se encontró el Reino Unido, con 1.109 y un 17,4% del total europeo. Alemania, que mantuvo estable su inversión, se posicionó en tercer lugar con 971 y el 15,1%. 

A nivel europeo, la FDI aumentó un 0,9% en 2019 con respecto al año anterior. En concreto, se anunciaron un total de 6.412 proyectos en Europa, siendo la segunda cifra más alta de los últimos diez años -solo se superó en 2017-. Sin embargo, la COVID-19 ha interrumpido el proceso normal de estos proyectos: solo el 65% de ellos se está ejecutando según lo previsto, aunque con una capacidad y contratación menores. Por otro lado, el 25% ha sufrido retrasos y el 10% ha sido cancelados.

La irrupción de la pandemia y la nueva situación generada puede producir un reajuste en la visión de los inversores sobre qué países o ciudades son las más idóneas. El hecho de que pueda producirse una segunda ola de la COVID-19 puede provocar que las empresas opten por aquellos lugares que se han visto menos golpeados por la pandemia, como Alemania, según el estudio de EY. Además, debido al gran impulso que ha cogido el teletrabajo, es posible que las empresas ya no consideren que sea imprescindible ubicar sus oficinas en ciudades muy pobladas. Por tanto, la pregunta ahora es cómo Europa puede seguir manteniendo su atractivo para la FDI, pues el 49% de los encuestados piensa que esto está en riesgo en la nueva etapa poscoronavirus.

Puede interesarte: Así se dibuja el nuevo escenario del comercio internacional en la etapa post Covid-19


Cataluña, Madrid y Andalucía, a la cabeza

Por Comunidades Autónomas, Cataluña (161), Madrid (148) y Andalucía (52) fueron las que registraron un mayor número de iniciativas respaldadas por este tipo de proyectos. A ellas les siguieron la Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Aragón, País Vasco y Galicia. Esa inversión directa provino principalmente de Estados Unidos y Francia, con 105 y 71 proyectos, respectivamente.

Por sectores, los proyectos que más volumen de inversión movieron es España fueron los  servicios financieros, con un 82% más respecto a 2018; los digitales, con un 50% de subida; los servicios empresariales, con un incremento del 41%; y el de transportes y logística, con un 35% superior. Por otro lado, los incrementos más relevantes tuvieron lugar en la construcción, con un 550% más, en información, comunicación y medios, con un 440% más y en alimentación, con un 63% más. 

Factores que influirán en la ubicación de los próximos planes

Estos cuatro destinos, como hemos señalado, pueden bajar en el ranking de destinos preferidos debido a la nueva situación. Sin embargo, de cara al futuro, hay una serie de factores que van a influir en la decisión que tomen las empresas por ubicarse en un determinado país:

  • El peso de los paquetes de estímulo nacionales y su impacto, según el 80% de los encuestados
  • El nivel de adopción de la tecnología por parte de los consumidores, los ciudadanos y las administraciones, según el 71%
  • Las habilidades de la fuerza productiva, para el 62%
  • La fuerza del mercado interno, para el 61%
  • El enfoque político del cambio climático, para el 60%

El informe también apunta a que Europa debe actuar con decisión ante las nuevas tendencias, manteniendo así su atractivo para la inversión extranjera. En concreto, los encuestados señalan tres aspectos clave que pueden impulsar sus planes tras la COVID-19:

  • La aceleración de la tecnología para reducir costes y para el acceso de los clientes
  • Mayor enfoque en el cambio climático y la sostenibilidad a la hora de tomar decisiones de inversión
  • Una reconfiguración de las cadenas de suministro, con una mezcla entre reshoring, nearshoring y offshoring

El 66% de las empresas espera que la inversión extranjera disminuya

En el momento que se realizó la encuesta de EY a las 113 empresas, la COVID-19 ya había impactado de lleno en todo el mundo y las consecuencias que iba a traer ya se vislumbraban. Por esa razón, cuando fueron preguntadas por los efectos de la crisis sanitaria en la FDI, un 66% afirmó que esperan una disminución en los planes de inversión. Por otro lado, un 23% de los encuestados se posicionó por retrasar los proyectos hasta el año 2021. Tan solo uno de cada diez no espera ningún cambio. Además, ninguna compañía optó por la respuesta de un aumento de la FDI en 2020.

Puede interesarte: ¿Cómo será la recuperación económica?

Este impacto en los niveles de inversión va de la mano de cómo y cuándo se recupere la economía mundial. El 73% de las empresas creen que la pandemia tendrá un impacto severo en este sentido. Además, el estudio apunta a que si la recuperación es en forma de V, la inversión extranjera podría verse beneficiada notablemente. Esa recuperación también depende de la mejoría de las propias regiones de las que procede la inversión. Hay que tener en cuenta que en Europa el 52% de esa inversión entre 2015 y 2019 procedió de empresas de países europeos.

 

 

 

 
-Categorías y etiquetas-
up