movi-image-requisitos-pedir-hipoteca-1
Envíanos sugerencias
Vivienda
4 min de tu tiempo

¿Cuáles son los requisitos para pedir una hipoteca?

30/09/2021

A la hora de solicitar una hipoteca para comprar una vivienda, estos son los puntos a tener en cuenta, las condiciones del banco para su concesión y la documentación actualizada que se tendrá que presentar

Lo primero que hay que pensar al solicitar una hipoteca es ¿cuál es mi solvencia económica? Es una reflexión que se debe hacer en beneficio de la propia economía familiar, pero también porque será el primer punto a valorar por parte del banco para conceder el préstamo hipotecario. La `regla de oro´ es que, como máximo, se dedique un 30% de los ingresos mensuales al pago de la hipoteca, porcentaje que puede ser del 35% si al pago de la deuda hipotecaria se le unen otros préstamos existentes, tal y como recomienda el Banco de España.

Además de no dedicar más de lo recomendado, hay que tener en cuenta que la mayoría de los bancos concede el 80% del valor de tasación de la casa o del valor de la vivienda como máximo, por lo que es imprescindible tener ahorrado el 20% restante.

Puede interesarte: ¿Cuánto dinero debemos destinar a la hipoteca?

Asimismo, hay otra serie de gastos adicionales relativos a la tasación de la vivienda, los impuestos, la comisión de apertura del préstamo, las copias de las escrituras y la nota simple que conjuntamente equivale a entre el 10% y el 12% del precio de la vivienda.

Calculadora: descubre cuáles son los gastos asociados a la compra de una vivienda

 

¿Cómo valora el banco la solvencia económica?

Además, la entidad financiera tiene en cuenta otra serie de requisitos para conceder una hipoteca:

  • Ingresos mensuales. El mínimo puede variar de un banco a otro, pero suele ser de unas tres veces la futura cuota mensual de la hipoteca.
  • Estabilidad laboral. Normalmente se exige que se tenga un trabajo fijo e indefinido, con cierta antigüedad, como garantía de que el sueldo será suficiente para pagar las cuotas de la hipoteca sin problemas. Para acreditarlo, bastará con presentar la vida laboral. En el caso de los autónomos, las entidades suelen exigir llevar dados de alta hace como mínimo dos años y tener unos ingresos demostrables.
  • Historial crediticio. Se trata de uno de los aspectos que revisará el banco antes de conceder el préstamo. Cuanto mejor sea el perfil como cliente, más fácil será que la entidad apruebe la operación. La entidad también valorará si la persona ha tenido antes un préstamo o un crédito que se haya amortizado en su totalidad y en los plazos acordados, que no se hayan producido retrasos en los pagos, etc.
  • Situación personal. También se suele tener en cuenta la situación de la persona que solicita la hipoteca, es decir, si está soltera o casada, si tiene hijos y/o personas a su cargo, etc.
  • Otros activos. El banco también valora la tenencia de otros activos en propiedad, como pueden ser otras viviendas o inversiones financieras.

Puede interesarte: Qué es el 'scoring' bancario y cómo puede influir al pedir una hipoteca

 

¿Cuáles son las dudas más frecuentes al pedir una hipoteca?

 

  • ¿A cuantos años puedo pedir el préstamo hipotecario? Lo óptimo es encontrar un equilibrio entre pagar en el menor tiempo posible (plazo) e ir desahogado en cada mensualidad (cuota). Si se tiene unos ingresos altos y estables se puede optar por una hipoteca a 10- 15 años; en cambio, si los ingresos son más reducidos se aconseja optar por una a 20- 25 años, e incluso a 30 años.
  • ¿Qué tipo de hipoteca escoger? Con el euríbor en mínimos históricos es un buen momento para optar por una hipoteca a tipo variable. La agencia de calificación Moody's pronostica que el euríbor no empezará a subir hasta 2023 y que seguirá por debajo del 0% hasta 2030. Aunque la ventaja de un interés a tipo fijo es que se paga lo mismo durante toda la vida del crédito. La decisión dependerá de las preferencias personales de cada persona y del contexto en el que se firma la hipoteca. Por eso, también es clave dejarse aconsejar por expertos?

Calculadora: descubre qué te interesa más, si la hipoteca a tipo fijo o a tipo variable

 

  • ¿Si elijo una hipoteca a tipo variable puedo luego cambiarla a tipo fijo o viceversa? La firma de un tipo de hipoteca no tiene por qué ser firme durante toda la vida del crédito. Se puede cambiar a través de subrogación o novación, dos fórmulas existentes en el mercado bancario.
  • ¿Puedo pedir una hipoteca si ya tengo otros préstamos? La existencia de otros préstamos importantes no impide que el banco conceda una hipoteca. No obstante, en última instancia dependerá del nivel de ingresos para que la suma de todas las deudas no supere la recomendación de endeudamiento del Banco de España.
  • ¿Debo tener abierta una cuenta en el banco para que me concedan una hipoteca? Es lo recomendable, pero no es necesario tener una cuenta vinculada a la hipoteca (si no se especifica esta obligación en el contrato). Puedes pagar las cuotas mediante la domiciliación de los recibos en una cuenta de otra entidad o por transferencia.
  • ¿Es necesario aportar un aval? En caso de que el perfil financiero no sea lo suficientemente óptimo como para conceder la hipoteca, aportar otros bienes o un aval puede ser de gran ayuda. Sin embargo, se trata de una decisión que hay que meditar en profundidad, tanto por parte del titular como del avalista, ya que en caso de no poder hacer frente a la cuota se pueden embargar los bienes a ambas partes.

 

 

 

-Categorías y etiquetas-
up