movi-image-divisas-operativa-mercados-1
Envíanos sugerencias
Inversiones
4 min de tu tiempo

Divisas: cómo gestionar la operativa en los mercados

Mon Jul 19 12:12:11 CEST 2021

La recuperación económica está ayudando a dinamizar los intercambios comerciales entre las empresas, lo que les obliga a estar preparadas ante los riesgos de tipos de cambio en un mercado de divisas cada vez más fluctuante

Las fluctuaciones de las divisas pueden provocar diferencias de cambio en los balances de las empresas, lo que significa que, desde un punto de vista financiero se corre el riesgo de perder un importante margen de rentabilidad, es decir, dinero. Esta es una de las conclusiones principales del webinar Cómo gestionar tu operativa en divisas: el Mercado y las Soluciones, organizado a través de HUB Empresa de Banco Sabadell, en el que se subrayó la importancia de cubrir la volatilidad en el mercado de divisas para evitar una mayor exposición por parte de las empresas.

Un tema especialmente crítico en un momento como el actual, ya que, como señaló Carlos Dalmau, Director de Soluciones Internacionales de Banco Sabadell, “el comercio exterior está funcionando muy bien en la situación pos-COVID-19 y está siendo un motor clave en la economía”. En este sentido, Dalmau incidió en que, “a medida que se asiente la recuperación a nivel global habrá una mayor actividad en divisas y todas las compañías deben estar preparadas en las mejores condiciones posibles para ello”.

“A medida que se asiente la recuperación habrá una mayor actividad en divisas y las empresas deben estar preparadas ante el riesgo de cambio”, Dalmau, Banco Sabadell

Previsiones euro- dólar

Por su parte, Glen Spencer Chapman, Director de la Dirección de Análisis de Banco Sabadell, analizó las perspectivas a corto y medio plazo para el dólar y el euro, asegurando que, desde un punto de vista macroeconómico, “todavía estamos en un entorno de fuerte recuperación del crecimiento tras las caídas de 2020”. A su juicio, esta tendencia positiva de la economía se mantendrá en 2022 gracias a los estímulos fiscales y monetarios. “Los bancos centrales y los estados han reaccionado más rápido que en la crisis de 2008 y han inundado el mercado de liquidez mientras impulsaban los estímulos fiscales. Esta estrategia dual ha servido para apuntalar la recuperación”, añadió.

Este experto explicó que “el euro es una moneda procíclica que tiende a revalorizarse en los inicios de los ciclos económicos, mientras que el dólar es básicamente un valor refugio”. Además, complementó esta previsión con el potencial incremento en el déficit público de Estados Unidos, que “va a crecer mucho y este hito suele acabar siendo un elemento depreciador de la divisa”. Igualmente, indicó que “el mayor déficit fiscal por cuenta corriente estadounidense también favorece el debilitamiento de su moneda”.

“El euro es una moneda que tiende a revalorizarse al inicio del ciclo económico, mientras el dólar es un valor refugio”, Spencer Chapman, Banco Sabadell

Spencer Chapman también señaló la importancia que va a tener para la evolución de las divisas la progresiva retirada de estímulos por parte de los bancos centrales, un proceso que, desde el punto de vista técnico, recibe el nombre de tapering. En el caso de las monedas que se han revalorizado de manera importante en los últimos meses, como el yuan, esto puede traer consigo una depreciación a corto plazo, dado que “esta divisa ya parece estar descontando las medidas del Banco de China para reducir sus políticas monetarias y evitar el sobrecalentamiento de la economía”.

Protegerse ante el riesgo de cambio

Bajo un prisma de practicidad para las empresas, Alejandro Balcells, Director de Distribución de Tesorería de Empresas de Banco Sabadell, afirmó que el riesgo de cambio “aparece cuando una compañía realiza transacciones en una moneda diferente a la contable, pero presenta el problema de que las fluctuaciones en el tipo de cambio pueden provocar efectos negativos, aunque, también positivos para las empresas”.

En su opinión, es muy importante “identificar la exposición que tiene una entidad al riesgo de cambio para poder definir una política de actuación adecuada”. Si se logra con el tiempo suficiente, permitirá aportar certidumbre sobre dos elementos contables fundamentales en los procesos de internacionalización de cualquier empresa: los ingresos por ventas en divisa y los costes de aprovisionamiento.

Sin embargo, Balcells indicó que muchas empresas optan por una gestión pasiva del riesgo de cambio, lo que termina por tener unas consecuencias negativas a la larga en su cuenta de resultados. En contraposición, aquellas que realizan una gestión activa pueden, incluso, ver una oportunidad en este tipo de operaciones. Para lograrlo, es necesario llevar a cabo una serie de acciones, como planificar todos los pagos o los cobros en divisa, asegurar con coberturas marcando un precio objetivo por cada divisa, dedicar recursos a la gestión de la divisa o controlar los márgenes comerciales.

Según Balcells, “existen cuatro reglas básicas para cualquier compañía que paga o recibe divisas por su actividad comercial: definir una política estratégica de actuación respecto al riesgo de tipo de cambio, identificar la exposición al riesgo divisa en cada momento, tratar de no pronosticar los movimientos de la divisa y contratar productos de cobertura que permitan reducir o eliminar el riesgo”.

Este experto también destacó en el webinar dos productos de cobertura: el spot o contado, que consiste en un contrato entre dos partes en el que se pacta un tipo de cambio y del que surge una obligación de intercambio de divisas entre las partes en un máximo de dos días hábiles; y el forward o seguro de cambio, que es, también, un contrato entre dos partes en el que se fija un tipo de cambio a un plazo superior a los dos días hábiles y del que surge una obligación de intercambio de divisas entre las partes en una fecha futura.

Operar en el mercado Forex implica, en cualquier caso, tal y como afirma Balcells, saber que “se está asumiendo el riesgo de tipo de cambio derivado de las fluctuaciones de las divisas. Esto puede conllevar efectos positivos o negativos en función de cuál es la que se necesita comprar o vender, pero lo que es imprescindible es estar preparados y cubiertos ante cualquier eventualidad”.

 

Fotografía de Anna Nekrashevich en Pexels
-Categorías y etiquetas-
up