movi-image-lainfomracion-afrontando-cuesta-enero-atipico-1
Envíanos sugerencias
Ahorro
4 min de tu tiempo

¿Cómo se está afrontando la cuesta de enero en un año atípico?

Thu Jan 28 08:24:59 CET 2021

El 2020 ha terminado dejando una mayor tasa de ahorro, pero también incertidumbre. Estas son las vías más efectivas para optimizar las finanzas a pesar de la situación

La COVID-19 ha cambiado la vida y las costumbres de los españoles en diversos aspectos. Esto se ha visto reflejado en la tasa de ahorro, que aumentó durante el segundo semestre de 2020, situándose en el 31,1%, 10 puntos por encima del 20,1% alcanzado en 2009, en plena recesión a nivel global. A este respecto, la Fundación de las Cajas de Ahorros, conocida como Funcas, eligió la tasa de ahorro como 'el dato del año'.

Además, estas Navidades han supuesto un volumen de gasto por debajo de lo habitual en la mayor parte de los hogares españoles. Según cifras del Observatorio Cetelem, el 55% de los consumidores ha gastado menos en estas fiestas, 30 puntos por encima del 25% que se registró en 2019. En concreto, el 46% de las familias ahorró a la hora de comprar regalos navideños, mientras que el 61% redujo su gasto al surtir la mesa para las reuniones familiares, mucho más limitadas debido a las restricciones. Pulso, la herramienta de Banco Sabadell que permite analizar la evolución de la recuperación, confirma estas cifras con una caída en el gasto en sectores tan relevantes en estas fechas como el de los juguetes (3%), el de los restaurantes (43%) y el de la ropa (28%), respecto al mismo periodo del año anterior.  

Puede interesarte: Así ha sido el consumo de los españoles en las Navidades atípicas del coronavirus

A pesar de estos hechos, la llamada ‘cuesta de enero’ sigue estando presente: las carteras notan los gastos navideños que, aunque han sido más reducidos que los de otros años, también se han producido, haciendo que el desembolso haya sido mayor durante el último mes del año y principios de este 2021.

A esos gastos añadidos se suma a este 2021 la incertidumbre generalizada causada por la crisis, que ha hecho que el ahorro se sitúe como una de las prioridades de las familias en nuestro país. “Esta crisis económica no es una crisis derivada de las estructuras económicas. Ha habido un shock desde fuera enorme, que ha parado la economía”, explica Diego Valero, Presidente de Novaster, en el Podcast de Banco Sabadell.A esos gastos añadidos se suma a este 2021 la incertidumbre generalizada causada por la crisis, que ha hecho que el ahorro se sitúe como una de las prioridades de las familias en nuestro país. “Esta crisis económica no es una crisis derivada de las estructuras económicas. Ha habido un shock desde fuera enorme, que ha parado la economía”, explica Diego Valero, Presidente de Novaster, en el Podcast de Banco Sabadell.

 

Ante una posible inestabilidad financiera, aumenta la preocupación por saber con cuánto dinero se cuenta y cuánto se ingresa mes a mes.

¿Cómo ahorrar de forma eficiente?

Con esta pregunta despertada por el inicio de año, normalmente en términos de ahorro existen varias vías. Algo común en todas ellas, tal y como apunta Valero, es no dejarse llevar por el miedo. “El temor a perder nos hace sobrerreaccionar de una forma que es negativa y se aleja de la racionalidad”, apunta. En ese sentido, una de las principales claves es “que el ahorro no ‘duela’”, algo que se puede conseguir mediante diversas estrategias de planificación y de gestión de finanzas.

Puede interesarte: Cómo inciden las emociones en las decisiones económicas


La regla del 50/30/20

Es una de las fórmulas más sencillas y útiles a la hora de planear el ahorro mes a mes. Se trata, como su nombre indica, de distribuir la totalidad de los ingresos en un 50% para gastos básicos; un 30%, para personales; y un 20% para el ahorro.

De esta forma, se destina parte del dinero a los caprichos, como vacaciones, comidas fuera del hogar u ocio, haciendo que el momento del ahorro no se convierta únicamente en sacrificio.

No obstante, el porcentaje más elevado dentro de este gasto debe dedicarse a gastos necesarios (hipoteca, facturas, alquiler, compra mensual…). En caso de que esa suma quede por debajo del 50%, siempre se puede destinar el sobrante a otras partidas, como el ahorro.

Puede interesarte: La regla del 50/30/20, ¿cómo empezar el año ahorrando?

Ese 30% dedicado a los gastos propios es una forma muy útil para hacer frente a la posible ansiedad que produce la obligación de ahorrar. “El consumo es lo que nos provoca una satisfacción inmediata, y precisamente la gente quiere ese disfrute”, asegura el Presidente de Novaster. Por ello, es importante darse algún capricho, pero también pensar en el ahorro como “consumo en diferido, es decir, la posibilidad que tenemos de consumir a lo largo de nuestra vida”.

El método de Harv Eker

Es otro de los sistemas de ahorro más conocidos, y se basa de igual manera en dividir los ingresos en distintos aspectos.

En esta ocasión se propone destinar un 50- 60% de los ingresos a gastos del día a día; un 10% a inversión; un 10% para educación; y un 10% para ahorro; y destinar el resto a obras benéficas. De esta forma, se puede disponer de unas finanzas personales saneadas sin renunciar a nada y ahorrar, de media, entre 1.000 y 2.000 euros al año con un ingreso anual de 20.000 euros.

Puede interesarte: El método de Harv Eker o cómo ahorrar por porcentajes


El método Bullet Journal

Nunca se debe subestimar el poder del orden en el día a día. Este método anima a apuntar todos los movimientos financieros, tanto ingresos como gastos, fijándose un objetivo de ahorro al inicio de entre el 5% y el 20% según las capacidades de cada persona.

Por supuesto, este proceso puede hacerse hoy en día de forma digital. Existen aplicaciones específicas al respecto, y la propia app del banco será de gran ayuda a la hora de llevar a cabo ese control.

Puede interesarte: El Método Bullet Journal: ahorrar y diversificar de manera analógica


La Teoría de los Cubos

Se trata de una estrategia de ahorro en la que se destina el capital a inversiones que ayuden a alcanzar los objetivos vitales a largo plazo.

Hoy en día, existen facilidades para realizar este tipo de inversiones que, al mismo tiempo, ayudará a incrementar de forma notable ese ‘colchón’ financiero destinado a imprevistos o a planes de futuro, como la compra de una vivienda o la jubilación.

Puede interesarte: La Teoría de los Cubos de Thomas Corley: cómo es posible ahorrar y diversificar a la vez


¿En qué invertir el ahorro?

En materia de inversiones, “lo que se ahorra durante los primeros 20 años de vida laboral supone el doble de lo ahorrado en los últimos 20 años”, asegura Valero. Esto se debe al interés compuesto, es decir, el hecho de capitalizar los intereses que se generan a base de operaciones financieras o cualquier otro activo. Por ello, dedicar una parte de la partida mensual al ahorro a largo plazo es más efectivo que hacer grandes acopios en momentos puntuales.

Para asegurar ese hecho, existen fondos de diversa índole que aportan liquidez en el futuro y, al mismo tiempo, generan ciertos tipos de rentabilidad que ayudarán a que el dinero no pierda valor.

Puede interesarte: Las aportaciones periódicas y el ahorro inteligente

Fotografía de Ricardo Gomez Angel en Unsplash
-Categorías y etiquetas-
up