cuántas hipotecas puede tener una persona
Envíanos sugerencias
Vivienda
4 min de tu tiempo

¿Cuántas hipotecas puede tener una persona?

27/05/2022

Una persona puede ser titular de varios préstamos hipotecarios a la vez, siempre que su capacidad de endeudamiento y su solvencia económica se lo permitan

Los motivos para solicitar una segunda hipoteca son diversos. El más habitual es comprar una segunda residencia destinada al periodo vacacional, aunque también es posible recurrir a esta financiación para adquirir un inmueble con el fin de invertir y obtener una rentabilidad a través del alquiler. También se puede pedir para hacer una reforma en la vivienda actual. 

¿Cómo contratar una segunda hipoteca?

El proceso para solicitar una segunda hipoteca es similar al que se lleva a cabo para obtener un primer préstamo hipotecario. Sin embargo, hay que tener en cuenta algunos elementos.

Antes de decidirse a pedir una nueva hipoteca, hay que analizar cuál es la situación económica presente, así como las perspectivas futuras para evaluar la capacidad de endeudamiento del titular. Las hipotecas para adquirir una segunda residencia suelen tener un mayor riesgo de impago, ya que en caso de que el titular se enfrente a una situación adversa dará prioridad al pago de su vivienda habitual. Por ello, las segundas hipotecas suelen tener unos intereses más elevados, unos plazos de amortización más cortos y una menor financiación.

Puede interesarte: descubre con este simulador la cuota y el tipo de hipoteca recomendados según tus necesidades

¿Cuáles son los requisitos para contratar una segunda hipoteca?

  • Disponer de ahorros. Es uno de los requisitos indispensables. Los bancos suelen financiar, como máximo, un 60% del valor total de compra o de tasación de una segunda residencia, por lo que se deberá contar con el ahorro suficiente para cubrir la diferencia.
  • Ingresos altos. Contar con unos ingresos sólidos y estables es importante para poder hacer frente al pago de las dos cuotas de los préstamos hipotecarios.
  • Estabilidad laboral. Un contrato de trabajo fijo o indefinido supone un alto nivel de estabilidad y es una garantía a la hora de contratar una segunda hipoteca. Otro factor que suma es acreditar que se dispone de cierta antigüedad en la empresa.
  • Historial crediticio. Este documento ofrece un resumen de la situación financiera del solicitante de la hipoteca: sus ingresos, sus gastos, sus deudas… Haber hecho frente a otros préstamos de manera correcta en el pasado se tendrá en cuenta positivamente por parte de la entidad bancaria.
  • Bajos índices de endeudamiento. No contar con deudas elevadas permite tener una mayor capacidad para hacer frente a una segunda hipoteca.
  • Avales. Se pueden solicitar garantías adicionales, como un aval o incluso el inmueble principal. Esto demostrará el nivel de compromiso con la nueva hipoteca.

¿Cómo puedo ampliar mi hipoteca actual?

Además de pedir un segundo préstamo hipotecario, también cabe la posibilidad de solicitar una ampliación de la hipoteca existente. Esto se realiza a través de una novación. Un procedimiento por el cual se pide más dinero al banco, pero manteniendo las mismas condiciones de la hipoteca vigente. La novación conlleva menos gastos que la formalización de una nueva hipoteca.

En cualquier caso, antes de solicitar una segunda hipoteca o de ampliar la ya existente es recomendable contar con el asesoramiento profesional de un experto como el de la entidad bancaria, que valorará lo que más conviene de acuerdo a cada situación económica particular y responderá cualquier duda que surja a lo largo del proceso.

¿Quieres que un experto te aconseje sobre qué te interesa más sin ningún tipo de compromiso? Déjate asesorar por un especialista.

Calcula tu hipoteca
Descubre la cuota, los gastos y cuánto te financiamos.
CALCULAR
-Temas relacionados-
up