movi-image-fijarnos-antes-comprar-piso-1
Envíanos sugerencias
Vivienda
3 min de tu tiempo

¿En qué debemos fijarnos antes de comprar un piso?

16/09/2019

Estos consejos de los expertos del sector te ayudarán a dar con la vivienda ideal para ti sabiendo distinguir lo accesorio de lo que realmente importa. 

Comprar una casa es, seguramente, la decisión más importante de nuestra vida. O una de ellas. Si no somos inversores (o aunque lo seamos) muy probablemente aspiremos a quedarnos a vivir durante un buen tiempo en ella y, lo más importante, estar a gusto. La elevada inversión que supone y el largo plazo no dejan lugar a dudas: acertar es imprescindible.

Cuando buscamos una casa, es inevitable fantasear con la casa de nuestros sueños. Sin embargo, para dar con el inmueble ideal no debemos caer en el error de proyectar una fantasía o caer rendidos ante elementos superficiales, sino mantener los pies en el suelo y tener en cuenta que si queremos dar en el clavo, la vivienda debe adaptarse a nosotros y no al revés. 

De la mano de varios profesionales, revisamos algunos de los aspectos en los que debemos fijarnos para no dejarnos llevar por falsos espejismos y agudizar nuestro ‘ojo clínico’. Revisar ciertas características técnicas -y no tan técnicas- nos ayudará a descartar inmuebles que, aunque puedan deslumbrarnos por algún aspecto concreto, no se ajustan a nuestras necesidades reales.

1. Orientación

De todos los aspectos generales a tener en cuenta cuando visitamos un inmueble la orientación es, quizá, el más importante. “Podemos cambiar la distribución, las instalaciones o, incluso, poner un ascensor si no lo hay, pero nunca podremos cambiar el sol”, destaca Joan Prat, arquitecto y socio de CPVA Arquitectos, por lo que si vamos a visitar un inmueble orientado hacia el norte hay que valorar cómo la escasa iluminación natural puede restar valor al piso y a nuestra calidad de vida en un futuro.  

2. Aislamiento

A simple vista es difícil saber qué tipo de materiales revisten el inmueble y le confieren una determinada hermeticidad. Sin embargo, es fácil deducirlo en puertas y ventanas. El doble acristalamiento, o lo que conocemos como ‘climalit’ (que no es un nombre genérico sino comercial), es mucho más eficaz para el aislamiento térmico y acústico. “Si vemos que en las ventanas hay cámara, podemos deducir que nos es un vidrio sencillo y que el aislamiento será mucho mayor”, explican desde CPVA.

3. Documentación en regla

Dos documentos son claves: la cédula de habitabilidad y el certificado de eficiencia energética. El primero, con las medidas y superficies exactas, es de gran ayuda para saber que lo que nos venden es lo que hay.  

“Encontramos anuncios que cuentan como habitación estancias que por ley no lo son, pues no cuenta con ventilación natural”, advierten desde el despacho de arquitectos. El segundo es clave para que nos podaos hacer una idea del consumo y gasto energético. Añaden, además, que “si es una D ya sabremos que el consumo será muy elevado. Es importante conseguir una B o una C”.

4. Humedades

Absortos por la iluminación, el magnífico vestidor o las vistas, puede que pasemos por alto una de las señales de alarma más inequívocas. Las humedades, que tienen la capacidad de no ser percibidas a primera vista y son fácilmente disimulables, pero no tan fáciles de eliminar. “Si las vemos, es que no se han podido erradicar o al menos, no fácilmente”, destaca Prat, que anima a que inspeccionemos todos los rincones y esquinas retirando, si es necesario, hasta las cortinas. 

5. Estado de conservación

Cuando visitamos un piso o casa hemos de tener los ojos bien abiertos y fijar nuestra miranda en aspectos que revelan micha información sobre el inmueble, su ‘edad’ y el mantenimiento que ha tenido con los años. Carpintería, suelos, paredes, grietas, grifería…El CSI de la conservación. Según Jordi Roig, constructor con más de 10 años de experiencia, en esta lista de posibles pistas ‘incriminatorias’ no debemos pasar por alto si hay goteras, desconchados o deterioro en pintura o lacados. 

