movi-image-aportar-plan-pensiones-1
Envíanos sugerencias
Jubilación
4 min de tu tiempo

¿Cuánto debo aportar a mi plan de pensiones?

06/04/2022

La cantidad destinada al plan de pensiones depende de varios factores como los ingresos y los gastos presentes y futuros, y de cuándo se empiece a ahorrar.

Hacer aportaciones periódicas a un plan de pensiones es una forma de ahorrar y de garantizar una vida sin sobresaltos tras el retiro. Cada aportación a un plan de pensiones supone la adquisición de nuevas participaciones cuyo valor varía cada día. Este producto está pensado para inversores de cualquier perfil que quieren optar por el ahorro a largo plazo y con ventajas fiscales. ¿Cuánto hay que destinar al plan de pensiones? Las aportaciones varían en función de la edad del ahorrador, así como de su nivel de ingresos y de sus objetivos para la jubilación.

Realizar aportaciones periódicas a un plan de pensiones permite, además de ahorrar, beneficiarse de una serie de ventajas fiscales, como diferir el pago de impuestos hasta el momento de la jubilación o desgravarse las aportaciones que se hagan cada año en la declaración de la Renta hasta un límite legal.

En España existe un límite anual fijado en 1.500 euros como máximo que puede aportar cada persona a sus planes de pensiones privados

Desde el 1 de enero de 2022, en España existe un límite anual fijado en 1.500 euros como máximo que puede aportar cada persona a sus planes de pensiones privados con derecho a deducción en la declaración de la Renta. Antes de esta modificación legal, el umbral máximo se situaba en 2.000 euros durante el año 2021, y con anterioridad a esta fecha, en 8.000 euros anuales. 

¿Cuánto dinero ahorrar con un plan de pensiones?

El primer punto a analizar es qué nivel de vida se quiere mantener una vez que llegue el momento de la jubilación. En este sentido, Esther Pichardo, directora de Ahorro y Pensiones de BanSabadell Vida y Pensiones, señala con un ejemplo: “No necesitará la misma pensión una persona que tenga aún algún hijo a su cargo que otra que no lo tenga; o la que desee viajar frente a la que prefiera quedarse en casa”. 

Lo recomendable es analizar el nivel de ingresos y de gastos que se prevé tener durante el retiro

Para ello, lo recomendable es realizar un estudio de los ingresos y de los gastos que se prevé tener durante el retiro y revisarlo y actualizarlo cada cierto tiempo. Tal y como explica Pichardo, los ingresos pueden proceder de la pensión pública, pero también de otras fuentes como puede ser una vivienda en alquiler u otros ingresos financieros. En cuanto a los gastos, hay que tener en cuenta la vivienda, los seguros, la alimentación, los suministros, el ocio, etc. El resultado de este análisis refleja una cantidad aproximada de la cuantía mensual que hay que cubrir con el ahorro para la jubilación.

Puede interesarte: ¿Ya tienes un plan de pensiones? Traspasa tu plan de pensiones y logra un 6% de incentivo económico

¿Por qué es importante empezar a ahorrar cuanto antes?

El importe de las aportaciones mensuales que se deben realizar al plan de pensiones dependerá de cuándo se empiece a ahorrar. “Cuanto antes empecemos, menor importe será necesario aportar mensualmente para conseguir el mismo objetivo”, puntualiza Pichardo. 

Un ejemplo práctico: para recibir una renta de 200 euros mensuales a partir de los 65 años, se estima que una persona de 35 años debería ahorrar 64 euros al mes. En cambio, una de 45 años debería ahorrar 120 euros mensuales y, por último, una de 55 años necesitaría un ahorro mensual de 296 euros. 

Es decir que, al tratarse de un instrumento a largo plazo, la edad es clave. Por tanto, a una persona joven de hasta 35 años le bastaría con destinar un 10% de sus ingresos mensuales, mientras que el monto se duplicaría para aquellos ahorradores de mayor edad.

Las aportaciones mensuales aportan más ventajas al ahorrador, ya que, además de ser más cómodo destinar pequeñas cantidades que una única de mayor importe, el ahorro mensual permite diversificar el momento de entrada en la inversión, consiguiendo así un precio de entrada promedio y reduciendo la volatilidad.

Pichardo destaca también que, ante el actual escenario, es aconsejable complementar el ahorro para la jubilación también con otros productos de ahorro, como pueden ser los planes de jubilación colectivos dentro de los sistemas de retribución flexible que cada vez empiezan a ofrecer más empresas.     

Puede interesarte: Retribución flexible: ventajas para empresa y trabajadores

Acertar apostando por un plan de pensiones que se adapta a ti

Escoger el plan de pensiones óptimo para cada perfil depende de factores como la edad, la capacidad de ahorro, los objetivos y la aversión al riesgo. Las personas más jóvenes, por ejemplo, tendrán más flexibilidad y recorrido a la hora de invertir que otras más próximas a la edad de jubilación. 

Ante este escenario, la directora de Ahorro y Pensiones de BanSabadell Vida y Pensiones destaca la flexibilidad que aportan los planes de pensiones de ciclo de vida, “que invierten teniendo en cuenta el horizonte temporal del ahorrador, y van adaptando anualmente las inversiones, en función de la edad, de la cercanía al momento de la jubilación y de la aversión al riesgo”. 

Tal y como analiza Pichardo, a medida que se aproxima el día de abandonar la vida laboral, pensando en el corto plazo, el peso de la renta variable disminuye, ajustando los porcentajes y la duración de la renta fija de acuerdo al perfil del partícipe. “Los planes de pensiones, que son un producto con un horizonte temporal a largo plazo, deberían invertir así, para aprovechar las oportunidades de los mercados cuando aún falte tiempo para cobrar, y reduciendo el riesgo y la volatilidad cuando se acerca el momento de cobrar el plan”, concluye.

 

-Temas relacionados-
up