Cómo mide el banco mi solvencia económica al pedir una hipoteca
Envíanos sugerencias
Vivienda
4 min de tu tiempo

¿Cómo mide el banco mi solvencia económica al pedir una hipoteca?

19/04/2022

La entidad bancaria solicita al cliente ciertos documentos que acreditan su situación económica, como el nivel de ingresos o ahorros, y personal, como la edad.

A la hora de pedir una hipoteca, la solvencia económica del futuro propietario es el principal factor que tiene en cuenta la entidad bancaria para conceder el préstamo. Para ello, el banco solicita al comprador de la vivienda una serie de documentación que acredite esta solvencia y que demuestre la capacidad del titular para devolver el capital prestado en un determinado plazo de tiempo. En este punto, suelen surgir preguntas cómo qué aspectos considera la entidad para medir la solvencia económica o si es posible mejorarla.

Los factores que determinan la solvencia económica

  • El nivel de ingresos. La capacidad de generar ingresos es uno de los puntos más importantes para determinar la solvencia económica de una persona. Para ello, es necesario entregar al banco una copia del contrato laboral así como las tres últimas nóminas. En el caso de que solicite la hipoteca un autónomo, se deben presentar los documentos que acrediten la estabilidad del negocio y, sobre todo, el rendimiento futuro. Los expertos recomiendan que la cuota mensual de la hipoteca no supere el 30% de los ingresos, para que la salud financiera del futuro propietario no se vea comprometida.
  • El nivel de ahorro. Teniendo en cuenta que los bancos ofrecen una financiación, como máximo, del 80% del valor de compra o de tasación de la vivienda, es necesario contar con un ahorro cercano al 35%, que aglutina el 20% restante del precio de la adquisición y entre el 10% y el 15% correspondiente a los gastos asociados a la compra de la vivienda.
  • El historial crediticio. Además, se tiene en consideración si el solicitante tiene contratados otros préstamos o productos financieros. Tal y como indica Laura Forradellas, especialista en hipotecas de Banco Sabadell de Sant Cugat, “la suma de estos pagos más el de la cuota mensual de la hipoteca no puede sobrepasar el 35% de los ingresos mensuales. En el caso de que se sobrepase este 35%, se puede alargar el plazo de la hipoteca para que la cuota se ajuste y así no superar el ratio de endeudamiento”. Asimismo, la entidad bancaria tiene en cuenta si estas deudas se han pagado según las condiciones acordadas con los prestatarios.

 

 
  • La situación personal. La edad y la situación personal son también relevantes a la hora de estudiar la solvencia económica. No existe una edad máxima fijada para pedir una hipoteca, pero los bancos aconsejan que el cliente no supere los 75 años de edad en el momento de terminar de pagar el préstamo y que el plazo de amortización no supere los 30 años. En cuanto a la situación personal, influyen tanto el estado civil de la persona solicitante como si tiene personas a su cargo.

Puede interesarte: descubre con este simulador la cuota y el tipo de hipoteca recomendados según tus necesidades

Para analizar toda esta documentación la entidad hace uso del scoring bancario. Se trata de un programa informático que, a través de algoritmos realiza un análisis de riesgo. Para algunos bancos, el resultado que ofrece esta herramienta es meramente informativo y siempre interviene un profesional en la decisión final.

¿Cómo mejorar mi solvencia económica?

El scoring bancario es una baremación estadística, esto quiere decir que los resultados varían cada vez que se añade más información. Por tanto, entregar toda la documentación necesaria para acreditar la solvencia económica es importante para que el resultado del scoring sea positivo.

Además, otro aspecto a tener en cuenta es la Central de Información de Riesgos (CIR) del Banco de España. Se trata de una base de datos pública en la que se registran los préstamos, los créditos y los avales que han ofrecido las entidades bancarias. El banco puede consultar dicho fichero para revisar el estado financiero del cliente. El solicitante puede acceder a esta lista por su cuenta y comprobar que todos los datos son correctos y anticiparse a un posible descenso en la puntuación de su solvencia.

En cualquier caso, durante todo este proceso de solicitud de una hipoteca, es fundamental contar con el asesoramiento profesional de un experto de confianza como el de la entidad bancaria, que responderá cualquier duda y podrá aconsejar lo que más conviene de acuerdo a cada situación particular.

¿Quieres que un experto te aconseje sin ningún tipo de compromiso? Déjate asesorar por un especialista.

Calcula tu hipoteca
Descubre la cuota, los gastos y cuánto te financiamos.
CALCULAR
Fotografía de cottonbro en Pexels
-Temas relacionados-
up