movi-image-lavanguardia-crece-contratacion-hipotecas-1
Envíanos sugerencias
Vivienda
4 min de tu tiempo

Crece la contratación de hipotecas, ¿qué tener en cuenta antes de pedir una?

29/09/2021

Contar con un empleo estable y disponer de ahorros que supongan el 30% del valor del inmueble son dos requisitos fundamentales a la hora de buscar financiación para adquirir una vivienda

La contratación de hipotecas crece en España. La situación derivada de la covid-19 afectó al mercado inmobiliario pero las cifras y los expertos sugieren que lo peor de la pandemia ya ha pasado. El cambio de tendencia se refleja en un sector más activo y en una mayor búsqueda de financiación. “Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) la actividad hipotecaria desde marzo de 2021 se estaría encaminando hacia una senda de crecimientos importantes”, asegura Leyre López, analista de la Asociación Hipotecaria Española (AHE).

En la primera mitad del año se registraron más de 200.000 operaciones para adquirir una vivienda con un importe que asciende a más de 27.000 millones de euros. “Esta cifra supone un incremento de un 12% en comparación con el primer semestre del año 2020, un periodo especialmente afectado por la crisis sanitaria, aunque al comparar el dato con el mismo periodo de 2019, el repunte es aún mayor y alcanza un 14%”, analiza López. Los ciudadanos se sienten cada vez más seguros para comprar una vivienda.

Calculadora: descubre cuánto deberías pagar por tu vivienda

 

Los requisitos para contratar una hipoteca

Para los expertos, la coyuntura actual también es idónea, siempre y cuando el potencial comprador pueda permitirse adquirir una vivienda. “Hay mucha liquidez en el mercado y las entidades bancarias están ofreciendo unas de las condiciones de financiación más competitivas de la historia”, asegura López. Esto hace que “para aquellos individuos que cuenten con un empleo estable y dispongan de ahorros podría ser un buen momento para contratar una hipoteca”, añade. Además, si se consolida esta tendencia en la demanda residencial, este dinamismo podría trasladarse a los precios.

"Para aquellos individuos que cuenten con un empleo estable y dispongan de ahorros podría ser un buen momento para contratar una hipoteca". Leyre López, Analista de la Asociación Hipotecaria Española (AHE)

En cualquier caso, antes de firmar una hipoteca se debe tener en cuenta una serie de aspectos relevantes. Desde la AHE remarcan dos de ellos: gozar de una estabilidad laboral y de la solvencia económica suficientes para hacer frente sin imprevistos al pago de las cuotas de la hipoteca. “Es recomendable que la cuota no supere el 30% de los ingresos netos mensuales del titular”, advierte López. Para todo ello, hay que analizar detalladamente la operación y comprobar que el futuro comprador puede hacer frente a la compra de una vivienda.

“Hay que tener en cuenta que hay que hacer un desembolso económico inicial de aproximadamente el 30% del valor del inmueble. De este porcentaje, el 20% corresponde al precio de la vivienda que no financia el banco (las entidades conceden préstamos que cubren, como máximo, el 80% del valor de la casa) y el otro 10%, a los impuestos y a los gastos inherentes a la compra o la constitución de la hipoteca”, desgrana la analista de la AHE.

Calculadora: descubre cuáles son los gastos asociados a la compra de una vivienda

 

¿Qué tipo de hipoteca me conviene más?

Otra de las preguntas que suelen hacerse los compradores es qué tipo de financiación deberían solicitar. Los expertos aseguran que elegir el tipo de hipoteca más adecuado para cada caso dependerá de la situación personal y financiera del solicitante, además de la evolución del mercado. Según el tipo de interés, existen hipotecas a tipo fijo, aquellas en las que el interés permanece estable durante toda la vigencia del préstamo; a tipo variable, en las que la cuota mensual varía en función de un índice de referencia, que en España principalmente es el euríbor; y a tipo mixto, que combinan el interés fijo con el interés variable en diferentes periodos de la vida del préstamo.

“Hay que tener en cuenta que hay que hacer un desembolso económico inicial de aproximadamente el 30% del valor del inmueble". Leyre López, Analista de la Asociación Hipotecaria Española (AHE)

“Una hipoteca a tipo fijo puede ser recomendable para quienes no pueden o bien, no quieren, estar expuestos a la fluctuación de los tipos de interés”, explica López. Como inconveniente, apunta que “normalmente hay que asumir un interés algo superior al de la hipoteca a tipo variable y la comisión por amortización anticipada suele ser también más alta”. La hipoteca a tipo variable, en cambio, puede ser una opción para aquellas personas que tengan previsto anticipar la amortización y “prefieran aprovechar la coyuntura actual de los tipos de interés bajos a costa de la seguridad”.

En España, los ciudadanos optan principalmente por la fórmula variable. Según datos del INE de junio, el 61,9% de las hipotecas fue a tipo variable y el 38,1%, a tipo fijo.

Calculadora: descubre qué te interesa más, si la hipoteca a tipo fijo o a tipo variable

 

Cuándo conviene optar por una hipoteca a tipo fijo y cuando por una a tipo variable

Los compradores que valoren más la estabilidad se decantarán por la hipoteca a tipo fijo, debido al nivel de seguridad que ofrece al saber la cantidad fija a pagar mes a mes durante toda la vida del préstamo. En cambio, aquellos que renuncien a esa seguridad y opten por las hipotecas a tipo variable, por lo general, contarán con unos intereses más bajos y unos plazos de amortización más largos.

Para tomar la decisión y decantarse por una hipoteca u otra, es recomendable acudir a un experto, como el gestor de la entidad financiera, que ayudará al comprador a escoger aquella que mejor se adapte a su perfil económico y a sus intereses.

 

-Categorías y etiquetas-
up