movi-image-cuanto-ahorrado-comprarme-casa-1
Envíanos sugerencias
Vivienda
4 min de tu tiempo

¿Cuánto debo tener ahorrado para poder comprarme una casa?

28/10/2021

Antes de comprar una vivienda, es importante analizar cuál es mi nivel de ahorro y cuánto puedo destinar al pago mensual de una hipoteca para hacer frente de manera segura a la operación

Comprar una casa es una de las mayores inversiones que realiza una persona a lo largo de su vida. Antes de tomar la decisión, el futuro propietario debe analizar si está preparado desde el punto de vista económico para realizar esta operación y, además, calcular cuánto debería pagar por la vivienda, teniendo en cuenta el coste de la hipoteca y de los otros gastos adicionales de la compra.

¿Cuál debe ser mi nivel de ahorro para comprarme una casa?

Lo primero a analizar es el nivel de ahorro para evaluar si este permite hacer frente de forma segura al pago de la vivienda. Por regla general, hay dos formas de pagar una casa:

  • Pagar una vivienda al contado

Si la persona dispone de muchos ahorros, puede pagar la casa al contado, aunque debe tener en cuenta que al precio de venta hay que sumarle entre un 10% y un 15% de gastos adicionales (notaría, impuestos, Registro de la Propiedad…).

  • Pedir una hipoteca

Si, como la gran mayoría, necesita pedir una hipoteca, debe tener presente que, por norma general, el banco ofrece financiación, como máximo, por el 80% del valor de tasación de la vivienda. Es decir, que el comprador debe tener ahorrado al menos el 20% del precio del inmueble, además de los mencionados gastos de compraventa.

Una persona debe tener ahorrado al menos el 35% del precio de la casa que quiere comprar

En total, los expertos suelen recomendar tener ahorrado el 35% del valor total del inmueble, ya que este es el porcentaje que hay que pagar con antelación para poder contratar este préstamo que acompañará al propietario durante gran parte de su vida.

Calculadora: descubre cuánto deberías pagar por tu vivienda

 

¿Cuáles son los gastos de comprar una casa?

El futuro propietario debe tener en cuenta que al precio total de la casa debe añadir otra serie de gastos:

Para las viviendas de obra nueva:

  • El impuesto sobre el valor añadido (IVA). En 2021 asciende a un 10% en todo el territorio español excepto en Canarias, donde se aplica el impuesto general indirecto canario (IGIC) que es del 6,5%. Es decir, que a una casa en Barcelona que cueste 250.000 euros, habrá que sumarle 25.000 euros de IVA. En el caso de que la vivienda sea de promoción pública, el impuesto baja al 4%, aunque puede variar según la comunidad autónoma.
  • La notaría. El comprador de la vivienda tiene que hacer frente al pago de la expedición de la copia de la escritura.

Además, hay que sumarle el coste que tiene pedir una hipoteca (tasación, posibles comisiones de apertura, etc.).

Calculadora: descubre cuáles son los gastos asociados a la compra de una vivienda

 

Para las viviendas de segunda mano:

  • El impuesto sobre transmisiones patrimoniales (ITP). Su cuantía depende del porcentaje que se aplica sobre el precio de compra que aparece en las escrituras y de la comunidad autónoma donde se ubica la vivienda, aunque suele aplicarse un tipo de entre el 6% y el 10%.
  • El impuesto sobre bienes inmuebles (IBI). Se aplica el IBI del año en curso y, aunque debe pagarlo el vendedor, se puede repercutir al comprador la parte proporcional por el tiempo en el que será dueño dentro del año natural.
  • El impuesto de plusvalía municipal. Este es responsabilidad del vendedor, pero puede pactarse repercutirlo en todo o en parte sobre el comprador, aunque no es usual.
  • El coste registral por la inscripción de la compraventa.

¿Cuánto debo destinar al pago de la hipoteca?

Para saberlo, además de decidir cuánto tiempo se quiere pasar pagando la hipoteca -a menor plazo, la cuota mensual será más alta-, y escoger entre una hipoteca a tipo fijo o a tipo variable, es imprescindible realizar un análisis fiel de la capacidad de solvencia del titular. Es decir, analizar las perspectivas laborales a corto, medio y largo plazo, los ingresos y los gastos fijos, así como la existencia de otros préstamos. Es importante también contar con cierto margen para hacer frente a gastos inesperados y para el ahorro.

En condiciones estándar, las hipotecas a tipo fijo cuentan con unos intereses más elevados que las hipotecas a tipo variable. Sin embargo, en el contexto actual, hay entidades como Banco Sabadell que cuentan con préstamos a tipo fijo más atractivos que los de a tipo variable. 

Con estas variables, ¿cuál es el dinero máximo que debería destinar a la hipoteca? La mayoría de los expertos coincide en que el porcentaje ideal debería oscilar entre un 30% y un 35% de los ingresos mensuales como máximo.

Puede interesarte: ¿Qué casa me puedo comprar con mi sueldo?

En cualquier caso, antes de contratar una hipoteca es recomendable contar con el asesoramiento profesional de un experto de confianza como el de la entidad bancaria, que podrá aconsejar lo que más conviene de acuerdo a cada situación económica particular y responderá cualquier duda que surja a lo largo del proceso.

¿Quieres que un experto te aconseje sobre qué te interesa más sin ningún tipo de compromiso? Déjate asesorar por un especialista aquí.

 

 

-Categorías y etiquetas-
up