movi-image-lainformacion-boom-bricolaje-1
Envíanos sugerencias
Competencia y Mercados
5 min de tu tiempo

El ‘boom’ por el bricolaje: ¿un efecto del confinamiento o una nueva tendencia que se consolida?

10/08/2020

El sector del bricolaje experimentó un gran aumento en sus ventas en la cuarentena, inclinación que continúa creciendo en la nueva normalidad.

La cuarentena ha supuesto un cambio en los hábitos de los españoles, quienes, confinados en sus hogares, han echado mano de la imaginación para sobrellevar de la mejor manera posible unos momentos llenos de incertidumbre. Desde practicar deporte en casa y desempolvar los juegos de mesa a hacer pan, pasando por el consumo de cultura en streaming a través de plataformas de contenido digitales y redes sociales, cualquier actividad ha sido bienvenida para afrontar el estado de alarma.

“Estar en confinamiento ha modificado nuestra rutina, el ritmo que llevábamos hasta entonces y las actividades a las que dedicábamos tiempo”, resume la psicóloga Paloma Fernández Villar, “esto puede explicar la búsqueda de otras maneras de destinar energía como el bricolaje, la pintura o el ejercicio físico”. Durante la cuarentena se ha popularizado la tendencia do it yourself (DIY), es decir, ‘hazlo tú mismo’, reforzando las tareas manuales y el desarrollo creativo. Y entre estos nuevos hobbies destaca el bricolaje debido al vínculo tan especial que se ha establecido entre los ciudadanos y su hogar.

Puede interesarte: El gasto en electrónica, salud, bricolaje y mascotas se disparó durante el confinamiento


Un ‘multiespacio’ para reformar

Al estar tanto tiempo dentro del hogar, los inquilinos han tenido muchas horas para fijarse detalladamente en el estado de su vivienda y, además, han podido aprovechar cada espacio, sobre todo aquellos que disponen de zonas exteriores. Una mesa y unas sillas para la terraza que antes del confinamiento apenas se usaba, un grifo con mala presión, una puerta que chirría, una ventana que no cierra bien… todas esas tareas que antes del confinamiento siempre quedaban relegadas a los últimos puestos de la lista de quehaceres han escalado estos meses a los más altos.

Un cambio en el hogar que ha venido motivado por este mismo encierro, tal y como explica la psicóloga: “Lo que nos ha tocado vivir durante el confinamiento ha podido motivar que tratemos de cuidar mejor de nuestro eel negocio del bricolaje en nuestro país ha experimentado un repuntespacio como una forma de adaptarnos. Nuestra casa se ha convertido en un ‘multiespacio’ donde ya no solo es un entorno de descanso y ocio, sino también de teletrabajo, cuidado de los otros…”.

El ‘boom’ del sector

Como consecuencia de la cuarentena, el negocio del bricolaje en nuestro país ha experimentado un repunte en sus cifras de ventas y, sobre todo, en el comercio online, que nadie se esperaba para este año 2020. 

“Las ventas se han disparado de forma exponencial”, explican desde la red de ferreterías Cadena 88, que apuntan a que el confinamiento y el cierre del comercio tradicional “han derivado las compras hacia el canal online de forma importante”. En concreto, la cadena ha acumulado unos beneficios de 1.065.000€ en sus ventas por Internet de enero a mayo, es decir, un incremento del 812% con respecto al mismo periodo del año anterior.

El sector ha experimentado un repunte en sus cifras de ventas, sobre todo en el comercio 'online'

En el mes de mayo, el crecimiento de la actividad comercial de este sector ha sido de un 333% en comparación con el mes de abril. Así lo reflejan las cifras de Pulso, la herramienta de Banco Sabadell que permite analizar en tiempo real la actividad comercial del país a partir de las interacciones con Terminales de Punto de Venta (TPV) de la entidad.

Según un estudio de idealo.es, en marzo la demanda de algunos artículos creció de forma destacada: taladros, con una demanda superior al 101% respecto a febrero; destornilladores eléctricos con un 99%; y lijadoras y amoldadoras, que juntas sumaron un 169%. Entre abril y mayo, los inquilinos incrementaron la búsqueda online de cajas de herramientas (130%) y de martillos (138%) para estar equipados y reparar todo lo que pudieran en plena cuarentena.

Si se analiza la situación del sector previa a la declaración del estado de alarma, ya se observaba en los últimos cinco años un crecimiento progresivo que cerró 2019 con un aumento de la facturación conjunta de casi el 5%, según los datos del barómetro de la Asociación de Fabricantes y Distribuidores (AECOC). Además, por entonces se intuía que la venta online iría a más y desde la AECOC ya apuntan a que el futuro del sector se encuentra en este canal, que antes del confinamiento representaba entre un 6% y un 10%. 

El ticket medio por compra alcanzó los 65€ de media en el estado de alarma

Pero no solo las ventas online y la búsqueda de otras fórmulas de venta no presencial han supuesto un cambio dentro de las compañías de bricolaje. Los nuevos hábitos de consumo de los clientes han jugado un papel fundamental en los buenos datos que el sector está obteniendo. De acuerdo con la AECOC, la limitación de los desplazamientos ha hecho que las ratios de conversión de venta por cada visita se hayan multiplicado: en marzo, el 80% de la facturación total se realizó a través de compras online. Además, el ticket medio por compra también aumentó, alcanzando los 65€ de media durante el estado de alarma y manteniendo el gasto en el desfase y en la nueva normalidad, según los datos de Pulso.

