movi-image-elpais-preparar-final-ano-1
Envíanos sugerencias
Ahorro
Solo unos minutos de tu tiempo

¿Cómo preparar el final de año para aligerar la carga fiscal?

Tue Dec 29 13:22:16 CET 2020

Particulares, pymes y autónomos pueden beneficiarse de tipos impositivos más bajos o desgravarse cuantías mayores antes de que entren en vigor las medidas aprobadas para 2021

Termina este 2020 y también lo hace su correspondiente ejercicio fiscal. El 1 de enero se presenta con unos nuevos Presupuestos Generales del Estado (PGE) que traen cambios en materia impositiva. Antes de que la reforma se haga efectiva, particulares, pymes y autónomos pueden aprovechar ciertas desgravaciones fiscales.

“Aunque se ha hablado mucho sobre las medidas fiscales de los PGE, el grueso va encaminado a grandes empresas”, puntualiza Sergio Peña, profesor de fiscalidad en la Deusto Business School. “Si bien es cierto que en el pacto de Gobierno se preveía una bajada del tipo impositivo de las pymes del 25% al 23%, esto finalmente no ha quedado recogido”, explica.

En lo que respecta a los planes de pensiones, los nuevos presupuestos generales buscan potenciar los planes de empleo (promovidos por las empresas para sus trabajadores) por lo que el tope aumentará de los 8.000 euros a los 10.000 euros; mientras que los planes de pensiones individuales sufrirán una reducción del límite de las aportaciones de los 8.000 euros a los 2.000 euros.

Esto afectará, evidentemente, a los trabajadores por cuenta propia que, al no tener acceso a los planes de empleo, verán limitadas sus opciones de desgravación en 2021, que no podrán superar los 2.000 euros de los planes individuales.

Ante esta situación, Esther Pichardo, directora de Ahorro y Pensiones de BanSabadell Vida y Pensiones, ofrece unas pautas a los autónomos: “Antes de cerrar el año, lo recomendable es que intenten anticipar —lo máximo que puedan y que su economía les permita— las aportaciones a su plan de pensiones individual”. Todo lo que puedan avanzar este año de ahorro y de aportaciones les permitirá desgravar un importe que el año que viene no será posible. El Gobierno tiene previsto crear el Fondo de Promoción Estatal, un plan de pensiones para los colectivos que no tengan acceso al plan de empresa, pero no se prevé que esté listo hasta dentro de al menos un año.

Otra de las novedades que llega con los PGE y que afecta a las personas físicas y a los autónomos es el incremento de dos puntos porcentuales en la base imponible general para las rentas de más de 300.000 euros. “Si hay autónomos que prevén tener rentas superiores a ese importe pueden anticiparlas a este año para que no les afecte el incremento”, recomienda Peña.

En cuanto a las pymes, los nuevos PGE incluyen una limitación a la exención por doble imposición de dividendos y plusvalías del 5%. “Cuando una sociedad tiene un resultado positivo o un beneficio y reparte un dividendo a su matriz, ese dividendo estaba exento el 100% si se cumplían determinados requisitos”, explica Peña. “Antes de que finalice el año conviene que las filiales repartan dividendos porque así podrán aplicar la exención por la totalidad. A partir de 2021 solo podrá aplicar la exención por un 95%”, puntualiza Irene Yebra, profesora de INEAF Business School.

Otras deducciones

La reducción del límite de las deducciones a los planes de pensiones individuales, que pasa de los 8.000 euros a los 2.000 euros anuales, afecta a las personas físicas. También se reduce el límite a las aportaciones de los planes de pensiones del cónyuge. Si este no obtenía rendimientos del trabajo o de otras actividades económicas superiores a los 8.000 euros, podían desgravarse las aportaciones a su plan de pensiones hasta un máximo de 2.500 euros. Esta cantidad bajará a los 1.000 euros en 2021.

También hay novedades en cuanto a las deducciones por donativos o entidades sociales. Según el Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha), “pueden alcanzar hasta el 80% de los primeros 150 euros donados y un 35% del resto de las aportaciones, que aumenta al 40% si la cantidad donada a una misma ONG no ha disminuido en cada uno de los tres últimos años”. Igualmente gozarán de este régimen las donaciones al Tesoro Público realizadas para la financiación exclusiva de los gastos derivados de la crisis sanitaria. El máximo de la desgravación será del 35% en el caso de las empresas.

La tributación de las rentas del ahorro aumentará tres puntos porcentuales, pasando del 23% al 26%, para las cuantías superiores a 200.000 euros. Conviene adelantar estas operaciones y transmisiones a antes de que finalice el año para evitar así una tributación mayor en 2021.

Fotografía de insung yoon en Unsplash
-Categorías y etiquetas-
up