movi-image-bme-growth-financiacion-1
Envíanos sugerencias
Inversiones
4 min de tu tiempo

El BME Growth como alternativa de financiación para las empresas

11/03/2021

Ante el inminente riesgo de insolvencia al que se enfrentan las empresas, buscar nuevas alternativas de financiación se ha convertido en tarea obligatoria y el BME Growth se presenta como una de las mejores opciones para ello: entre 2009 y 2020 se registraron operaciones por valor de 4.702 millones de euros en financiación a través de ampliaciones de capital.

Las palabras ‘insolvencia’ y ‘falta de liquidez’ resuenan desde hace algunos meses con especial fuerza entre los empresarios. El Banco de España ha puesto cifras a esta preocupación, estimando que la cantidad de empresas insolventes podría aumentar entre un 4% y un 8% en función de si se registran o no efectos permanentes sobre sus resultados. Y, ante este panorama, buscar formas alternativas de financiación se ha convertido en una necesidad para muchos empresarios, como Alfredo Cebrián, CEO de la tecnológica 480, que dio el salto al BME Growth en octubre del pasado año y que asegura no encontrar argumentos para que una empresa lo haga: “Sería perder una gran oportunidad”, dijo en el webinar ‘Alternativa de financiación: BME Growth, la bolsa de las Pymes, y caso de éxito de Cuatroochenta’, organizado por HUB Empresa de Banco Sabadell.

El BME Growth, antes denominado MAB (Mercado Alternativo Bursátil) es, en palabras de su director, Jesús González, “la bolsa de las pymes”. “Las compañías más pequeñas tienen la concepción errónea de que la bolsa es solo para las empresas grandes”, sin embargo, el BME Growth es un sistema de negociación en el que las pymes gozan de una regulación específica para ellas y, entre 2009 y 2020, las empresas que formaban parte de esta bolsa alternativa, llegaron a los 4.702 millones de euros de financiación a través de ampliaciones de capital.

“Las compañías más pequeñas tienen la concepción de que la bolsa es solo para las empresas grandes, y no es así”, afirma Jesús González 

El éxito a la hora de acceder a esa financiación también reside en la adecuada valoración que se hace de las empresas dentro de este mercado, ya que “depende de todos los participantes decir cuánto vale esa compañía que, aunque puede cambiar en el corto plazo, manda un mensaje sólido a largo”, comenta González, quien añade que cada vez los inversores muestran más interés en el tipo de compañías que se suman al BME Growth (el 75% de ellas tienen ADN innovador). Además, los inversores tienen “una oportunidad buenísima de poder participar en compañías y sectores que habitualmente no están representados en la bolsa y pueden hacerlo tanto en el capital como en la propiedad de estas empresas con unas rentabilidades muy interesantes a medio y largo plazo”, afirmó Pablo Hernandez Sampelayo, director de Equity Capitals de Banco Sabadell.

Puede interesarte: ¿Cómo puedes mejorar la liquidez de tu empresa?

 

Los beneficios de pertenecer al BME Growth, más allá del acceso a financiación 

En un contexto en el que “se necesita cerrar una brecha de capital estimada entre 450.000 y 6000.000 millones de euros para prevenir las insolvencias de las empresas y las pérdidas de empleo una vez las ayudas públicas de la COVID-19 se reduzcan”, tal y como destacó el presidente de la Asociación de Mercados Financieros de Europa (AFME), Michael Cole-Fontayn, en la 12ª Conferencia sobre Mercados de Capitales en España, facilitar ese acceso a la financiación es imprescindible.

Sin embargo, pertenecer a un mercado como el BME Growth no solo aporta a las empresas un retorno tan directo como la financiación inmediata, sino que genera valores más intangibles aunque igual de importantes para el crecimiento de una compañía. El primero de ellos es la transparencia, ya que formar parte de este mercado obliga a comunicar de manera periódica y con supervisión legal los datos de la empresa, lo que aporta gran visibilidad de cara a los inversores y los demás stakeholders. Así lo corrobora el CEO de Cuatroochenta, que señala que “la pregunta de cómo podíamos aportar la confianza que necesitábamos transmitir ha desaparecido al incorporarnos al BME Growth por el hecho de poder acceder a toda nuestra documentación”.

Las empresas que dan el salto al BME Growth también ganan en notoriedad, un aspecto especialmente importante si la internacionalización está entre sus planes. Así, Cebrián destaca que “desde que salimos al BME Growth, se han multiplicado nuestras apariciones en medios”, por lo que la notoriedad y el posicionamiento que aporta pertenecer a él, bien trabajados, facilita llegar a un público mayor, atraer más y mejor talento y acceder a más proyectos.

 
Fotografía de Charles Forerunner en Unsplash
-Categorías y etiquetas-
up