6. Instalaciones

Las instalaciones son todos los sistemas de distribución y recogida de energía o de fluidos que forman pate de la edificación: electricidad, calefacción y agua son las principales. Junto con la orientación y la carpintería, las instalaciones eléctricas son uno de los elem entos por los que debemos interesarnos ya en la primera visita. “Lo ideal es comprobar que el contador tiene cinco líneas de corriente diferentes. Si solo hay una o dos, el cuadro es muy antiguo o hay riesgo de sobrecarga”, explica Jordi Roig. 

7. Consumo

¿Gas natural, butano, gasoil? El tipo de vivienda y el tipo de calefacción influirá en el consumo energético y, por tanto, en la factura en los principales suministros. En este sentido, los expertos recomiendan visitar el inmueble en diversos momentos del día para que podamos saber el nivel de calor o frío que presenta en condiciones naturales.  

 

movi-image-fijarnos-antes-comprar-piso-3

 

 

“Un piso muy soleado puede ser confortable en invierno pero obligarnos a instalar aire acondicionado en verano”, destaca Roig. En ese caso, habrá que valorar protecciones como persianas, toldos, entro otros. Esto no es algo negativo pues, tal y como añade Quim Ferrer, PassivHaus Desingner y experto en construcción sostenible en Ecospai, “si está orientada hacia el sur, la radiación calentará de forma pasiva, reduciendo el consumo de energía en calefacción”.

“Vivimos en sociedad y como tal debemos entender si nuestra vivienda está bien comunicada”

8. Antigüedad

Debemos preguntar por la edad del inmueble. Si conocemos el momento en el que fue construido podremos deducir según las normativas vigentes de ese momento qué materiales y aislamientos se utilizaron. “Así sabremos cuál es el grado mínimo de aislamiento que exigía la norma en el momento de la construcción”, valoran desde Ecospai, empresa especializada en distribución de materiales para la construcción ecológica con sede en Barcelona, Madrid y Androrra. Una vez definido, añaden, hay que valorar si existen aislamiento o la posibilidad de hacerlo. 

9. Entorno y vecindario

Vivimos en sociedad y como tal debemos entender nuestra vivienda. ¿Está bien comunicada? Escuelas, transporte público, tiendas y zonas comerciales y servicios. Es importante revisar nuestras rutinas y asegurarnos de que estas se ajustan al entorno en el que se encuentra el inmueble. Otro punto clave: el vecindario.

 

movi-image-fijarnos-antes-comprar-piso-2

 

“Si vamos a meternos en una hipoteca de 15 o 20 años, yo siempre recomiendo conocer personalmente a los vecinos y la comunidad. Para saber si hay buena relación, si hay morosos o derramas, antes incluso de entregar las arras”, explica Lluís Pons, experto inmobiliario en Finques Bulevard. Tampoco hay que olvidar la ubicación, clave para que, con el paso del tiempo, la vivienda aumente su valor, haciéndola atractiva para un posible comprador si decidimos vender.

10. Su pasado

Otro de los aspectos clave antes de dar el ‘sí, quiero’ es si la propiedad esconde cargas ocultas y pagos pendientes. Lo cuentan desde Àgora, consultoría y asesoría legal ubicada en Granollers. Marc López es su director ejecutivo. “Antes de dar el paso ha que averiguar más sobre el pasado de la propiedad. En la compra de segunda mano es básico certificar que el propietario esté al corriente de todos los pagos y no encontrarnos con una sorpresa que será muy difícil evitar una vez la compra se haya hecho efectiva”, advierte López.  

Estardondeestés funciona en una amplia variedad de navegadores, pero el tuyo se ha quedado un poco obsoleto, actualízalo a una versión más actual:

Fotografias de Dmitri Popov, Kirill Zakharov y Oscar Nord en Unslash
-Categorías y etiquetas-
up