Escriturar una vivienda cómo hacerlo y cuánto cuesta
Envíanos sugerencias
Vivienda
4 min de tu tiempo

Escriturar una vivienda: cómo hacerlo y cuánto cuesta

Thu Mar 31 13:18:50 CEST 2022

La escritura de la vivienda es un documento público inscrito en el Registro de la Propiedad que confirma que la compraventa es completamente legal

La compra de una vivienda conlleva unos gastos que se deben tener en cuenta para calcular el precio total de la operación. La escritura de la casa es uno de los más importantes, ya que se trata del documento que avala la compraventa. Una de las preguntas más habituales que surgen en torno a la escritura es cuánto cuesta. Su precio puede variar en función de las características del inmueble, los honorarios de los profesionales que intervienen en este proceso (el notario o el gestor) y del valor del mismo.

¿Para qué sirve escriturar mi casa?

Una escritura pública de compraventa recoge las voluntades del comprador y del vendedor de llevar a cabo la operación, así como las condiciones en las que se realiza. Se trata de un documento que no es de carácter obligatorio, aunque resulta muy recomendable ya que sirve como justificante de la transacción.

La escritura de una vivienda es una condición necesaria para firmar una hipoteca

Para que conste, es necesario que la escritura se firme ante notario y que se inscriba en el Registro de la Propiedad. Aunque esta inscripción no es obligatoria, es una condición necesaria para, por ejemplo, firmar una hipoteca. De esta forma, se garantiza que el comprador es el nuevo propietario y que ha adquirido todos los derechos sobre la vivienda.

Asimismo, la escritura proporciona seguridad ante posibles conflictos judiciales y reclamaciones de terceros. Además, en el caso de que se quiera vender la vivienda en un futuro, será necesario que el inmueble esté escriturado, lo cual facilitará la operación y servirá como sello de confianza para presentarle al posible comprador.

Documentos necesarios para escriturar una vivienda

  • Documento nacional de identidad (DNI). Tanto el comprador como el vendedor deben presentar su documento de identificación.
  • Último recibo del impuesto sobre bienes inmuebles (IBI). Garantiza que este impuesto está abonado de forma correcta.
  • Nota simple. Refleja la situación jurídica del inmueble, con toda la información relativa a posibles cargas, como una hipoteca vigente.
  • Certificado de eficiencia energética. Indica el nivel de eficiencia energética del inmueble que adquiere el nuevo propietario.
  • Certificado con los gastos de comunidad. Acredita que la vivienda está al corriente de este pago.
  • Acreditación del pago de los suministros. Como la luz, el agua y el gas.
  • Contrato de arras. En caso de que se haya realizado un primer pago al vendedor para formalizar la compra.

Es recomendable que, unos días antes de la firma de la escritura ante notario, el nuevo propietario pida una copia de la misma para revisarla y comprobar que todos los datos son correctos, incluidos los medios de pago.

¿Cuánto cuesta la escritura de una vivienda?

El coste que el nuevo propietario asume al escriturar el inmueble depende de varios factores, como el tipo de vivienda (los inmuebles de protección oficial tienen bonificaciones, por ejemplo), el número de copias que se soliciten o los gastos asociados a este proceso. Estos gastos son:

  • Gastos notariales: escriturar una vivienda ante notario tiene un coste, ya que hay que pagar los aranceles de este profesional. Por lo general, suelen oscilar entre los 500 euros y los 1.200 euros. En este punto, influye también la extensión del documento así como el número de copias que se solicite.
  • Inscripción en el Registro de la Propiedad: esta inscripción tiene unas tarifas reguladas que varían en función del precio de la vivienda. Su coste oscila entre un mínimo de 24 euros y un máximo de 2.181 euros.
  • Gestoría: si para realizar estos trámites se contrata a una gestoría, hay que sumar el precio de este servicio.

El futuro propietario debe tener en cuenta que, además, existen otros gastos derivados de la compra de una vivienda, como los impuestos o la tasación del inmueble. En total, suponen entre un 10% y un 15% sobre el precio de la vivienda y deben formar parte del ahorro que tenga el comprador para adquirir la casa. Además, este debe disponer de un 20% más para abonar la entrada, ya que el banco financia, como máximo, el 80% del valor de compra o de tasación del inmueble.

Puede interesarte: descubre con este simulador de hipotecas los gastos asociados a la comprar y calcula la cuota mensual

En definitiva, durante el proceso de compraventa de una vivienda hay que tener presentes diversos elementos, lo que ayuda a que tanto el inmueble como la financiación elegida se adapten a las necesidades del futuro propietario. Contar con el asesoramiento de un profesional como el de la entidad bancaria es clave, ya que guiará al comprador y resolverá cualquier duda que pueda surgir durante la operación.

¿Quieres que un experto del banco te aconseje sin ningún tipo de compromiso? Déjate asesorar por un especialista.

Calcula tu hipoteca
Descubre la cuota, los gastos y cuánto te financiamos.
CALCULAR
Fotografía de RODNAE Productions en Pexels
-Temas relacionados-
up