movi-image-nuevo-lider-carismatico-1
Envíanos sugerencias
Socios y Empleados
4 min de tu tiempo

El nuevo líder: carismático, comunicativo, empático y motivador de equipos

03/08/2021

Se necesitan directivos que generen aprendizaje, acción y motivación en sus equipos. Líderes que desarrollen las competencias conocidas como 'soft skills', características personales que conducen al éxito

Es época de cambios y el liderazgo en las empresas sufre también una profunda transformación. El líder tradicional que asume el control y el mando absoluto en una organización da paso al colaboracionismo, a cambiar el individualismo por el sentido de equipo y las carreras en solitario por los objetivos compartidos. Se trata de motivar a las personas para que aflore el talento y la creatividad.

Harían falta muchos manuales para definir todo lo que necesita una persona para ser un buen líder, explica Víctor Küppers, reconocido formador, profesor y conferenciante especializado en psicología positiva en el webinar `Diferencias entre un líder y un champiñón: cómo movilizar las mejores actitudes de tu equipo´, organizado a través de HUB Empresa de Banco Sabadell.

Küppers, que ha trabajado con muchos directivos de diferentes organizaciones y los ha observado para detectar cuáles son las cualidades de las personas con verdadero liderazgo, identifica los valores que les diferencian de los "falsos líderes", a los que califica de "champiñones que pretenden dirigir personas".

Un verdadero líder tiene interiorizado estar al servicio de los demás. "Existen personas que sirven para liderar y hay otras que nunca servirán por mucho que se lo propongan. Hay jefes que piensan que liderar es decir a los empleados lo que tienen que hacer y verificar que está hecho en tiempo y forma adecuados, como si fuera el ejército, pero los líderes saben que su trabajo consiste en ayudar a los demás para que sean mejores personas y profesionales", explica Küppers.

Puede interesarte: Liderazgo positivo para lograr el mejor equipo posible

 

Motivar e inspirar a los empleados

En la actualidad para ser un auténtico líder es imprescindible tener esta mentalidad. "Cuando el que dirige organizaciones se centra en ayudar y servir a las personas para que crezcan y desarrollen su talento, entonces su trabajo es fructífero y gratificante. Logra sacar lo mejor de cada trabajador para que además de saber hacer las cosas, quiera hacerlas poniendo su mejor esfuerzo en ello", explica Küppers.

Este experto añade que "el auténtico líder se distingue por su comportamiento. Su papel es el de influir, inspirar, transmitir, motivar y tiene una manera de ser marcada por unas virtudes humanas admirables".

 “Motivar e inspirar a los empleados y fomentar su entusiasmo por los proyectos es la clave del éxito”, Küppers

 

El entusiasmo y el espíritu de superación son valores esenciales en cualquier líder que busca ser una persona de referencia dentro de sus equipos. Para ello es necesario a partir de una actitud proactiva, crear un grupo de trabajo sano, optimista, divertido y a su vez, ambicioso y retador. Motivar e inspirar a los empleados y fomentar su entusiasmo por los proyectos es la clave del éxito. Los empleados motivados son buenos trabajadores. Cuanto más consciente sea de las propias capacidades y más abierto esté a ellas, más éxito tendrá el líder.

La comunicación, clave para liderar de forma efectiva

Es imprescindible trabajar la comunicación como elemento esencial para transmitir los valores al equipo. La clave es comunicar con transparencia, de manera clara y concisa. Sin embargo, este flujo de comunicación e información no puede ser unilateral. Los buenos líderes siempre tienen un oído abierto hacia las preocupaciones de sus empleados.

Pero previamente, un buen líder debe desarrollar la escucha activa, un proceso que implica observar y preguntar, además de flexibilidad y confianza, apertura y firmeza. Según Küppers "ya no se trata solo de saber qué necesidades tienen los equipos, sino también de escucharlos activamente, es decir, reunir todas sus ideas y aportaciones y llevarlas a la práctica. Cuando hay una escucha activa en el equipo, los integrantes entienden y comprenden mejor la razón de su trabajo. Amplían su visión y dirección acorde a sus estrategias y metas".

Puede interesarte: Así debe ser el nuevo líder empresarial

Uno de los puntos más importantes en cuanto a liderazgo para Küppers es la actitud. "El problema no es el problema, es la actitud frente a ese problema", asegura. "Las personas que admiramos y que ayudan a los demás a ser mejores tienen un trato cercano, agradable y alegre, son educadas y cuidan siempre las formas. Y algo tan sencillo como sonreír”. Una persona que no sonríe no debería dirigir equipos, porque genera mucha tensión. Ser alegre es una elección y permite afrontar las cosas de una mejor forma.

 

Fotografía de fauxels en Pexels
-Categorías y etiquetas-
up