Pintura y muebles de jardín: los más buscados

Pintura, herramientas, maquinaria y muebles de jardín han sido los más buscados durante la cuarentena. Estas categorías han completado el grueso de las ventas de bricolaje durante el confinamiento, según C de Comunicación en un estudio conjunto con las grandes compañías del sector como Leroy Merlin, ManoMano, Bauhaus y Optimus, las cuales han notado un repunte de búsqueda y posterior compra de estos productos en sus tiendas online.

Pero si hay un producto que ha despuntado sobre el resto, ese ha sido la pintura, cuyas ventas aumentaron un 25%, de acuerdo con las cifras aportadas por la Asociación Nacional de Fabricantes Españoles de Ferretería y Bricolaje (ARVEFER -COFEARFE). Techos, paredes e incluso muebles han sido el objetivo de la brocha durante el confinamiento, momento en el que los españoles han aprovechado para rediseñar y personalizar su hogar dándole un toque de color.

Pintura, herramientas, maquinarias y muebles de jardín han sido los favoritos

La pintura y todo lo relacionado con este producto han sido la joya de la cuarentena: rodillos, brochas, selladores y siliconas. Elementos pensados para tapar cualquier defecto reciente o que había pasado desapercibido hasta estar en casa varios días seguidos.

Desde Cadena 88 comparten que lo más vendido en sus tiendas han sido: “Productos relacionados con las reparaciones del hogar (pintura y accesorios de pintor, herramientas manuales y eléctricas, bombillas, productos de fontanería…), artículos relacionados con el cuidado personal (secadores, cortapelos, depiladoras…) y, debido al cambio de hábitos alimentarios, se han servido muchos productos relacionados con el mundo de la cocina y la repostería (pequeños electrodomésticos, sartenes, moldes…)”.

De acuerdo con el estudio de C de Comunicación, los productos de ferretería y bricolaje más vendidos en tiendas online en la cuarentena, además de la pintura y sus accesorios, fueron: muebles y casetas de jardín, ocultación, riego, barbacoas y accesorios, artículos de protección individual, escritorios, sillas de despacho, estanterías y sistemas de almacenaje, entre otros.

Un listado que dice mucho de las necesidades de los españoles durante esta etapa. Los productos para el exterior, como las casetas y las barbacoas, demuestran cómo la sociedad se estaba preparando con la ‘nueva normalidad’ en mente, en la que priman los espacios abiertos. Las ventas de productos relacionados con la terraza y el jardín también han “sorprendido” en la red de ferreterías de Cadena 88. 

El mobiliario y elementos para el uso exterior han copado el 'ranking' de ventas

Los que cuentan con una vivienda con jardín, balcón o terraza han disfrutado de estos espacios en mayor medida, y esto se ha visto reflejado en el aumento de la facturación de mobiliario y elementos para el uso exterior.

Otro de los favoritos, como se puede ver en el listado, ha sido el mobiliario de oficina como escritorios, sillas y estanterías. Una consecuencia clara del teletrabajo y la urgencia de transformar una estancia de la vivienda en una oficina.

El futuro del bricolaje en la ‘nueva normalidad’

“Desde el inicio de la reapertura de establecimientos, la categoría de ‘jardín’ presenta crecimientos a tres dígitos”, comenta el responsable del área de ferretería y bricolaje de AECOC, Alejandro Lozano, quien a su vez asegura que “el resto de familias de productos también registran subidas de doble dígito, lo que está llevando al sector a récords históricos de facturación”.

Parece que el bricolaje ha llegado con fuerza a los hogares de los españoles para quedarse: según las últimas cifras de Pulso, el crecimiento de la actividad comercial en España ha sido de un -4,74% durante las últimas 4 semanas, lo que indica una ligera caída, sin embargo, las cifras de facturación de los últimos siete días todavía son más que optimistas, ya que representan un 142% respecto al mismo periodo del año anterior.

Los datos de la herramienta de Banco Sabadell confirman que el sector continúa con una tendencia ascendente. De acuerdo con su indicador del ranking de los 10 sectores con mayor actividad, el bricolaje en marzo representaba el 1% de la cuota de mercado, y, con la desescalada y el inicio de la 'nueva normalidad' ha ido ascendiendo posiciones hasta alcanzar un 10% y situarse como segundo sector con mayor cuota, tan solo por detrás del de la alimentación.

 

movi-image-lainformacion-boom-bricolaje-grafico


 

Como resultado de esta nueva pasión por el bricolaje, desde Cadena 88 afirman que su portal e-commerce “ha dejado de recibir pedidos online de bajo importe sometidos a gastos de envío y, sin embargo, se están manteniendo los de alto valor económico, donde el mueble de jardín y los artículos de piscina y playa están siendo los protagonistas”.

¿Perdurará esta tendencia en el futuro? “España no es un país de grandes amantes del bricolaje, aunque es cierto que el confinamiento en nuestros hogares ha variado nuestra forma de relacionarnos con la vivienda y muchas personas han aprovechado para mejorarla en la medida de lo posible”, comparten desde la red de ferreterías.

Los rebrotes y una posible segunda oleada de la COVID-19 pueden forzar a otra cuarentena, pero, de momento, en el sector creen que la tendencia “se va a mantener al menos durante el periodo vacacional en la misma línea”, según Cadena 88.

Fotografía de Sneaky Elbow en Unsplash
-Categorías y etiquetas-
up