movi-image-abc-sector-editorial-presente-futuro-1
Envíanos sugerencias
Competencia y Mercados
4 min de tu tiempo

El sector editorial, presente y futuro

26/04/2021

La pandemia ha afectado de manera significativa al sector cultural, y especialmente al editorial. Pese a ello, las cifras invitan a mirar el futuro con optimismo

Existen pocos sectores que no se hayan visto seriamente afectados por la crisis derivada de la COVID-19. Con el primer decreto de estado de alarma en marzo de 2020, la actividad no esencial se detuvo repentinamente provocando estragos en numerosas empresas.

El sector editorial, como le ha sucedido en general a toda la cultura, también sufrió un parón indefinido que golpeó duramente las expectativas de todos sus profesionales. Sin embargo, hay motivos para el optimismo, ya que pese a que durante el confinamiento las ventas de libros se desplomaron, apenas sustentadas por el comercio online, el año pasado cerró con cifras que invitan a pensar en positivo.

Un buen ejemplo de ello son los datos del Gremi d’Editors de Catalunya. A pesar de que las ventas de libros llegaron a caer hasta un 60% durante los meses de confinamiento, en el conjunto de 2020 la caída se sitúa en torno a un 5% en comparación con el ejercicio anterior. Una recuperación significativa que arrancó tras el fin de las medidas de desconfinamiento y para la cual supuso un apoyo la aprobación por parte del Gobierno, en el mes de agosto, de un paquete de ayudas al sector del libro fijado en 4 millones de euros.

El dato resulta aún más esperanzador si se tiene en cuenta el contexto actual. En 2019, el sector editorial creció en España por sexto año consecutivo hasta los 2.420 millones de euros, lo que supuso una mejora de sus cifras en un 2,4% respecto al año anterior. Se trata de unas cifras que “reflejan cómo el sector había ido recuperando desde 2014 el pulso perdido tras la crisis económica de 2008″, según explicó el pasado mes de septiembre Miguel Barrero, presidente de la Federación de Gremios de Editores de España y de la Asociación de Cámaras del Libro de España.

España se sitúa líder en Europa junto con el Reino Unido, Francia e Italia

Del mismo modo, el pasado 18 de enero, la Federación de Editores Europeos (FEP) destacó la relevancia del mercado editorial español. En 2019, los ingresos por ventas anuales totales de las editoriales europeas alcanzaron los 22.400 millones de euros. Ese año, antes del inicio de la crisis de la pandemia, España se mantuvo entre los mercados más importantes en términos de facturación, junto con el Reino Unido, Francia e Italia.

No resulta por tanto descabellado esperar un despegue similar a medida que avance el proceso de vacunación y se recupere la normalidad. El sector editorial en España goza de buena salud, por lo que algunos expertos vaticinan una recuperación en forma de ‘V’.

El objetivo es ‘pasar página’ a la crisis y reinventarse

De cara al futuro inmediato, pocas fechas son tan ilustrativas del momento que vive el sector editorial como el Día Internacional del Libro, más conocido en Catalunya como Sant Jordi. La gran fiesta de la literatura puede marcar el principio de un tiempo nuevo para el sector. Según algunos de sus protagonistas, y aunque estará lejos de las cifras de años anteriores, la facturación de las ventas de libros durante esta jornada será mayor a la del año anterior, en el que se optó por trasladar la celebración al mes de julio. Pero todo parece indicar que aún habrá que esperar un poco más para obtener datos como los de 2019, cuando se vendieron 1,5 millones de libros y se facturaron 20 millones de euros.

Librerías, editoriales, bibliotecas y escritores han logrado reinventarse de cara a sortear las dificultades. Se han implementado o reforzado las plataformas digitales. Un ejemplo de ello es el peso que están teniendo los libros electrónicos o e-books e incluso los audiolibros. Las ventas digitales también están teniendo gran protagonismo, de hecho, las ventas a través de los e-commerce han crecido un 49% desde el inicio de la pandemia de la COVID-19, según un estudio sobre comercio mundial elaborado por Nielsen, y la opción de hacer clic y recogida en tienda ha aumentado un 39%.

Puede interesarte: El sector editorial, en plena reinvención

Un dato que corrobora el impulso del modelo digital es que la venta de libros en formato electrónico en lengua española aumentó en 2020 un 43% respecto al año anterior, según el informe anual de Libranda, principal distribuidora de libros digitales y audiolibros en español. Según el estudio, el mercado del libro electrónico en lengua española en todo el mundo (sin incluir el libro de texto y académico) alcanzó los 115,7 millones de euros en 2020, de los cuales 75 millones se facturaron en España, lo que supone un 65% en valor en euros, y 40,7 millones en la suma del resto de países del mundo, encabezados por México (11,2% en valor en euros) y seguido por Estados Unidos (9%).

También se ha puesto en marcha todo tipo de iniciativas online, desde encuentros con escritores a presentaciones de libros hasta clubs de lectura o sesiones especiales para niños. Se han impulsado acciones muy diversas para fomentar la lectura y apoyar a las librerías. Algunos empresarios, incluso, han tomado la decisión de abrir un negocio editorial en plena pandemia, como la irreductible, en Lérida. Y se ha vuelto a poner de relevancia que, cuando surgen nuevos retos, tanto los profesionales del sector como los lectores responden. Al fin y al cabo, el libro y la lectura siempre han sido un refugio perfecto ante la adversidad. 

Fotografía de cottonbro en Pexels
-Categorías y etiquetas-
up